Un cor­do­bés afin­ca­do en Es­te­po­na

Malaga Hoy - - Málaga -

Ra­fael Pier­na­gor­da na­ció en Cór­do­ba pe­ro lle­va seis años afin­ca­do en Es­te­po­na. Lle­gó a Má­la­ga por mo­ti­vos la­bo­ra­les, don­de ha desa­rro­lla­do su pro­pia em­pre­sa. Es in­ge­nie­ro in­for­má­ti­co es­pe­cia­li­za­do en compu­tación dis­tri­bui­da, lo que es­tá es­tre­cha­men­te li­ga­do con la tec­no­lo­gía block­chain, en la que lle­va for­mán­do­se y tra­ba­jan­do des­de que el año pa­sa­do se unie­ra a la Aso­cia­ción Cul­tu­ral Block­chain de Mar­be­lla jun­to a un gru­po de per­so­nas in­tere­sa­das en es­ta tec­no­lo­gía. En agos­to de es­te mis­mo año fun­dó jun­to al abo­ga­do José Co­sín, quien se en­car­ga de la par­te ju­rí­di­ca, MARS (Mar­be­lla Bu­si­ness So­ciety), la pri­me­ra So­cie­dad Au­tó­no­ma Des­cen­tra­li­za­da o so­cie­dad di­gi­tal de Es­pa­ña. net­wor­king. In­ter­cam­biá­ba­mos opi­nio­nes y dá­ba­mos char­las has­ta que a fi­na­les del año pa­sa­do or­ga­ni­za­mos el pri­mer Hac­kat­hon, un even­to de de­sa­rro­lla­do­res que se en­fo­có en la tec­no­lo­gía block­chain. A par­tir de ahí se­gui­mos f un­cio­na­do has­ta que es­te ve­rano crea­mos la pri­me­ra DAO (Or­ga­ni­za­ción Au­tó­no­ma Des­cen­tra­li­za­da), que na­ce des­de la pro­pia aso­cia­ción. Fui­mos la pri­me­ra em­pre­sa que es­ta­ble­ció to­do su es­ta­do le­gal en smart con­tracts o con­tra­tos in­te­li­gen­tes. Y así na­ció MARS (Mar­be­lla Bu­si­ness So­ciety). –¿Y a qué os de­di­cáis?

–Da­mos los ser vi­cios de los so­cios, des­de pá­gi­nas web, di­se­ño, soft­wa­re o pro­duc­tos es­pe­cí­fi­cos, así co­mo ayu­dar a otras em­pre­sas a po­ner en mar­cha la tec­no­lo­gía block­chain a tra­vés de la mo­ne­da que ellos ne­ce­si­ten. Pa­ra par­ti­ci­par los so­cios tie­nen que com­prar los to­ken, uni­da­des de va­lor, a tra­ves de Et­he­reum. Cuan­do com­pras to­kens tienes la op­ción de par­ti­ci­par di­rec­ta­me­ne­te en to­das las de­ci­sio­nes de la em­pre­sa, así co­mo los be­ne­fi­cios fu­tu­ros. Es al­go así co­mo las ac­cio­nes de una em­pre­sa. –Ade­más dan char­las y ta­lle­res. –Sí, que­re­mos que la gen­te si­ga co­no­cien­do que es­te ti­po de tec­no­lo­gía es útil y que va a cam­biar las re­glas del jue­go co­mo ya es­tá ha­cien­do. Y abri­mos la puer­ta a cual­quier per­so­na que quie­ra ve­nir a nues­tras asam­bleas pa­ra que vea lo que ha­ce­mos. La pró­xi­ma se­rá es­te lu­nes 12 de no­viem­bre en el An­da­lu­cía Lab. Ver­sa­rá so­bre las uti­li­da­des de la Or­ga­ni­za­ción Au­tó­no­ma Des­cen­tra­li­za­da, que tam­bién pue­den ser­vir pa­ra fi­nes so­cia­les co­mo pa­ra las ONG.

–¿Pa­ra cuán­do la se­gun­da edi­ción del Hac­kat­hon?

–Es­ta­mos pen­san­do que pa­ra pri­mer tri­mes­tre de 2019, en el An­da­lu­cia Lab. Nues­tro ob­je­ti­vo es que tan­to es­tu­dian­tes co­mo per­so­nas que lle­van tiem­po desa­rro­llan­do se pue­dan jun­tar y pue­dan desa­rro­llar ideas que pue­dan ayu­dar a re­co­no­cer es­te ti­po de tec­no­lo­gía.

–Han pre­sen­ta­do ale­ga­cio­nes al an­te­pro­yec­to de Ha­cien­da que di­ce que hay que de­cla­rar las ope­ra­cio­nes con Bit­coin. ¿Por qué?

–Ha­cien­da quie­re que se re­gis­tren to­das las transac­cio­nes que se ha­cen a tra­vés de block­chain y eso ten­dría sen­ti­do si to­das las transac­cio­nes tie­nen in­ter­cam­bio de va­lor, co­sa que no ocu­rre en la ma­yo­ría de las transac­cio­nes. Mu­chas de es­tas transac­cio­nes son so­lo vo­tar una pro­pues­ta, no hay in­ter­cam­bio mo­ne­ta­rio, y sin em­bar­go se­gún Ha­cien­da ten­dría­mos que re­gis­trar­lo. Ima­gí­na­te que te­ne­mos un mi­llón de tran­sa­cio­nes en un mes con va­lor ce­ro que tu­vie­ra­mos que re­gis­trar. No tie­ne sen­ti­do.

El in­ge­nie­ro in­for­má­ti­co po­sa en las ca­lles de Es­te­po­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.