En mar­cha

Maxiscooter - - Prueba An 650 -

Na­da más acer­car­te al Burg­man 650 te das cuen­ta de que ha cam­bia­do mu­cho. Su­bir­lo o ba­jar­lo del ca­ba­lle­te cen­tral cues­ta bas­tan­te me­nos tra­ba­jo que con el an­te­rior. Al­go si­mi­lar ocu­rre a la ho­ra de mo­ver­lo en pa­ra­do: el tra­ba­jo que Su­zu­ki ha rea­li­za­do en los dis­cos del em­bra­gue no só­lo ha si­do pa­ra me­jo­rar el ro­za­mien­to y con ello el con­su­mo: a la ho­ra de em­pu­jar­lo a mo­tor pa­ra­do se no­ta y mu­cho el me­nor arras­tre del nue­vo em­bra­gue. En mar­cha se apre­cian más cam­bios. Gi­ra bien y se lle­ga bien al sue­lo. Con las sus­pen­sio­nes más fir­mes ha des­apa­re­ci­do la «blan­du­ra» an­te­rior y es más fá­cil ma­nio­brar con ella. En cuan­to au­men­tas la ve­lo­ci­dad, es­te efec­to se ha­ce más pa­ten­te y ayu­da a man­te­ner un rit­mo ele­va­do: aho­ra sí se de­ja lle­var de­pri­sa y con una con­duc­ción de­por­ti­va. Los fre­nos tam­bién se mues­tran su­fi­cien­tes y con el ABS de se­rie pue­des fre­nar muy tar­de an­tes de que en­tre en ac­ción. Es al­go más cor­to que el an­te­rior y al­go más ba­jo, pe­ro es real­men­te el nue­vo ta­ra­do de sus­pen­sio­nes, mu­cho más fir­me, el prin­ci­pal res­pon­sa­ble de es­te nue­vo com­por­ta­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.