¿Es­tán pre­pa­ra­dos los fa­bri­can­tes para la In­dus­tria 4.0?

Re­vo­lu­ción 4.0 en la pro­duc­ción in­dus­trial

Manutención y Almacenaje - - Opinion - Sé­bas­tien Slis­ki. Ge­ne­ral Ma­na­ger Supply Chain So­lu­tions de Ze­tes

Me­jo­ras in­ter­nas, re­duc­ción de cos­tes, agi­li­dad... es la mú­si­ca de la In­dus­tria 4.0 que sue­na bien a los oí­dos de los fa­bri­can­tes, pe­ro ¿qué han con­se­gui­do has­ta aho­ra?. No mu­cho, aun­que no de­be­ría sor­pren­der­nos por­que los da­tos y la in­for­ma­ción va­lio­sa para su ca­de­na de su­mi­nis­tro no es­tá a pun­to.

La di­gi­ta­li­za­ción to­tal de los pro­ce­sos de fa­bri­ca­ción, lo que se de­no­mi­na In­dus­tria 4.0, pue­de apor­tar mu­chas ven­ta­jas, co­mo me­jo­ras in­ter­nas e in­no­va­cio­nes en la pro­duc­ción, pe­ro tam­bién re­duc­ción de cos­tes, más in­gre­sos y una ma­yor agi­li­dad. El en­gra­na­je de la In­dus­tria 4.0 se ba­sa en lí­neas ge­ne­ra­les en la ad­qui­si­ción con­ti­nua de da­tos, la dis­po­ni­bi­li­dad de co­mu­ni­ca­cio­nes de al­tas pres­ta­cio­nes y al­ta ca­pa­ci­dad de al­ma­ce­na­mien­to, pro­ce­sa­do y aná­li­sis de da­tos. Para co­no­cer la si­tua­ción de la in­dus­tria, Ze­tes en­car­gó a Sa­pio Re­search un es­tu­dio, que reali­zó en­tre 330 di­rec­ti­vos de sec­to­res ma­nu­fac­tu­re­ros de Eu­ro­pa y Su­dá­fri­ca en Agos­to de 2017. Con los re­sul­ta­dos en la mano, se po­nen de ma­ni­fies­to los re­tos a los que se en­fren­tan y el des­fa­se exis­ten­te en­tre los ob­je­ti­vos ope­ra­ti­vos y los re­sul­ta­dos.

La fal­ta de vi­si­bi­li­dad en la in­for­ma­ción es una de las di­fi­cul­ta­des para que las em­pre­sas ac­ce­dan a da­tos cla­ve en tiem­po real, y, sin em­bar­go, úni­ca­men­te el 29% de los fa­bri­can­tes en­cues­ta­dos re­co­no­cen la im­por­tan­cia de con­tar con una red de su­mi­nis­tro di­gi­tal (Di­gi­tal Supply Net­work, DSN). Ade­más, so­lo un 15 % ha im­ple­men­ta­do una red DSN y pre­vén que se­rá un es­tán­dar en el sec­tor en un pe­rio­do de cin­co años.

Otro da­to a va­lo­rar es que aun­que el 89 % de los fa­bri­can­tes afir­man que te­ner una vista úni­ca de la in­for­ma­ción es fun­da­men­tal para las ope­ra­cio­nes de la ca­de­na de su­mi­nis­tro, só­lo el 30 % tie­nen vi­si­bi­li­dad to­tal. Asi­mis­mo, los fa­bri­can­tes se­ña­lan que los pró­xi­mos me­ses se­rán de­ci­si­vos en su ob­je­ti­vo de trans­for­mar su ne­go­cio. Al­gu­nos ya es­tán lle­van­do a ca­bo cam­bios co­mo la me­jo­ra de la co­la­bo­ra­ción con los pro­vee­do­res (38%); el con­trol del ren­di­mien­to de los pro­vee­do­res (35%) o la im­plan­ta­ción de aler­tas pre­dic­ti­vas para mi­ti­gar la dis­rup­ción (34%).

Cla­ves para apro­ve­char las ven­ta­jas de la di­gi­ta­li­za­ción

Pe­ro ¿qué fac­to­res se­rán cla­ve para apro­ve­char las ven­ta­jas de la di­gi­ta­li­za­ción? En­tre los más im­por­tan­tes, es ne­ce­sa­rio crear una ca­pa de in­for­ma­ción in­te­gra­da Pe­re Ro­ca, Pre­si­den­te de la Aso­cia­ción ICIL. pro­ce­den­te de los sis­te­mas prin­ci­pa­les; así co­mo po­si­bi­li­tar la co­la­bo­ra­ción en­tre de­par­ta­men­tos y per­mi­tir el ac­ce­so a la in­for­ma­ción cla­ve en el mo­men­to opor­tuno des­de cual­quier pun­to de la ca­de­na de su­mi­nis­tro. Aun­que tam­bién es re­le­van­te fa­ci­li­tar al equi­po di­rec­ti­vo la to­ma de de­ci­sio­nes ne­ce­sa­rias para im­plan­tar la fa­bri­ca­ción ba­sa­da en la de­man­da y sa­tis­fa­cer (o in­clu­so su­pe­rar) las ex­pec­ta­ti­vas de los clien­tes.

En­tre las ven­ta­jas más evi­den­tes des­ta­can el au­men­to de la agi­li­dad; el apro­ve­cha­mien­to de las in­ver­sio­nes im­por­tan­tes en equi­pos; la re­duc­ción de los ni­ve­les de in­ven­ta­rio y la li­be­ra­ción del ca­pi­tal en stock

tro para man­te­ner la com­pe­ti­ti­vi­dad y en­trar en la In­dus­tria 4.0. Pe­ro só­lo po­drán lo­grar­lo op­ti­mi­zan­do los pro­ce­sos en­tre los sis­te­mas an­ti­guos y los nue­vos, así co­mo pro­por­cio­nan­do in­for­ma­ción va­lio­sa de fuen­tes de da­tos en tiem­po real a las prin­ci­pa­les par­tes in­tere­sa­das.

En de­fi­ni­ti­va, las em­pre­sas de­ben co­nec­tar las di­fe­ren­tes áreas in­co­ne­xas, tan­to in­ter­nas co­mo ex­ter­nas, y uni­fi­car los da­tos co­mo ba­se fun­da­men­tal para po­der lle­var a ca­bo com­pa­ra­ti­vas vá­li­das y

apo­yar la to­ma de de­ci­sio­nes acer­ta­das. La pre­sión es al­ta, pe­ro en cuan­to los fa­bri­can­tes em­pie­cen a rea­li­zar pe­que­ños cam­bios en la ca­de­na de su­mi­nis­tro y sean más proac­ti­vos, po­drán plan­tear­se la im­plan­ta­ción de la In­dus­tria 4.0 con ma­yo­res ga­ran­tías y be­ne­fi­ciar­se de to­das las ven­ta­jas que apor­ta­rá tan­to a sus em­pre­sas co­mo a sus clien­tes.

in­mo­vi­li­za­do. Para con­se­guir­lo, los fa­bri­can­tes sa­ben que es ne­ce­sa­rio ac­tuar de for­ma más rá­pi­da, exac­ta y ágil en to­da la ca­de­na de su­mi­nis-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.