CU­RIO­SI­DA­DES QUE TE AYU­DA­RÁN

Magellan - - Apps de Viajes -

El tras­la­do del ae­ro­puer­to

a la ciu­dad con­vie­ne ha­cer­lo en ta­xi, no es ca­ro y si vas más de una per­so­na, es lo más có­mo­do.

Mo­ne­da.

No ha­ce fal­ta cam­biar a flo­ri­nes hún­ga­ros si no quie­res. Pue­des pa­gar en to­dos los si­tios cual­quier im­por­te con la tar­je­ta. Es­to es de las co­sas que más me sor­pren­dió. Es­tá muy ex­ten­di­da es­ta for­ma de pa­go y no te mi­ran ra­ro ni te po­nen ex­cu­sas aun­que ha­gas una com­pra de unos sim­ples chi­cles.

Gas­tro­no­mía.

Co­me en res­tau­ran­tes hún­ga­ros. La gas­tro­no­mía hún­ga­ra es es­pec­ta­cu­lar y muy ba­ra­ta. Po­drás co­mer por me­nos de 10€ en si­tios ri­quí­si­mos. Apar­te de la fa­mo­sa sopa Gu­lash, es muy tí­pi­ca la sopa de maíz y las car­nes gui­sa­das con es­pe­cias y ver­du­ras. Ade­más, pue­des co­mer a cual­quier ho­ra del día. Ves a gen­te, a las 4 de la tar­de co­mien­do so­pas ca­lien­tes. Pue­de pa­re­cer ra­ro pe­ro ayu­da a que el cuer­po se re­fri­ge­re al no te­ner que gas­tar ener­gía y ayu­da en la su­do­ra­ción.

Pa­ra mo­ver­se por la ciu­dad,

exis­te la Bu­da­pest Card, y la hay de 12, 24, 48 y 72ho­ras. La com­pras y has de fir­mar­la y po­ner el día y la ho­ra por de­trás. Esa es la fe­cha que va­le si te la pi­de un re­vi­sor. Ojo, en los au­to­bu­ses y tro­le­bu­ses no se pi­ca nin­gu­na tar­je­ta.

Ocio.

Si tie­nes tiem­po, dis­fru­ta de al­guno de los mu­chos bal­nea­rios que hay en la ciu­dad. Eso sí, si vais en pa­re­ja o gru­po, ase­gu­raos de que es un ba­ño mix­to. Ge­llert y Szé­che­ni los más em­ble­má­ti­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.