En mar­cha}

Maxiscooter - - Prueba -

El TMAX es muy bo­ni­to, muy lla­ma­ti­vo y muy “lo que quie­ras”, pe­ro don­de real­men­te hay di­fe­ren­cias, don­de el TMax se con­vier­te en “al­go dis­tin­to”, es en cuan­to lo po­nes en mar­cha. Em­pe­zan­do por ver­lo en pa­ra­do, las gran­des di­fe­ren­cias en­tre es­te TMAX 530 y el an­te­rior de­ri­van de la par­te de­lan­te­ra del scoo­ter. Un nue­vo fron­tal, nue­vos es­pe­jos re­tro­vi­so­res, sis­te­ma de lla­ve de pro­xi­mi­dad y nue­vos fa­ros LED. So­bre el pa­pel, si va­mos a ana­li­zar­lo en mar­cha, se­ría la nue­va hor­qui­lla in­ver­ti­da y las nue­vas pin­zas de fre­nos de an­cla­je ra­dial las que mar­quen la di­fe­ren­cia con el an­te­rior TMax. Pe­ro, ¿es así? Lo cier­to es que hay po­cas di­fe­ren­cias. La an­te­rior ver­sión mon­ta­ba una hor­qui­lla con­ven­cio­nal, no in­ver­ti­da, con pin­zas de an­cla­je tra­di­cio­nal. Y te­nía una mag­ni­fi­ca pi­sa­da de­lan­te­ra, con muy bue­nos fre­nos de gran tac­to y po­ten­cia su­fi­cien­te. Aho­ra si­gue sien­do igual de bueno: ha­bía po­co mar­gen pa­ra me­jo­rar aquí. Por la no­che, cier­ta­men­te, los nue­vos fa­ros LED se agra­de­cen y mu­cho, pues­to que son ca­pa­ces de “ha­cer de día” lo que tie­nes por de­lan­te sin des­lum­brar al res­to de usua­rios de la vía. Los es­pe­jos, más se­pa­ra­dos de la ca­rro­ce­ría, per­mi­ten ver al­go más allá de tus pro­pios co­dos, al­go que no ocu­rría con los an­te­rio­res, pe­ro si­guen sin ser de­ma­sia­do gran­des y es­tán le­jos: no son lo me­jor que tie­ne es­te scoo­ter, aun­que son dis­cre­tos. La lla­ve nue­va trae­rá, co­mo sue­le ocu­rrir con es­tos in­ven­tos, los que la ado­ren y los que la odien: da un plus tec­no­ló­gi­co y de ga­ma alta, pe­ro apor­ta po­ca uti­li­dad (ha­ces lo mis­mo con la an­te­rior) y en ca­so de ave­ría eléc­tri­ca o, sim­ple­men­te, que ha­ya un in­hi­bi­dor de fre­cuen­cias cer­ca, te com­pli­ca­rá la vi­da. Ade­más, ocu­pas mu­cho es­pa­cio en el bol­si­llo. Por su­pues­to, en es­te ca­so es­tá bien pen­sa­do y em­plea un sis­te­ma se­cun­da­rio de arran­que en ca­so de fa­llo que em­pie­za por abrir el asien­to con el cie­rre que hay al fon­do de la guan­te­ra… y “has­ta aquí pue­do leer”, que de­cían en Un, Dos, Tres, no va­ya a ser que nos lean los ami­gos de lo ajeno... Rá­pi­do, muy es­ta­ble, no­ble y buen frenado, el TMAX es to­da una re­fe­ren­cia. Ace­le­ra al­go más que el an­te­rior 530, tam­bién gas­ta al­go más. Pe­ro no hay una di­fe­ren­cia en pres­ta­cio­nes co­mo pa­ra te­ner­la muy en cuen­ta. Una par­te de es­ta me­jo­ra pue­de ve­nir has­ta por ser dis­tin­ta uni­dad, una tem­pe­ra­tu­ra ex­te­rior más fría o unas rue­das en me­jor es­ta­do. Lle­var­lo por una ca­rre­te­ra con cur­vas es tan di­ver­ti­do co­mo cual­quier mo­to de­por­ti­va, en al­gu­nos ca­sos, con me­jor tac­to de hor­qui­lla, agi­li­dad y ra­pi­dez en cam­bios de di­rec­ción. Trans­mi­te to­do lo que ocu­rre ba­jo sus rue­das con cla­ri­dad y an­ti­ci­pa­ción. Eso per­mi­te lle­var­lo muy rá­pi­do y ele­var la di­ver­sión. En au­to­vía o au­to­pis­ta, ade­más, es tam­bién su­fi­cien­te­men­te ve­loz: no es el más rá­pi­do del mer­ca­do, pe­ro es más que su­fi­cien­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.