La is­la del ve­rano eterno

Una guía de to­do lo que el via­je­ro no de­be­ría per­der­se en un re­co­rri­do por la be­lla y vol­cá­ni­ca Lan­za­ro­te

Magellan - - Sumario - TEXTO Y FOTOS GUILLEM SE­RRA ALMANSA

Una guía de to­do lo que el via­je­ro no de­be­ría per­der­se en un re­co­rri­do por la be­lla y vol­cá­ni­ca Lan­za­ro­te.

El vai­vén de las olas com­po­nen una ban­da so­no­ra mag­né­ti­ca. Cie­rras los ojos, re­po­san­do so­bre la cla­ra are­na se­do­sa, y dis­fru­tas del na­da por ha­cer. El ca­lor del sol te abra­za y la bri­sa ma­ri­na aca­ri­cia tu piel. Al fin te in­cor­po­ras y des­cu­bres an­te ti una pla­ya pa­ra­di­sia­ca, do­mi­na­da por el agua tur­que­sa al fren­te y el is­lo­te del Mon­te Cla­ra de­trás. El am­bien­te in­vi­ta al na­do y avan­zas has­ta la ori­lla pa­ra mo­jar­te los pies. Flo­tas bo­ca arri­ba mi­ran­do al cie­lo, se­reno y azul, y, por un se­gun­do, te ol­vi­das de que es in­vierno y no has sa­li­do de Es­pa­ña.

Cual­quie­ra que des­per­ta­se en La Gra­cio­sa sin re­cuer­dos re­cien­tes cree­ría ha­llar­se en el Ca­ri­be. La ve­ci­na de Lan­za­ro­te, en el ar­chi­pié­la­go ca­na­rio, es la jo­ya de un des­tino po­pu­lar por su cli­ma tro­pi­cal, con tem­pe­ra­tu­ras que so­bre­pa­san los 20 gra­dos to­do el año. Los pue­blos blan­cos, el pai­sa­je vol­cá­ni­co y las ac­ti­vi­da­des de­por­ti­vas con­for­man una is­la tan atrac­ti­va co­mo es­pe­cial. El surf por ban­de­ra, las pa­pas con mo­jo de guar­ni­ción y mon­to­nes de ma­ra­vi­llas que es­pe­ran tu vi­si­ta. Te cuen­to qué ver y ha­cer en la tie­rra de Cé­sar Man­ri­que.

LA CUE­VA DE LOS VER­DES

Lan­za­ro­te es­con­de un se­cre­to sub­te­rrá­neo. En las en­tra­ñas del vol­cán La Co­ro­na se en­cuen­tra la Cue­va de los Ver­des, una in­men­sa gru­ta con un in­te­rior tan apa­sio­nan­te co­mo má­gi­co. Apa­sio­nan­te por su his­to­ria: un tu­bo vol­cá­ni­co for­ma­do ha­ce 5.000 años y que sir­vió de re­fu­gio pa­ra la po­bla­ción lo­cal fren­te a los ata­ques de los cor­sa­rios ber­be­ris­cos en los si­glos XVI y XVII. Má­gi­co por su in­te­rior: aden­trar­se en sus tú­ne­les es vi­vir una de aque­llas aven­tu­ras ver­ne­sia­nas que cual­quier ex­plo­ra­dor quie­re pre­sen­ciar. Un via­je al cen­tro de la Tie­rra sin mas­to­don­tes ni bos­ques de hon­gos gi­gan­tes, pe­ro con un re­co­rri­do de un ki­ló­me­tro abier­to al pú­bli­co de ga­le­ría su­per­pues­tas, con subidas y ba­ja­das, ca­vi­da­des in­fi­ni­tas, pa­re­des que cam­bian de co­lor se­gún la luz e im­po­nen­tes pai­sa­jes ro­co­sos.

SURFEAR EN FA­MA­RA

Ca­le­ta de Fa­ma­ra es la ca­pi­tal del surf en la is­la. Aquí en­con­tra­rás las me­jo­res es­cue­las pa­ra ini­ciar­te en es­te de­por­te y en los al­re­de­do­res las me­jo­res pla­yas pa­ra prac­ti­car­lo, des­de zo­nas cal­ma­das pa­ra prin­ci­pian­tes has­ta fac­to­rías de bue­nas olas pa­ra ex­per­tos. La blan­cu­ra de las ca­sas y las ca­las fren­te al Ris­co tam­bién con­vier­ten es­ta lo­ca­li­dad ca­na­ria en una vi­si­ta im­pres­cin­di­ble pa­ra el via­je­ro.

EL JAR­DÍN DEL CAC­TUS

¿Te ima­gi­nas an­dar en­tre 7.200 ejem­pla­res de más de 10.000 es­pe­cies de cac­tus? Es po­si­ble en la úl­ti­ma crea­ción del ar­tis­ta lo­cal Cé­sar Man­ri­que, una in­ter­ven­ción ar­qui­tec­tó­ni­ca don­de la na­tu­ra­le­za se fun­de con el ar­te.

PLA­YA CA­LE­TÓN BLAN­CO

Es­ta pe­que­ña ca­la, cer­ca­na al pue­blo pes­que­ro de Ór­zo­la, es una pis­ci­na na­tu­ral de are­na blan­ca y aguas cris­ta­li­nas. Una ma­ra­vi­lla sal­pi­ca­da de ro­cas vol­cá­ni­cas cu­yas for­mas

Los Her­vi­de­ros

La Cue­va de los Ver­des

Surf en Fa­ma­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.