En mar­cha

Maxiscooter - - Prueba -

Las di­fe­ren­cias de ta­ma­ño con el Sport son ob­vias a la vis­ta. Sin em­bar­go, cuan­do te subes, aun­que se apre­cia ese ma­yor ta­ma­ño y la di­fe­ren­cia de pe­so, es un scoo­ter ra­zo­na­ble­men­te ágil y fá­cil de mo­ver. Por su­pues­to, pa­ra mo­ver­lo en pa­ra­do na­da de pa­ta de ca­bra «por si las mos­cas»: con ella ex­ten­di­da, el scoo­ter es­tá fre­na­do y no se mue­ve. Una vez so­bre él, el es­pa­cio pa­ra el con­duc­tor es sim­ple­men­te enor­me. Por gran­de que seas, no ten­drás pro­ble­mas pa­ra en­con­trar una po­si­ción có­mo­da. Es al­go más rui­do­so de lo que de­be­ría. Y no tan­to por el ni­vel de so­ni­do, que es muy acep­ta­ble, sino por­que hay cier­ta ru­mo­ro­si­dad me­cá­ni­ca que si bien no tie­ne ma­yor im­por­tan­cia, «no que­da bien». En mar­cha es lo que pro­me­te un Touring de lu­jo, muy có­mo­do, sin vien­to en la ca­ra si no quie­res, con po­co rui­do y es­ca­sas vi­bra­cio­nes. Y lo que es más di­fí­cil en un scoo­ter de su pe­so; sin gran­des iner­cias ni ma­nías. Se mue­ve con sol­tu­ra a ba­ja ve­lo­ci­dad y es ca­paz de an­dar por ciu­dad con cier­ta sol­tu­ra, aun­que no es nin­gún ágil scoo­ter ur­bano. Es en ca­rre­te­ra don­de se dis­fru­ta de lo con­se­gui­do por BMW. Muy rá­pi­do (re­cuer­da que es­tá au­to-li­mi­ta­do a 177 km/h de ve­lo­ci­dad má­xi­ma), muy po­ten­te y es­ta­ble, es un ver­da­de­ro pla­cer con­du­cir­lo por cual­quier tipo de ca­rre­te­ra, aun­que es en las lar­gas cur­vas de au­to­pis­tas y au­to­vías don­de es ca­paz de de­mos­trar to­do su aplo­mo y co­mo­di­dad, in­clu­so a al­ta ve­lo­ci­dad. En ca­rre­te­ras re­vi­ra­das, el cambio de re­par­to de pe­sos (fun­da­men­tal­men­te el tu­yo, sen­ta­do más atrás) se ha­ce no­tar y es más di­fí­cil de me­ter en cur­vas len­tas o de cam­biar rá­pi­do de la­do que el Sport.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.