UNO pro­po­ne un Pac­to de Es­ta­do para com­pa­gi­nar la DUM con el e-co­mer­cio.

Plan A de Ma­drid, la ca­li­dad del ai­re y el des­bor­dan­te e-co­mer­cio

Manutención y Almacenaje - - Sumario - Edi Co­bas

La com­bi­na­ción del Plan A de Ma­drid por el que quie­re con­ver­tir­se en pa­ra­dig­ma de ciu­dad de mo­vi­li­dad sos­te­ni­ble y ca­li­dad del ai­re y el au­men­to del e-co­mer­cio plan­tea una ecua­ción di­fí­cil de re­sol­ver para el sec­tor de la lo­gís­ti­ca y el trans­por­te. UNO reunió a los di­fe­ren­tes im­pli­ca­dos para pro­po­ner un Pac­to de Es­ta­do con un de­cá­lo­go de par­ti­da para que uno de los ejes ver­te­bra­do­res de las ciu­da­des, la Dis­tri­bu­ción Ur­ba­na de Mer­can­cías, sea par­te de la so­lu­ción.

Las re­la­cio­nes en­tre las ciu­da­des y la dis­tri­bu­ción ur­ba­na de mer­can­cías, la DUM, han si­do co­mo mí­ni­mo com­pli­ca­das en las lar­gas his­to­rias de las ciu­da­des y de las mer­can­cías. Son co­no­ci­das las que­jas de Mar­cial y Sé­ne­ca por el rui­do de los ca­rros de las mer­can­cías en las no­ches de sus ciu­da­des ro­ma­nas. Unos si­glos más tar­de, al rui­do se le ha aña­di­do la po­lu­ción, los atas­cos... y des­de ha­ce no de­ma­sia­dos años el e-co­mer­cio, uno de los ele­men­tos más dis­rup­ti­vos de la eco­no­mía y la lo­gís­ti­ca de las úl­ti­mas dé­ca­das.

Año tras año, en Es­pa­ña las ven­tas on­li­ne re­gis­tran cre­ci­mien­tos de dos dígitos con un 16% en 2016 y con pre­vi­sio­nes de que sea su­pe­ra­do en 2017, sin ver to­da­vía el te­cho, ya que es­tá le­jos de su ma­du­rez. Ade­más, el e-co­mer­cio B2C ha da­do lu­gar a un con­su­mi­dor más ace­le­ra­do que a un clic de las com­pras, es­pe­ra re­ci­bir sus pe­di­dos en pla­zos cor­tos, pre­fe­ren­te­men­te en sus ca­sas o lu­ga­res de tra­ba­jo. Es de­cir, en su ciu­dad. Y, ade­más, a ve­ces no es­tá en casa, dan­do ori­gen a nue­vos des­pla­za­mien­tos, y con fre­cuen­cia de­vuel­ve los pro­duc­tos, mul­ti­pli­can­do los flu­jos lo­gís­ti­cos en las ciu­da­des.

Un pa­no­ra­ma com­ple­jo que pre­sio­na tan­to a la lo­gís­ti­ca, co­mo a las ciu­da­des en­fren­ta­das a pro­ble­mas de mo­vi­li­dad y con­ta­mi­na­ción, que en el ca­so de Ma­drid y otras ciu­da­des es­pa­ño­las han vis­to co­mo la UE les abría un ex­pe­dien­te san­cio­na­dor por no cum­plir con la le­gis­la­ción eu­ro­pea de 2010 de ca­li­dad del ai­re al su­pe­rar los ni­ve­les de NO2.

La res­pues­ta del go­bierno de Ma­drid se con­cre­ta­ba en la apro­ba­ción el pa­sa­do sep­tiem­bre del Plan A de Ca­li­dad del Ai­re y Cam­bio Climático, Plan A, que quie­re re­ba­jar un 23% los ni­ve­les de NO2 con 30 medidas que en dos de sus ejes prin­ci­pa­les se re­fie­ren a la mo­vi­li­dad sos­te­ni­ble y a la ges­tión ur­ba­na ba­ja en emi­sio­nes.

Los ope­ra­do­res de­ben ser par­te de la so­lu­ción

El Plan A par­te de que la prin­ci­pal fuen­te de con­ta­mi­na­ción de NO2 y par­tí­cu­las en sus­pen­sión tie­ne su ori­gen en el trá­fi­co de vehícu­los mo­to­ri­za­dos y ade­más el 53% pro­vie­nen de fuera de la ciu­dad. Dos pre­mi­sas que afec­tan a la DUM que uti­li­za vehícu­los a mo­tor de com­bus­tión con el aña­di­do del cre­ci­mien­to de las ven­tas on­li­ne y de gran­des cen­tros lo­gís­ti­cos al­re­de­dor de la ciu­dad.

