Los dro­nes en lo­gís­ti­ca, ¿só­lo cues­tión de mar­ke­ting?

Manutención y Almacenaje - - Editorial -

Más allá de ti­tu­la­res que pue­den co­no­cer una cier­ta for­tu­na, los dro­nes en lo­gís­ti­ca tie­nen de mo­men­to cam­pos bien de­fi­ni­dos co­mo la en­tre­ga ur­gen­te a zo­nas de di­fí­cil ac­ce­so o en el in­te­rior de al­ma­ce­nes. Es­te es el ca­so del ser­vi­cio na­cio­nal de dro­nes que sal­va­rá el obs­tácu­lo de la úl­ti­ma mi­lla, de mo­men­to pa­ra la en­tre­ga ur­gen­te de san­gre en Ruan­da. Si bien, se pre­vé su ex­ten­sión a fár­ma­cos y va­cu­nas con el im­pul­so de un con­sor­cio in­ter­na­cio­nal for­ma­do por el fa­bri­can­te Zi­pli­ne, UPS y Ga­vi, the Vac­ci­ne Allian­ce.

Los en­sa­yos con dro­nes pa­ra el re­par­to en la úl­ti­ma mi­lla son bas­tan­te li­mi­ta­dos pe­ro tie­nen una in­ne­ga­ble re­per­cu­sión, co­mo los de Ali­ba­ba pa­ra en­tre­gar té; los de Ra­ku­ten pa­ra la en­tre­ga de pro­duc­tos a los so­cios de un club de golf en Ja­pón, o los de Ama­zon, que des­de 2015 me­jo­ra su Ama­zon Pri­me Air pa­ra re­par­tos de pro­xi­mi­dad. Jun­to a la se­gu­ri­dad, su au­to­no­mía, es otro hán­di­cap pa­ra su ex­ten­sión, pe­ro en­con­tra­mos a Fa­ce­book com­pran­do en 2014 la star­tup in­gle­sa de in­ge­nie­ría ae­ro­es­pa­cial, As­cen­ta, que cuen­ta con dro­nes pro­pul­sa­dos por ener­gía so­lar. Tam­bién Goo­gle ha pro­ba­do el re­par­to de pa­que­tes en zo­nas ais­la­das en Aus­tra­lia y Na­mi­bia, aun­que uno de sus prin­ci­pa­les ob­je­ti­vos es el de ex­ten­der in­ter­net.

En el ca­so de los ope­ra­do­res lo­gís­ti­cos, no creo que el mar­ke­ting agre­ga­do a la no­ve­dad de in­tro­du­cir tec­no­lo­gías, que no tie­nen por qué ser no­ve­do­sas, en otras áreas de ac­ti­vi­dad, sea una ra­zón de pe­so pa­ra las prue­bas con dro­nes. Si la úl­ti­ma mi­lla preo­cu­pa a re­tai­lers co­mo Ali­ba­ba o Ama­zon, que es­tán en­tran­do con fuer­za en la li­ga de los gran­des de la lo­gís­ti­ca, es­tá tam­bién en la agen­da de es­tos ope­ra­do­res. Aun­que los dro­nes se uti­li­zan en sec­to­res co­mo el agrí­co­la, etc., en el ca­so de los ope­ra­do­res, las prue­bas se li­mi­tan fun­da­men­tal­men­te al ac­ce­so a zo­nas di­fí­ci­les. Es­te es el ca­so, en­tre otros, de Co­rreos en As­tu­rias; de DHL con su par­cel­cop­ter pa­ra el en­vío de fár­ma­cos ur­gen­tes a una is­la ale­ma­na que que­da ais­la­da; de UPS en pro­yec­tos hu­ma­ni­ta­rios o los de MRW con He­mav.

De mo­men­to, pa­re­ce que las po­si­bi­li­da­des más reales de los dro­nes en lo­gís­ti­ca se ven cir­cuns­cri­tas al pe­rí­me­tro con­tro­la­do de la lo­gís­ti­ca in­ter­na, don­de tam­bién se han rea­li­za­do en­sa­yos. Es­te es el ca­so de FM Lo­gis­tic, el ope­ra­dor pio­ne­ro en la in­tro­duc­ción de nue­vas tec­no­lo­gías que ha rea­li­za­do un en­sa­yo con un dro­ne de Har­dis pa­ra in­ven­ta­riar el al­ma­cén o el de Geo­dis con Del­ta Dro­ne. Las zo­nas de los al­tos racks de es­tan­te­rías con pa­lés que pue­den es­ca­par al con­trol son un buen cam­po de ac­ción pa­ra dro­nes que pue­den fo­to­gra­fiar las eti­que­tas y man­dar la in­for­ma­ción pa­ra su pro­ce­sa­mien­to.

La tec­no­lo­gía tie­ne una par­te fun­da­men­tal que es la de en­sa­yar­la en con­di­cio­nes reales pa­ra ob­te­ner da­tos de su via­bi­li­dad o des­car­tar­la y aquí se ins­cri­ben los en­sa­yos men­cio­na­dos. El uso ma­si­vo de dro­nes en lo­gís­ti­ca de úl­ti­ma mi­lla es se­gu­ra­men­te una de las fu­tu­ras ten­den­cias tec­no­ló­gi­cas del to­do po­si­bles pe­ro al­ta­men­te im­pro­ba­bles, so­bre to­do por pro­ble­mas de se­gu­ri­dad, tal y co­mo re­fle­ja­ba el IML, Fra­nuho­fer Ins­ti­tu­te of Ma­te­rial Flow and Lo­gis­tics en su es­tu­dio “ZF Fu­tu­re Last Mi­le Lo­gis­tics 2030”, que pu­bli­ca­mos en m&a 518 y que pue­den en­con­trar tam­bién en la web.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.