ANGELUS APATRIDA

Metal Hammer (Spain) - - CONTENIDO - TEXTO: DA­VID RO­DRI­GO Y CLA­RA RI­CO FO­TO­GRA­FÍA: JA­VIER BRA­GA­DO

Nue­vo dis­co pa­ra la que po­si­ble­men­te sea nues­tra ban­da más in­ter­na­cio­nal, ANGELUS APATRIDA, que nos ofre­cen un nue­vo re­don­do, otra vez de la mano de Cen­tury Me­dia, dis­pues­tos a se­guir dan­do pa­sos en una ca­rre­ra bri­llan­te. Ha­bla­mos con el gru­po en pro­fun­di­dad sobre su nue­vo dis­co y la ac­tua­li­dad del gru­po.

¿Es­te Ca­ba­ret de la Gui­llo­ti­ne es por­que ve­nís con ga­nas de cor­tar ca­be­zas?

No… no sé. La ver­dad es que se echan de me­nos las gui­llo­ti­nas a día de hoy. Mu­chos días he di­cho que no iría na­da mal una en la pla­za ma­yor, eh. To­do el mun­do ha di­cho ‘An­da que no ha­ce fal­ta que se sa­quen unas gui­llo­ti­nas’. Es lo que hay, se ríen de no­so­tros en nues­tra ca­ra… Tam­po­co es que nos que­ra­mos po­ner a cor­tar ca­be­zas li­te­ral­men­te, es to­do una me­tá­fo­ra. Un po­co por lo que nos es­tá vi­nien­do en­ci­ma y lo que va­mos a de­jar a nues­tros hi­jos. Es un po­co re­cor­dar la re­vo­lu­ción fran­ce­sa, la de­mo­cra­cia bus­ca­da por el pueblo…

Y en una de­mo­cra­cia el pueblo no tiene que te­mer al go­bierno, en to­do ca­so, de­be­ría ser al re­vés por­que es el ver­da­de­ro po­der. Siem­pre he­mos ju­ga­do con ese ti­po de te­mas de ac­tua­li­dad, jus­ti­cia so­cial, co­sas mo­ra­les, éti­cas… Y me pa­re­cía co­jo­nu­do pa­ra la por­ta­da, el tí­tu­lo. Al fin y al ca­bo, so­mos una ban­da de heavy me­tal y la vio­len­cia, la san­gre, las co­sas afi­la­das siem­pre han en­tra­do un po­co en el te­ma. La ver­dad es que no­so­tros no ha­bla­mos de dra­go­nes ni co­sas de es­tas (Ri­sas). En­ton­ces, es un po­co apro­pia­do por la si­tua­ción, es­ta­mos un po­co en­tre ‘El mun­do fe­liz’ y ‘Gran Her­mano’. Yo me acuer­do cuan­do éra­mos pe­que­ños y nues­tros abue­los ha­bla­ban de la gue­rra ci­vil y la de­pre­sión, có­mo te tra­ta­ban di­fe­ren­te se­gún quién eras o por ha­ber si­do ‘hi­jo de’… siem­pre te de­cían ‘Es­to se ha aca­ba­do y nun­ca vol­ve­rá’. Hos­tia pu­ta, es­tá aquí y lo es­ta­mos su­frien­do la gen­te de a pie. Em­pie­za por el éxo­do de ce­re­bros por las po­cas opor­tu­ni­da­des y aca­ba por re­cor­tar las li­ber­ta­des tan fun­da­men­ta­les co­mo la li­ber­tad de ex­pre­sión, co­mo la fa­mo­sa Ley Mor­da­za. Hay es­tu­dios se­rios que asu­men que nues­tra ge­ne­ra­ción es la pri­me­ra que es­tá fue­ra de gue­rras y post­gue­rras que va a vi­vir peor que la an­te­rior, esa es la reali­dad en la que nos en­con­tra­mos. Pue­des es­tar o no de acuer­do con lo que al­guien di­ga y siem­pre se di­ce lo de ‘A pa­la­bras ne­cias oí­dos sor­dos’, pero aho­ra es más bien ‘A pa­la­bras ne­cias te sa­co pe­na cri­mi­nal y, si pue­do, te me­to en la tre­na por lo que ha­yas di­cho’ y es bru­tal.

