Maersk ofre­ce sus ser­vi­cios en la pla­ta­for­ma di­gi­tal de Ali­ba­ba

Manutención y Almacenaje - - Soluciones - m&a

La re­cien­te alian­za fir­ma­da en­tre Maersk y Ali­ba­ba, que per­mi­te a la na­vie­ra ofer­tar sus es­pa­cios de car­ga di­rec­ta­men­te en la pla­ta­for­ma di­gi­tal del gi­gan­te chino de la dis­tri­bu­ción, Ali­ba­ba po­drá ge­ne­rar be­ne­fi­cios al sec­tor tran­si­ta­rio, en contra de lo que al­gu­nas fuen­tes de es­ta in­dus­tria se han apre­su­ra­do a ex­pre­sar, se­gún iCon­tai­ners. Jun­to al pro­vee­dor de ser­vi­cios de im­por­ta­ción/ ex­por­ta­ción, One Tou­che, los ser­vi­cios lo­gís­ti­cos van de puer­ta a puer­ta.

Ajui­cio de iCon­tai­ners, la tran­si­ta­ria 100% on­li­ne, los tran­si­ta­rios pro­por­cio­nan una ga­ma de ser­vi­cios mu­cho más am­plia que la que es­tán en dis­po­si­ción de ofre­cer las em­pre­sas na­vie­ras, co­mo adua­nas, al­ma­ce­na­je y dis­tri­bu­ción, y más ajus­ta­da a sus ne­ce­si­da­des reales. El co­fun­da­dor y di­rec­tor ge­ne­ral de iCon­tai­ners en Es­ta­dos Uni­dos, Car­los Her­nán­dez, ase­gu­ra que, las na­vie­ras to­da­vía ne­ce­si­tan a los tran­si­ta­rios por­que son sus clien­tes más im­por­tan­tes. Asi­mis­mo, si op­ta­sen por la es­tra­te­gia de ven­der di­rec­ta­men­te sus es­pa­cios a PY­MES, de­be­rían cam­biar su mo­do de tra­ba­jar y am­pliar su ga­ma de ser­vi­cios in­clu­yen­do el trans­por­te te­rres­tre, las adua­nas y el se­gu­ro.

Y Car­los Her­nán­dez aña­de, los tran­si­ta­rios en ge­ne­ral y los on­li­ne en con­cre­to usa­mos la tec­no­lo­gía pa­ra ofre­cer un ser­vi­cio in­te­gral con una apro­xi­ma­ción al clien­te. Las na­vie­ras pue­den lle­gar a ello pe­ro ne­ce­si­ta­rán no so­lo usar la tec­no­lo­gía, sino cam­biar par­te de sus pro­ce­sos. Asi­mis­mo, el mer­ca­do es enor­me y la co­la­bo­ra­ción en­tre los di­fe­ren­tes ac­to­res pue­de me­jo­rar la efi­cien­cia del sec­tor en ge­ne­ral.

Sin ol­vi­dar al­gu­nas de­bi­li­da­des del ser­vi­cio de Maersk y Ali­ba­ba

Car­los Her­nán­dez, co­fun­da­dor de iCon­tai­ners, se­ña­la que una de las prin­ci­pa­les de­bi­li­da­des del ser­vi­cio ofer­ta­do por Maersk y Ali­ba­ba, que se ha pre­sen­ta­do al mer­ca­do den­tro de OneTouch, y que per­mi­te a los car­ga­do­res chi­nos rea­li­zar re­ser­vas de en­vío on­li­ne des­de la pla­ta­for­ma de Ali­ba­ba, ra­di­ca en la obli­ga­ción im­pues­ta de pa­gar por ade­lan­ta­do un de­pó­si­to pa­ra ase­gu­rar el pre­cio de la car­ga si no se in­clu­ye una ofer­ta in­te­gral de ser­vi­cios que in­cor­po­re trans­por­te te­rres­tre, adua­nas y cier­tas ga­ran­tías en el pro­ce­so de boo­king.

Es­te va a ser se­gu­ra­men­te uno de los as­pec­tos más di­fí­ci­les de en­ten­der por el mer­ca­do. Es po­si­ble que las py­mes tran­si­jan con es­ta obli­ga­ción pa­ra ase­gu­rar­se el es­pa­cio, pe­ro di­fí­cil­men­te lo ha­rán los clien­tes más gran­des, sen­ci­lla­men­te por­que no es­tán acos­tum­bra­dos a tra­ba­jar así si no se les in­clu­ye un ser­vi­cio in­te­gral y el és­te es ex­ce­len­te. Cuan­do a al­guien se le exi­ge un pa­go por ade­lan­ta­do tie­ne que ha­ber tam­bién un be­ne­fi­cio a cam­bio en la ges­tión del ser­vi­cio in­te­gral.

