Ecom­mer­ce y lo­gís­ti­ca: bus­can­do el equi­li­brio

Manutención y Almacenaje - - Escaner -

La or­ga­ni­za­ción Adi­gi­tal, que re­pre­sen­ta en Es­pa­ña a Ecom­mer­ce Eu­ro­pe, la aso­cia­ción de más de 25.000 tien­das on­li­ne eu­ro­peas, plan­tea tres pre­gun­tas a Ni­co­lás Mou­ze, Di­rec­tor de Mar­ke­ting y Ven­tas de DHL Ex­press Ibe­ria. Car­los Ca­nce­la, Con­se­je­ro De­le­ga­do de Tran­sge­sa y Cla­ra Ro­jas, Di­rec­to­ra de Mar­ke­ting de UPS Es­pa­ña y Por­tu­gal.

Adi­gi­tal.- El ecom­mer­ce en Es­pa­ña es muy po­co ex­por­ta­dor, con apro­xi­ma­da­men­te el 20% y es­to se de­be, en bue­na me­di­da, a los al­tos cos­tes del trans­por­te y dis­tri­bu­ción. ¿Qué me­di­das tie­nen pre­vis­tas pa­ra fa­vo­re­cer su ac­ti­vi­dad ex­por­ta­do­ra?

Ni­co­lás Mou­ze.- Ex­por­tar me­dian­te el ca­nal de tien­da on­li­ne re­quie­re adap­tar­se a ca­da país de des­tino en cuan­to a cul­tu­ra, idio­ma, com­pe­ten­cia lo­cal e in­ter­na­cio­nal, re­des so­cia­les e in­ver­sión SEM y SEO. Por eso, re­quie­re más in­ver­sión ini­cial y tiem­po de pre­pa­ra­ción. El cos­te del trans­por­te es só­lo un ele­men­to más que hay que te­ner en cuen­ta. En cuan­to se sa­le de la UE, a la ven­ta on­li­ne se le apli­can las mis­mas re­glas del co­mer­cio ex­te­rior en cuan­to a adua­nas, res­tric­cio­nes y trá­mi­tes ad­mi­nis­tra­ti­vos. DHL es­tá ase­so­ran­do a las pá­gi­nas web de las py­mes es­pa­ño­las en su pro­ce­so de in­ter­na­cio­na­li­za­ción. Es de­cir, por país de des­tino, por lí­nea de pro­duc­to y par­ti­da aran­ce­la­ria Ta­ric, se ana­li­za la me­jor for­ma pa­ra co­mer­cia­li­zar el pro­duc­to. Real­men­te ha­ce fal­ta rea­li­zar una pre­pa­ra­ción mi­nu­cio­sa de los cos­tes y au­to­ma­ti­zar los pro­ce­sos de ex­por­ta­ción pa­ra ser com­pe­ti­ti­vos en des­tino y con­tem­plar un sis­te­ma ágil en ca­so de de­vo­lu­cio­nes.

Car­los Ca­nce­la.- Sa­be­mos que la pro­pia Co­mu­ni­dad Eu­ro­pea ha mos­tra­do su in­te­rés por im­pul­sar el ecom­mer­ce en­tre los es­ta­dos miem­bros y es evi­den­te que exis­te mar­gen de me­jo­ra en los en­víos in­ter­na­cio­na­les. Sin em­bar­go, la ba­lan­za no pue­de in­cli­nar­se siem­pre del mis­mo la­do, ya que la exi­gen­cia de me­jo­res pre­cios tam­bién es cons­tan­te en el mer­ca­do na­cio­nal, don­de los már­ge­nes a ve­ces son inexis­ten­tes. To­da­vía no ha ha­bi­do un desa­rro­llo su­fi­cien­te co­mo pa­ra que to­dos los par­ti­ci­pan­tes ten­ga­mos una opi­nión ver­da­de­ra. Se es­tá in­vir­tien­do en pre­sen­cia y op­ti­mi­za­ción en in­ter­net; en desa­rro­llos in­ter­nos y me­jo­ras de pro­duc­to fi­nal… y pa­ra que sal­gan las cuen­tas se es­pe­ra que al­guien ba­ra­to ha­ga la en­tre­ga. Hay mu­cho ca­mino por de­lan­te en es­te sen­ti­do. Te­ne­mos que ser ca­pa­ces de apren­der jun­tos y com­par­tir ese apren­di­za­je. Una va­ria­ble fun­da­men­tal pa­ra el clien­te a la ho­ra de ha­cer el an­sia­do click fi­nal es: “Lo quie­ro aho­ra”. Per­fec­to, eso no es un pro­ble­ma. El pro­ble­ma es si es­toy dis­pues­to a pa­gar esa in­me­dia­tez.

Cla­ra Ro­jas.- Una de las me­di­das más re­cien­tes que he­mos pues­to en mar­cha en Es­pa­ña es la me­jo­ra de los tiem­pos de trán­si­to. UPS au­men­tó el vo­lu­men de ex­por­ta­cio­nes en Es­pa­ña un 10% en com­pa­ra­ción con el año an­te­rior, gra­cias a la in­ter­na­cio­na­li­za­ción de las em­pre­sas es­pa­ño­las. Los ser­vi­cios de UPS per­mi­ten a los e-tai­lers si­tua­dos en Eu­ro­pa com­pe­tir con agen­tes glo­ba­les ofre­cien­do ve­lo­ci­dad en la en­tre­ga, una red glo­bal y con­ve­nien­cia. Un pa­que­te de Eu­ro­pa se pue­de en­viar a una par­te de los EE.UU. y que lle­gué an­tes de las 9:00 de la ma­ña­na en la si­guien­te jor­na­da la­bo­ral. UPS apo­ya a los pe­que­ños ne­go­cios de Eu­ro­pa, ya que les per­mi­te ac­ce­der a una red lo­gís­ti­ca a ni­vel glo­bal, es­ca­la­ble y so­bre to­do, fia­ble.