Así que na, con cui­da­di­to. El Ca­ba­ret de la Gui­llo­ti­ne es el nom­bre de un res­tau­ran­te. Sur­gió de re­me­mo­rar bas­tan­te la re­vo­lu­ción fran­ce­sa, era un si­tio don­de la gen­te iba a dis­fru­tar de unos vi­nos y to­mar unos snacks mien­tras veían una bue­na de­ca­pi­ta­ción. Ha­bía unas te­je­do­ras que se po­nían a pri­me­ra fi­la a te­jer mien­tras veían el es­pec­tácu­lo… y eso no se ha que­da­do ahí, aho­ra la gen­te va a sen­tar­se de­trás de un cris­tal a ver có­mo se mue­re un tío de una in­yec­ción le­tal. Y los fa­mo­sos y tal, mu­chas ve­ces los te­le­vi­san. El otro día vi un do­cu­men­tal que iba sobre el co­rre­dor de la muer­te y que hay una es­ta­dís­ti­ca muy al­ta de gen­te inocen­te ahí que ha muer­to, y hay ca­sos que se resuelven al ca­bo de un tiem­po y eran inocen­tes… Yo nun­ca he es­ta­do de acuer­do con la pe­na de muer­te y nun­ca lo es­ta­ré, sea gui­llo­ti­na, cá­ma­ra de gas, sea lo que sea…

Va­mos a cen­trar­nos un po­co en el dis­co ya por­que nos po­ne­mos a ha­blar y…

(Ri­sas) No, no, pero es­tá bien ha­blar un po­co de es­to por­que la ver­dad es que úl­ti­ma­men­te pa­re­ce que no pue­des de­cir na­da. Nos es­tán ca­yen­do un mon­tón de hos­tias en las re­des so­cia­les di­cién­do­nos que no nos me­ta­mos en po­lí­ti­ca, pero es que vi­ves en po­lí­ti­ca, to­do es­tá re­gi­do por la po­lí­ti­ca. Es co­mo la gen­te que di­ce ‘Ni de de­re­chas ni de iz­quier­das’… eres de de­re­chas, ‘Ni ma­chis­ta ni fe­mi­nis­ta’… eres ma­chis­ta. Eso es así. Y eso de que ‘No mez­cléis el Heavy con po­lí­ti­ca’, si es que no es mez­clar, es que son co­sas de las que se ha es­ta­do ha­blan­do to­da la pu­ta vi­da, son co­sas so­cia­les, nor­ma­les… La gen­te pien­sa que por­que nos me­ta­mos con el go­bierno, con el Par­ti­do Po­pu­lar, o por­que no es­te­mos de acuer­do con las po­lí­ti­cas res­tric­ti­vas de es­ta­dos uni­dos, o por­que di­ga­mos que los in­mi­gran­tes pa­ra no­so­tros sean per­so­nas co­mo to­do el mun­do, o que las mu­je­res tie­nen los mismos de­re­chos que los hom­bres… Pa­ra mí son co­sas de sen­ti­do co­mún, na­da que ver con po­lí­ti­ca. Si hu­bié­se­mos te­ni­do una bue­na edu­ca­ción to­dos des­de pe­que­ños, na­die du­da­ría de esas co­sas. Pero bueno, son co­sas que es bueno ha­blar­las por­que al fi­nal es eso: o es­tás con ellos o es­tás con­tra ellos. Ha lle­ga­do un pun­to en que la gen­te se to­ma la po­lí­ti­ca co­mo si fue­ra de­por­te ‘Yo soy del PP, yo soy del PSOE, yo soy de PO­DE­MOS’ co­mo el que di­ce ‘Yo soy del Ma­drid o del Be­tis’. Y ya cuan­do te en­cuen­tras a al­guien del par­ti­do con­tra­rio la gen­te se po­ne en plan ‘Fue­ra de aquí, te ex­pul­so’. Y es muy peligrosa la po­lí­ti­ca por­que la opo­si­ción de la po­lí­ti­ca… o sea, la pa­la­bra ‘opo­si­ción’ no de­be opo­ner­se al go­bierno, sino com­ple­men­tar­se. Apor­tar lo que fal­ta y que fuer­ce a que se to­men otro ti­po de de­ci­sio­nes… que esa mi­no­ría barra ma­yo­ría que no que­da en el po­der go­ber­nan­te se vea re­pre­sen­ta­da en la to­ma de de­ci­sio­nes. To­do eso se ve re­du­ci­do a un te­ma de edu­ca­ción o in­te­li­gen­cia.