Nue­va era di­gi­tal en el sec­tor ma­rí­ti­mo

La aso­cia­ción en­tre Maersk y Ali­ba­ba es el más re­cien­te mo­vi­mien­to de una lar­ga lis­ta de cam­bios que ha ex­pe­ri­men­ta­do la in­dus­tria del trans­por­te ma­rí­ti­mo en el úl­ti­mo año, y de al­gu­na ma­ne­ra in­di­ca el avan­ce hacia la era di­gi­tal de la in­dus­tria lo­gís­ti­ca y el co­mer­cio elec­tró­ni­co. Bas­te re­cor­dar que la pro­pia Ama­zon, en mar­zo de 2016, se re­gis­tró en Chi­na pa­ra fun­cio­nar co­mo un tran­si­ta­rio, y que in­clu­so ha al­qui­la­do avio­nes pa­ra ges­tio­nar sus pro­pios en­víos en Es­ta­dos Uni­dos.

La ope­ra­ción de Maersk tie­ne por ob­je­ti­vo fo­ca­li­zar­se en las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas que an­tes no es­ta­ban en su fo­co, y ga­nar con ello efi­cien­cia, lo­grar más vo­lu­men y re­du­cir sus cos­tes ope­ra­ti­vos, y to­do ello co­mo res­pues­ta a la so­bre­ca­pa­ci­dad de mer­ca­do exis­ten­te, ex­pli­ca Car­los Her­nán­dez. A su jui­cio, és­ta se­rá la pri­me­ra de otras mu­chas ope­ra­cio­nes de acer­ca­mien­to y co­la­bo­ra­ción que ve­re­mos en ade­lan­te en­tre com­pa­ñías na­vie­ras y em­pre­sas de co­mer­cio elec­tró­ni­co, e ilus­tra una nue­va ma­ne­ra de tra­ba­jar en el sec­tor del trans­por­te ma­rí­ti­mo que ter­mi­na­rá por ge­ne­ra­li­zar­se.

En el úl­ti­mo año, he­mos vis­to có­mo la tec­no­lo­gía en­tra­ba en la in­dus­tria na­vie­ra a un rit­mo cre­cien­te, y es cues­tión de tiem­po que to­do el mun­do em­pie­ce a con­fiar en la tec­no­lo­gía pa­ra abor­dar el mer­ca­do, apun­ta Car­los Her­nán­dez, quien sub­ra­ya ade­más que los mo­vi­mien­tos del mer­ca­do es­tán dan­do la ra­zón a la es­tra­te­gia y mo­de­lo em­pre­sa­rial de iCon­tai­ners, en la me­di­da en que pro­por­cio­nan a los clien­tes una so­lu­ción que les ayu­da a co­ti­zar y re­ser­var al ins­tan­te y se­guir y ras­trear la car­ga ellos mis­mos.

El si­guien­te pa­so se­rá po­der ofre­cer ser­vi­cios puer­ta a puer­ta pa­ra que la lo­gís­ti­ca se ase­me­je ca­da vez más a los ser­vi­cios de Cou­rier. Aún que­dan mu­chos pasos que dar tan­to a ni­vel tec­no­ló­gi­co co­mo de ser­vi­cio, pe­ro en iCon­tai­ners ya te­ne­mos va­rios ejem­plos en­tre di­ver­sos mer­ca­dos que de­mues­tran que es po­si­ble, opi­na Car­los Her­nán­dez.

OneTouch, Ali­ba­ba y Maersk

OneTouch es un pro­vee­dor de ser­vi­cios de im­por­ta­ción y ex­por­ta­ción afi­lia­do de Ali­ba­ba, ad­qui­ri­do por el dis­tri­buir chino en 2010. Des­de en­ton­ces, ha si­do la uni­dad de más rá­pi­do cre­ci­mien­to de Ali­ba­ba en su di­vi­sión B2B. Ali­ba­ba su­peró el pa­sa­do mes de abril a Wal­mart al con­ver­tir­se en la pla­ta­for­ma co­mer­cial más gran­de del mun­do, con unos in­gre­sos pró­xi­mos a los 16 BN$ en su ejer­ci­cio de 2016, ce­rra­do en mar­zo.

En cuan­to a Maersk, es­ta ope­ra­ción re­pre­sen­ta un pa­so más de su es­tra­te­gia pa­ra com­ba­tir la cri­sis eco­nó­mi­ca. Des­pués del co­lap­so de Han­jin Ship­ping, Maersk anun­ció su reorien­ta­ción hacia las ad­qui­si­cio­nes de em­pre­sas en vez de op­tar por en el en­car­go de nue­vos buques. A fi­na­les de 2016, anun­ció la ad­qui­si­ción de Ham­burg Süd, y jun­to con su so­cio MSC 2M, par­ti­ci­pó en una ope­ra­ción es­tra­té­gi­ca con la HMM de Co­rea del Sur.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.