UN GOL­PE A TUS ENTRAÑAS

La ba­rri­ga es pe­li­gro­sa pa­ra tu sa­lud. Pro­té­ge­te de ella.

Men's Health (Spain) - - Este Mes - POR RICHARD LALIBERTE

La gra­sa ab­do­mi­nal es un fac­tor im­por­tan­te pa­ra la sa­lud en ge­ne­ral. Hay quien le otor­ga con­si­de­ra­ción de ór­gano. La gra­sa vis­ce­ral que da for­ma a un mi­che­lín o, peor aún, a una ba­rri­ga cer­ve­ce­ra no es una ma­sa iner­te. Se­gún pa­re­ce, es bio­ló­gi­ca­men­te ac­ti­va, pro­du­ce hor­mo­nas y po­dría in­cre­men­tar el ries­go de pro­ble­mas me­ta­bó­li­cos. Más te va­le que no se des­bor­de...

Es­to es mo­ti­vo de hon­da preo­cu­pa­ción pa­ra ese 17% de hom­bres es­pa­ño­les que en­tran en la ca­te­go­ría de obe­sos, es de­cir, que tie­nen un ín­di­ce de ma­sa cor­po­ral (IMC) igual o su­pe­rior a 30. Y tam­bién de­be­ría in­quie­tar al 36% de hom­bres con so­bre­pe­so, que tie­nen un IMC com­pren­di­do en­tre 25 y 29,9. Pe­ro es que los hom­bres un po­co en­tra­dos en car­nes (in­clui­dos gor­di­fla­cos, fo­fi­sa­nos y pue­de que tú mis­mo) tam­bién es­tán en si­tua­ción de ries­go. Un es­tu­dio re­cien­te de la Clí­ni­ca Ma­yo re­ve­la que los hom­bres con un IMC nor­mal (en­tre 18,5 y 24,9) pe­ro que acu­mu­lan gra­sa ab­do­mi­nal tie­nen una pro­ba­bi­li­dad has­ta cua­tro ve­ces más al­ta de pa­de­cer tras­tor­nos me­ta­bó­li­cos. No se sa­be por qué al­gu­nas per­so­nas al­ma­ce­nan la gra­sa en de­pó­si­tos vis­ce­ra­les, pe­ro sí se sa­be que exis­ten in­fluen­cias ge­né­ti­cas y hor­mo­na­les.

Mien­tras los in­ves­ti­ga­do­res apren­den más so­bre la gra­sa, tam­bién es­tán des­cu­brien­do nue­vas for­mas de com­ba­tir­la. Se­gún un es­tu­dio pu­bli­ca­do en la re­vis­ta Obe­sity, re­du­cir los ries­gos pa­ra la sa­lud no es tan di­fí­cil. Cuan­do los su­je­tos con un IMC nor­mal pe­ro un ex­ce­so de gra­sa per­die­ron un 5% de su pe­so, ex­pe­ri­men­ta­ron gran­des be­ne­fi­cios: la gra­sa vis­ce­ral, la to­tal y la he­pá­ti­ca dis­mi­nu­ye­ron un 11%, un 9% y un 50% res­pec­ti­va­men­te, y la sen­si­bi­li­dad a la in­su­li­na ca­yó un 26%. Si pe­sas 90 ki­los, per­der un 5% de pe­so sig­ni­fi­ca adel­ga­zar só­lo 4,5 ki­los. Es­tos cua­tro con­se­jos te lo pon­drán un po­co más fá­cil.

"Cui­da tu cuer­po: es el úni­co lu­gar que tie­nes pa­ra vi­vir".—Jo­seph Ad­di­son

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.