TA­LEN­TO.

La ac­triz Ma­ya Thur­man-Haw­ke.

Marie Claire España - - MAYO SUMARIO -

En Jui­lliard no ad­mi­ten au­sen­cias por mo­ti­vos la­bo­ra­les. O se es­tu­dia o se tra­ba­ja. Ma­ya Thur­man-Haw­ke de­ci­dió tra­ba­jar. Y eso que sa­bía que no te­nía por qué ha­cer­lo, que "las opor­tu­ni­da­des úni­cas en la vi­da no exis­ten", que se pue­den abrir ve­re­das pa­ra llegar al mis­mo des­tino. El su­yo, di­ce, es vi­vir ro­dea­da de ar­te. Uma Thur­man e Et­han Haw­ke, sus pa­dres, la acos­tum­bra­ron en ca­sa.

Qui­so apren­der in­ter­pre­ta­ción en la es­cue­la que for­mó a Ro­bin Wi­lliams y Vio­la Da­vis. El pri­mer día de cla­se sus com­pa­ñe­ros le es­tre­cha­ban la mano y veían su ca­ra en Ins­ta­gram. El anun­cio que aca­ba­ba de es­tre­nar pa­ra All-Saints sal­ta­ba en sus cro­no­lo­gías. A Ma­ya no le in­tere­sa­ba ha­cer de mo­de­lo, pe­ro ne­ce­si­ta­ba el di­ne­ro pa­ra pa­gar el pi­so al que se ha­bía ido a vi­vir al aca­bar el co­le­gio. En su nue­va cla­se du­ró me­nos de un año. A mi­tad de cur­so le ofre­cie­ron un pa­pel en la penúltima adap­ta­ción de Mu­jer­ci­tas y de­jó la uni­ver­si­dad. La no­ve­la de Al­cott ha­bía si­do la pri­me­ra con la que ha­bía lo­gra­do, de ni­ña, sor­tear la dis­le­xia. En la mi­ni­se­rie en­car­na a Jo, la her­ma­na que es­cri­be y des­ga­rra las nor­mas de con­duc­ta so­cial. No era el pa­pel que le ha­bían asig­na­do, pe­ro du­ran­te el cas­ting Ma­ya se em­pe­ñó en leer sus lí­neas. Que­ría ser Jo por­que se sen­tía Jo. Fue­ra de lu­gar, tor­po­na, en­tre­ga­da a la li­te­ra­tu­ra. Aho­ra Ma­ya es­cri­be guio­nes de pe­lí­cu­las. Di­ce que los que le llegan apla­nan a los per­so­na­jes fe­me­ni­nos, les li­jan las aris­tas. No va a es­pe­rar a que to­dos los pa­pe­les sur­jan en for­ma de pro­pues­ta. Si no apa­re­cen, se los es­cri­be ella. En Mu­jer­ci­tas com­par­te cré­di­tos con Mi­chael Gam­bon y An­ge­la Lans­bury y en 2019 lle­ga a Haw­kins, el pue­blo de Stran­ger Things, ba­jo el nom­bre de Ro­bin. Quie­re ele­gir con cui­da­do qué ha­ce. Con sus tí­tu­los y sus ape­lli­dos. No quie­re ocul­tar los de sus pa­dres. Pa­ra qué lo iba a ha­cer. Si lo hu­bie­ra he­cho ha­bría si­do no­ti­cia que lo ha­bía he­cho.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.