SO­LU­CIO­NES RAPIDAS

Te da­mos una se­rie de con­se­jos pa­ra que el día que te en­cuen­tres al­gu­na ave­ría eléc­tri­ca en tu mo­to no te su­pon­ga un do­lor de ca­be­za. Po­drás sa­ber qué le pa­sa, por ejem­plo, cuan­do no arran­que y, so­bre to­do, sa­ber có­mo ac­tuar.

Maxiscooter - - Práctico - tex­to DA­NIEL NA­VA­RRO

Tu mo­to fun­cio­na gra­cias a un he­cho fí­si­co muy sim­ple: cuan­do com­pri­mes ga­so­li­na den­tro de un es­pa­cio ce­rra­do y pro­vo­cas una chis­pa, se que­ma muy de­pri­sa li­be­ran­do una can­ti­dad de ener­gía que se trans­for­ma en mo­vi­mien­to. Por tan­to, den­tro del mo­tor, en los ci­lin­dros, ne­ce­si­tas que “coin­ci­dan” com­bus­ti­ble y chis­pa en un mo­men­to de­ter­mi­na­do, apro­xi­ma­da­men­te cuan­do el pis­tón es­tá arri­ba del to­do en su ca­rre­ra as­cen­den­te. LA GA­SO­LI­NA ES FÁ­CIL de ver por dón­de pa­sa, si lle­ga o no lle­ga, pe­ro las chis­pas son más di­fí­ci­les de per­se­guir. Es­te ti­po de ave­rías sue­len ser di­fí­ci­les de diag­nos­ti­car e in­clu­so en al­gu­nos ca­sos (un CDI, por ejem­plo), no pue­de diag­nos­ti­car­se co­mo ave­ria­do si no es po­nien­do uno nue­vo que so­lu­cio­na el pro­ble­ma, al­go que no es fá­cil de ha­cer sin gas­tar­te el di­ne­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.