Cuan­do el viaje lo pue­de to­do

Magellan - - Editorial -

En uno de los ar­tícu­los de es­te mes que nos lle­va has­ta la le­ja­na y des­co­no­ci­da Gui­nea Co­nakry, Jor­di Ca­nal-So­ler nos ex­pli­ca con to­do de­ta­lle la gran aven­tu­ra y el desafío que su­pu­so po­der ac­ce­der a to­dos los per­mi­sos que se ne­ce­si­ta­ban pa­ra lle­gar al ob­je­ti­vo pre­vis­to del Mon­te Nimba. Mien­tras leía­mos lo com­pli­ca­do del pro­ce­so, he­mos re­fle­xio­na­do mu­cho so­bre la di­fi­cul­tad que re­pre­sen­ta en oca­sio­nes po­der lle­gar al des­tino desea­do. Vi­sa­dos com­pli­ca­dos que re­quie­ren me­ses de es­pe­ra, con­tro­les po­li­cia­les que des­ani­ma­rían al via­je­ro más ave­za­do; en otras oca­sio­nes va­cu­nas y con­tro­les sa­ni­ta­rios an­tes de lle­gar al país, y una lis­ta in­fi­ni­ta de “blo­quean­tes” que a pe­sar de to­do no des­ani­man al via­je­ro de­ci­di­do. La reali­dad es que el viaje lo pue­de to­do, y an­te el em­pe­ño, de­ci­sión y va­len­tía del via­je­ro de­ter­mi­na­do no exis­te na­da que lo pue­da fre­nar.

Es to­do un pri­vi­le­gio que el mun­do si­ga via­jan­do a pe­sar de que a ve­ces los as­tros se em­pe­ñan en des­a­li­near­se y es una suer­te que en Ma­ge­llan lo po­da­mos se­guir con­tan­do.

En es­te nú­me­ro nos va­mos des­de una des­co­no­ci­da zo­na de Áfri­ca, al es­pec­ta­cu­lar Ca­na­dá, ca­lle­jea­mos por la be­lla Bu­da­pest, re­co­rre­mos el exó­ti­co Ja­pón y aca­ba­mos en la siem­pre nos­tál­gica Por­tu­gal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.