Sin em­bar­go el sec­tor de la lo­gís­ti­ca y el trans­por­te quie­re ser par­te de la so­lu­ción, por lo que UNO, la Or­ga­ni­za­ción Em­pre­sa­rial de Lo­gís­ti­ca y Trans­por­te, con­vo­có en ESIC una jor­na­da so­bre la DUM, que fue muy es­pe­cial por cuan­to pro­pu­so un Pac­to de Es­ta­do para re­sol­ver la cues­tión. Ade­más, iba pre­pa­ra­do con un “De­cá­lo­go de la Dis­tri­bu­ción Ur­ba­na de Mer­can­cías y el E-Com­mer­ce” para Es­pa­ña, que pre­ten­de mar­car las ba­ses para rea­li­zar una lo­gís­ti­ca de la úl­ti­ma mi­lla, sin per­ju­di­car a nin­gún co­lec­ti­vo: las em­pre­sas de trans­por­te, las ad­mi­nis­tra­cio­nes mu­ni­ci­pa­les y los ciu­da­da­nos.

La jor­na­da es­tu­vo pre­si­di­da por el Se­cre­ta­rio de Es­ta­do de In­fra­es­truc­tu­ras, Trans­por­te y Vi­vien­da del

Mi­nis­te­rio de Fo­men­to, Ju­lio Gó­mez-Po­mar, y se pu­do es­cu­char la opinión del sec­tor lo­gís­ti­co, así co­mo de re­pre­sen­tan­tes de ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas, par­ti­dos po­lí­ti­cos y aso­cia­cio­nes pro­fe­sio­na­les. Por lo que pu­di­mos ver que­da ca­mino a re­co­rrer para sol­ven­tar la pro­ble­má­ti­ca de la DUM, o de la úl­ti­ma mi­lla, ya que mien­tras por una par­te la lo­gís­ti­ca ha en­tra­do en la ca­te­go­ría de ele­men­to cla­ve di­na­mi­za­dor de la eco­no­mía es­pa­ño­la, en pa­la­bras de Ju­lio Gó­mez-Po­mar; por otra, aun­que se es­tán pro­du­cien­do gran­des co­lap­sos en el re­par­to, per­ci­bi­mos la fal­ta de acuer­do en­tre los re­pre­sen­tan­tes del mu­ni­ci­pio

para en­ca­rar con se­rie­dad un pro­ble­ma que ata­ñe a to­dos.

¿Es­tán las ciu­da­des pre­pa­ra­das para el e-co­mer­cio?

En la jor­na­da, se evi­den­ció que la DUM si­gue en el ca­pí­tu­lo de pro­ble­mas por re­sol­ver, prin­ci­pal­men­te en la par­te ins­ti­tu­cio­nal, don­de se evi­den­cia­ron dis­cre­pan­cias y más si se atra­ve­sa­ba el Plan A de ca­li­dad del ai­re de Ma­drid. Mien­tras Ju­lio Gó­mez Po­mar, Se­cre­ta­rio de Es­ta­do de In­fra­es­truc­tu­ras, Trans­por­te y Vi­vien­da del Mi­nis­te­rio de Fo­men­to, po­nía el de­do en el con­flic­to de in­te­re­ses en­tre ope­ra­do­res lo­gís­ti­cos, Ad­mi­nis­tra­ción y usua­rios a que es­tá lle­van­do el in­cre­men­to de la dis­tri­bu­ción de mer­can­cías en las ciu­da­des con un mo­tor co­mo es el e-com­mer­ce; Juan Az­cá­ra­te, Sub­di­rec­tor ge­ne­ral de Ener­gía y Cam­bio Climático del Ayun­ta­mien­to de Ma­drid, ne­gó la dis­pa­ri­dad de ob­je­ti­vos en­tre los di­fe­ren­tes ac­to­res que in­ter­vie­nen en la lo­gís­ti­ca ur­ba­na y los ciu­da­da­nos.