Adi­gi­tal.- En re­la­ción con la úl­ti­ma mi­lla, ¿có­mo afron­tan las em­pre­sas del sec­tor PEC la apa­ri­ción de ini­cia­ti­vas de eco­no­mía so­cial y sos­te­ni­ble ti­po Koi­ki?

Ni­co­lás Mou­ze.- Las ini­cia­ti­vas sos­te­ni­bles co­mo Koi­ki se in­te­gran per­fec­ta­men­te en los mo­de­los de dis­tri­bu­ción, por­que apor­tan un va­lor di­fe­ren­cial im­por­tan­te, en cuan­to a la per­so­na­li­za­ción del ser­vi­cio y la sos­te­ni­bi­li­dad del mo­de­lo que ca­da vez más usua­rios es­tán pi­dien­do. DHL es uno de los part­ners de Koi­ki por­que los va­lo­res de res­pon­sa­bi­li­dad so­cial cor­po­ra­ti­va de nues­tro Gru­po con­ver­gen per­fec­ta­men­te con la vo­ca­ción de es­te mo­de­lo.

Car­los Ca­nce­la.- Son no­ve­da­des con fi­nes en­co­mia­bles. Cuan­do se ha­bla de sos­te­ni­bi­li­dad, de apo­yo a la dis­ca­pa­ci­dad, de co­la­bo­ra­ción y de pre­sen­cia en los ba­rrios, es ló­gi­co que des­pier­ten opi­nio­nes po­si­ti­vas. Aho­ra tie­nen por de­lan­te el re­to de ha­cer via­bles eco­nó­mi­ca­men­te esos pro­yec­tos.

Aun sien­do mo­vi­mien­tos in­ci­pien­tes re­sul­tan muy in­tere­san­tes. Y no des­car­to que en el futuro es­te ti­po de pro­yec­tos y las em­pre­sas con mo­de­los más con­ven­cio­na­les nos acer­que­mos pa­ra es­tu­diar vías de co­la­bo­ra­ción y es­ta­ble­cer pun­tos de con­ver­gen­cia, por­que creo que real­men­te que los hay.

Adi­gi­tal. ¿Có­mo pue­den se­guir me­jo­ran­do en efi­cien­cia las em­pre­sas del sec­tor PEC pa­ra ofre­cer ta­ri­fas ca­da vez más com­pe­ti­ti­vas a las PY­MEs del ecom­mer­ce es­pa­ñol?

Ni­co­lás Mou­ze.- Lo que de­man­dan y bus­can los usua­rios en las ofer­tas de ser­vi­cio de las pá­gi­nas web son va­lo­res de ser­vi­cio co­mo la fle­xi­bi­li­dad y fia­bi­li­dad en la en­tre­ga por un pre­cio ra­zo­na­ble. En Es­pa­ña por las cir­cuns­tan­cias del mer­ca­do, los pre­cios han al­can­za­do el sue­lo en cuan­to a en­tre­gas do­mi­ci­lia­rias y que­da pen­dien­te el desa­rro­llo de so­lu­cio­nes de en­tre­ga en pun­tos de con­ve­nien­cia, con­sig­nas au­to­má­ti­cas, que per­mi­ten me­jo­rar la pro­duc­ti­vi­dad y re­per­cu­tir­la en los cos­tes de dis­tri­bu­ción, etc..

Car­los Ca­nce­la. - To­dos de­be­mos me­jo­rar bus­can­do efi­cien­cia lo­gís­ti­ca y los me­jo­res pla­nes de op­ti­mi­za­ción que in­flu­yan en unas ta­ri­fas más com­pe­ti­ti­vas. Pe­ro in­sis­to, co­mo he di­cho an­tes, pien­so que es in­jus­to que de­mos por he­cho que la lo­gís­ti­ca es la res­pon­sa­ble del pro­ble­ma. Mi­re­mos el ne­go­cio de una for­ma mu­cho más glo­bal, des­de el pen­sa­mien­to ini­cial de crear una tien­da on li­ne has­ta la en­tre­ga de ese pro­duc­to al con­su­mi­dor. De lo con­tra­rio, el es­ce­na­rio se­rá siem­pre el mis­mo y es­te sec­tor no ter­mi­na­rá de des­pe­gar. Cla­ra Ro­jas.- Pro­por­cio­na­mos so­lu­cio­nes que mu­chas per­so­nas no aso­cian a la com­pa­ñía, co­mo la ges­tión de in­ven­ta­rio, re­pa­ra­cio­nes de pro­duc­to y de­vo­lu­cio­nes, cum­pli­mien­to de pe­di­do, di­se­ño de al­ma­cén, con­sul­to­ría de co­mer­cio in­ter­na­cio­nal, ser­vi­cios fi­nan­cie­ros, e in­clu­so im­pre­sión on­li­ne y otros ser­vi­cios re­tail. Es­te ti­po de so­lu­cio­nes ge­ne­ran un va­lor aña­di­do que pro­por­cio­nan a nues­tros clien­tes una ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va, ayu­dán­do­les a aho­rrar di­ne­ro, ser más efi­cien­tes, en­con­trar nue­vos mer­ca­dos en el ex­tran­je­ro y me­jo­rar la ex­pe­rien­cia del clien­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.