En mar­cha}

Maxiscooter - - Comparativa -

Scoo­ter si­mi­la­res, en mu­chos as­pec­tos, pe­ro tam­bién con gran­des di­fe­ren­cias en­tre ellos. De he­cho, si te de­jas lle­var por los an­te­ce­den­tes de am­bos, lle­ga­rás a con­clu­sio­nes erró­neas. El XMax pro­ce­de de una ya lar­ga fa­mi­lia de scoo­ter con bue­na repu­tación de­por­ti­va, y el Xci­ting de una no tan lar­ga de mo­de­los eco­nó­mi­cos sin la fa­ma de los XMax. Error. El Ya­maha es un scoo­ter más fino de fun­cio­na­mien­to, dul­ce y có­mo­do. Pe­ro es el Xci­ting el más de­por­ti­vo y el que me­jor com­por­ta­mien­to pre­sen­ta en con­duc­ción rá­pi­da. Al­go si­mi­lar pa­sa cuan­do los sa­cas a au­to­pis­ta: ves la gran pan­ta­lla del Ya­maha y la pe­que­ña y de­por­ti­va cú­pu­la del Kym­co y pa­re­ce que “no va a ha­ber co­lor” en la com­pa­ra­ción. Pe­ro, en reali­dad, tras la pan­ta­lla del Ya­maha en­tra ai­re por los la­dos; no es in­có­mo­do, pe­ro se no­ta. Y al ma­ni­llar del Xci­ting apre­cias có­mo el ai­re te lle­ga a la ca­ra, pe­ro no con fuer­za. Su cú­pu­la ha­ce su tra­ba­jo y qui­ta gran par­te del ai­re, por lo que via­jas muy có­mo­da­men­te. En ciu­dad, am­bos son muy si­mi­la­res. Gran­des, ron­dan­do los 200 kg pe­ro con buen ra­dio de gi­ro y su­fi­cien­te ca­pa­ci­dad pa­ra me­ter­se en­tre co­ches, su me­jor ba­za son unos mo­to­res po­ten­tes que ha­cen que en los se­má­fo­ros re­sul­ten rá­pi­dos. El XMax, a pe­sar de que vis­to por de­trás pa­re­ce ex­ce­si­va­men­te an­cho, no pre­sen­ta mu­chos pro­ble­mas en cuan­to te acos­tum­bras, y de he­cho no es mu­cho más an­cho que el KYM­CO. En és­te lle­gas me­jor al sue­lo por ser más es­tre­cho en la zo­na de las pier­nas, pe­ro al tiem­po tie­nes sen­sa­ción de ir más al­to y más ade­lan­ta­do, lo que da sen­sa­ción de con­trol. Pe­ro el Ya­maha se lle­va prác­ti­ca­men­te tan bien co­mo el KYM­CO y a la ho­ra de apar­car y de­jar co­sas en el scoo­ter, su enor­me hue­co y su guantera con lla­ve ga­nan al KYM­CO. Al fi­nal, con am­bos agra­de­ces sa­lir de la ciu­dad. Son scoo­ter con pres­ta­cio­nes más que so­bra­das pa­ra dis­fru­tar­los en la ca­rre­te­ra. Y es el Ya­maha, en el en­torno de la au­to­vía, el que pa­re­ce más có­mo­do. Vi­bra me­nos y ha­ce me­nos rui­do. Es más sua­ve de fun­cio­na­mien­to y más blan­do de sus­pen­sio­nes y man­dos. Y no es el que el KYM­CO vi­bre o ha­ga rui­do, no. Sim­ple­men­te es me­nos dul­ce y más sport. Cla­ro, es­to en el mo­men­to en el que la ve­lo­ci­dad au­men­ta se vuel­ve una ven­ta­ja pa­ra el tai­wa­nés: más fir­me, ya pue­des lle­var­lo co­mo quie­ras que no se va a mo­ver, aun­que pi­ses al­gún ba­che, mien­tras que el Ya­maha, pa­san­do cier­tas ve­lo­ci­da­des, si lo tum­bas y pi­sas al­gu­na ra­ya o des­per­fec­to del as­fal­to os­ci­la un po­co. No lle­ga a mo­ver­se, y su­je­tán­do­lo con fir­me­za se pa­ra. Igual ocu­rre en cuan­to lle­gues a las cur­vas: KYM­CO, con dis­cos on­du­la­dos de 280 mm, pin­zas de­lan­te­ras ra­dia­les y sus­pen­sio­nes más fir­mes uni­dos a su hor­qui­lla de do­ble ti­ja y a su rue­da tra­se­ra de 14”, ha­cen que po­co a po­co el Ya­maha va­ya que­dán­do­se atrás. Ade­más, el Xci­ting per­mi­te sen­tar­se más ade­lan­ta­do, es más có­mo­do en una po­si­ción más de­por­ti­va y tie­ne más CV y par. To­do ello su­ma­do son mu­chos ar­gu­men­tos a fa­vor del KYM­CO en ca­rre­te­ra abier­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.