Es po­si­ble que los ob­je­ti­vos no sean dis­pa­res pe­ro exis­ten dis­cre­pan­cias y po­cas coin­ci­den­cias en­tre re­pre­sen­tan­tes co­mo Jo­sé Ma­nuel Dá­vi­la, con­ce­jal del gru­po mu­ni­ci­pal so­cia­lis­ta y por­ta­voz del área de Me­dio Am­bien­te y Mo­vi­li­dad; Ser­gio Bra­ve­zo, con­ce­jal

de Ciu­da­da­nos en el Ayun­ta­mien­to de Ma­drid e In­ma­cu­la­da Sanz, Se­cre­ta­ria ge­ne­ral del Gru­po Po­pu­lar en el Ayun­ta­mien­to. Mien­tras Dá­vi­la, ha­bla­ba de la ne­ce­si­dad de abor­dar un nuevo con­cep­to de mo­vi­li­dad; Bra­ve­zo se­ña­la­ba la di­fí­cil im­plan­ta­ción de un Plan ela­bo­ra­do con da­tos no ac­tua­li­za­dos. Eso sí, es de des­ta­car la coin­ci­den­cia en la ne­ce­si­dad de se­guir tra­ba­jan­do para me­jo­rar la si­tua­ción, con­tar con los sec­to­res im­pli­ca­dos y ne­go­ciar acuer­dos que per­mi­tan el desa­rro­llo de la eco­no­mía, el re­par­to de las mer­can­cías, con la el queha­cer de los ve­ci­nos de la ciu­dad. Al fi­nal, Az­cá­ra­te re­ve­ló un as­pec­to in­tere­san­te, es­ta­mos tra­ba­jan­do en un re­gis­tro que re­fle­je las ci­fras rea­les de lo que real­men­te es, y lo que no es, el re­par­to de mer­can­cías. Es un tra­ba­jo que no pre­ten­de res­trin­gir sino sa­ber a quién real­men­te afec­tan las fu­tu­ras nor­mas que es­ta­blez­ca el Ayun­ta­mien­to de Ma­drid. Az­cá­ra­te qui­so mos­trar al sec­tor las medidas para in­te­grar la DUM en los pla­nes de mo­vi­li­dad: coor­di­na­ción, co­la­bo­ra­ción y di­gi­ta­li­za­ción que pue­de abrir nue­vos es­ce­na­rios a las ca­de­nas lo­gís­ti­cas. Tres con­cep­tos a con­cre­tar.

El Plan A de Ma­drid no es rea­lis­ta con las em­pre­sas

Tras los po­lí­ti­cos, to­ca­ba el turno a co­lec­ti­vos em­pre­sa­ria­les im­pli­ca­dos en la DUM co­mo los ope­ra­do­res lo­gís­ti­cos, y los sec­to­res re­tail y Ho­re­ca. En el ac­to, par­ti­ci­pa­ron Eduardo Ve­ga, Di­rec­tor Ge­ne­ral de ACO­TEX(Or­ga­ni­za­ción Em­pre­sa­rial del Co­mer­cio Tex­til y Com­ple­men­tos); Jo­sé Car­los Ra­món, Se­cre­ta­rio eje­cu­ti­vo de AMER (Aso­cia­ción Ma­dri­le­ña de Em­pre­sas de Restauración); Jo­sé Fe­rrer Benito, Di­rec­tor ge­ne­ral en AEDISMA (Aso­cia­ción de em­pre­sas de dis­tri­bu­ción de la co­mu­ni­dad de Ma­drid); Gon­za­lo Re­gue­ra Díaz de Te­rán, (Di­rec­tor de In­fra­es­truc­tu­ras e In­no­va­ción de Mer­ca­ma­drid); Al­ber­to Se­reno, Res­pon­sa­ble ju­rí­di­co de ACES (Aso­cia­ción Es­pa­ño­la de Ca­de­nas de Su­per­mer­ca­dos) y Da­niel La­to­rre, Di­rec­tor ge­ren­te de UNO.

Por la par­te em­pre­sa­rial, uno de los as­pec­tos más cri­ti­ca­dos al Plan A es el pla­zo para cam­biar los vehícu­los con­ta­mi­nan­tes. Las em­pre­sas no pue­den ti­rar sus vehícu­los, ¿Quién asu­me el cos­te de los 2.500 ca­mio­nes que el Plan A quie­re que ti­re­mos?, se pre­gun­ta­ba Jo­sé Fe­rrer Benito, Di­rec­tor ge­ne­ral de AEDISMA. Ade­más, Fe­rrer po­nía el fo­co en otra me­di­da de du­do­so cum­pli­mien­to, po­ner un pla­zo es­tric­to de tiem­po a la car­ga y des­car­ga en las ciu­da­des. No es una fór­mu­la ma­te­má­ti­ca, se­ña­ló Fe­rrer, cuan­do pa­ra­mos en un si­tio po­de­mos re­par­tir a uno o 12 es­ta­ble­ci­mien­tos, con nu­me­ro­sas cir­cuns­tan­cias im­pre­vi­si­bles. Si me dan un tiem­po li­mi­ta­do, me iré para no ser pe­na­li­za­do con san­cio­nes que pue­den ron­dar los 3.000 €, pe­ro ten­dré que vol­ver y el pro­ble­ma se com­pli­ca.

En es­te sen­ti­do, el Di­rec­tor ge­ren­te de UNO, Da­niel La­to­rre, es­pe­ci­fi­có la di­fe­ren­cia en­tre la DUM y la cir­cu­la­ción de mer­can­cías, no es com­pa­ra­ble. Se ne­ce­si­tan medidas ra­zo­na­bles y con­sen­sua­das que no con­vier­tan el re­par­to ur­bano en una pesadilla.

Pe­ro ¿Es­tán las ciu­da­des pre­pa­ra­das? ¿Se es­tán plan­tean­do se­ria­men­te los go­bier­nos mu­ni­ci­pa­les la bús­que­da de so­lu­cio­nes más allá de cor­tar una ca­lle o po­ner pla­zos para re­no­var flo­tas por vehícu­los me­nos con­ta­mi­nan­tes? Fue una de las pre­gun­tas que que­dó en el ai­re.

¿Es­tán los ope­ra­do­res pre­pa­ra­dos?

La mi­ra­da se di­ri­gía aho­ra a las em­pre­sas a las que UNO plan­teó

¿Có­mo afron­tan las em­pre­sas la úl­ti­ma mi­lla? Desafíos e ini­cia­ti­vas sos­te­ni­bles en la Dis­tri­bu­ción Ur­ba­na de Mer­can­cías. En una me­sa re­don­da con una par­ti­ci­pa­ción re­pre­sen­ta­ti­va co­mo Ja­vier Es­cri­bano, Di­rec­tor de trans­por­te y dis­tri­bu­ción de Co­fa­res; Ra­fael Gó­mez, Di­rec­tor ge­ne­ral Es­pa­ña de Ha­vi Lo­gis­tics, dis­tri­bui­dor de McDo­nalds; Al­mu­de­na Pé­rez, Di­rec­to­ra de Ope­ra­cio­nes de Sony; Marcelo J. Na­va­rro del Egido, ge­ren­te de Ope­ra­cio­nes Lo­gís­ti­cas del Gru­po Vips; Ma­ría Echa­va­rría, co­fun­da­do­ra de Cle­ta y Die­go La­rra­ña­ga, Di­rec­tor Uni­dad de Ne­go­cio Zo­na Cen­tro en Lo­gis­fas­hion.

Aun­que fue­ron mu­chas las ideas, los par­ti­ci­pan­tes en­fo­ca­ron por pa­ra­dig­má­ti­co días de es­trés con­su­mis­ta on­li­ne co­mo el Black Fri­day, que tan­tos pro­ble­mas ori­gi­na. A la pre­gun­ta de UNO ¿es­tán los ope­ra­do­res lo­gís­ti­cos pre­pa­ra­dos para dar sa­li­da a los mi­llo­nes de pro­duc­tos que se ten­drán que dis­tri­buir? Die­go La­rra­ña­ga, Di­rec­tor de Uni­dad de

Ne­go­cio Zo­na Cen­tro en Lo­gis­fas­hion, se­ña­ló: los ope­ra­do­res lo­gís­ti­cos no es­ta­mos pre­pa­ra­dos para asu­mir el in­cre­men­to de las mer­can­cías en ese ti­po de even­tos, ne­gar es­ta evi­den­cia es ne­gar la reali­dad. No te­ne­mos me­dios ni hu­ma­nos, ni vehícu­los su­fi­cien­tes para ha­cer en­tre­gas en pe­río­dos de tiem­po muy cor­tos.

La res­pues­ta tu­vo el asen­ti­mien­to ge­ne­ral y ape­lan­do al mo­tor de la eco­no­mía que es el e-co­mer­cio, Aran­da se­ña­ló, de poco sir­ve ven­der, si el pro­duc­to no lle­ga en tiem­po y for­ma. La lo­gís­ti­ca es des­de lue­go la res­pues­ta a la DUM y a los ne­go­cios on­li­ne.

La jor­na­da so­bre la DUM que or­ga­ni­zó UNO atra­jo a au­to­ri­da­des gu­ber­na­men­ta­les, mu­ni­ci­pa­les y a em­pre­sas im­pli­ca­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.