Bueno, co­mo de­cía, yen­do un po­co al te­ma del dis­co, he po­di­do es­cu­char­lo unas cua­tro o cin­co ve­ces. No me ha da­do tiem­po a es­cu­char­lo más. Me ha pa­re­ci­do un dis­co un po­co di­fe­ren­te fren­te a lo que ha­béis es­ta­do pre­sen­tan­do Angelus has­ta aho­ra. Tam­po­co es un sal­to ra­di­cal, ni os ha­béis pa­sa­do a ha­cer Hard Rock, pero sí que se no­ta una bús­que­da de otras co­sas.

Bús­que­da co­mo tal, te di­go que no, por­que nun­ca he­mos he­cho con pre­me­di­ta­ción las co­sas, siem­pre he­mos he­cho un po­co lo que que­ría­mos ha­cer. Sí que es cier­to que han pa­sa­do al­go más de 4 años des­de que se com­pu­so el Hid­den Evo­lu­tion… por­que, aun­que sa­lie­ra en enero de 2015, fue com­pues­to mar­zo – abril del 2014. Se com­pu­so un par de me­ses an­tes de en­trar en el es­tu­dio, pero lue­go se pos­pu­so el te­ma es­tu­dio has­ta abril y

lue­go se tu­vo que pos­po­ner la sa­li­da por gi­ras. En­ton­ces, en esos tres o cua­tro años nos han ocu­rri­do mo­vi­das que nos han he­cho cre­cer, que nos han he­cho me­jo­rar, co­mo nos ha ocu­rri­do con ca­da dis­co, no­so­tros mismos nos he­mos sor­pren­di­do mu­chí­si­mo de la ca­pa­ci­dad que he­mos te­ni­do a la ho­ra de com­po­ner­lo y de in­ter­pre­tar­lo lue­go.

Ade­más, hay un par o tres de te­mas que a la gen­te le van a sor­pren­der bas­tan­te.

Sí, sí. Y me jue­go el cue­llo a que cual­quier otro gru­po hu­bie­se di­cho ‘Qui­zás es­to no hay que me­ter­lo’ y no­so­tros he­mos si­do más en plan ‘Sue­na guay, pues mo­la, pues “pa­lan­te”’.

Por ejem­plo, The Die is Cast me pa­re­ce un te­ma par­ti­cu­lar y Fa­re­well tam­bién, que es un po­co más ba­la­di­ta. Es­te dis­co… A ver có­mo os vais a to­mar la com­pa­ra­ti­va… Ca­si, ca­si me pa­re­ce el ‘And Jus­ti­ce [for All]’ de Angelus.

Pues eso me pa­re­ce co­jo­nu­do. Has da­do en­ci­ma con gen­te a la que el And Jus­ti­ce le pa­re­ce un dis­ca­rro y el Black Al­bum tam­bién, lo que pa­sa que son co­sas di­fe­ren­tes, mo­men­tos di­fe­ren­tes de la vi­da. La ver­dad es que has­ta que no es­tu­vo la úl­ti­ma voz me­ti­da en ca­da te­ma no sa­bía­mos muy bien có­mo iba a ter­mi­nar el dis­co, se ha ido ha­cien­do un po­co sobre la mar­cha. Creo que con es­te dis­co nos he­mos com­pli­ca­do un po­co me­nos la vi­da y he­mos pen­sa­do un po­co me­nos en el re­sul­ta­do, en lu­gar de dar­le tan­tas vuel­tas he­mos de­ja­do lo que es­ta­ba bien. Por ejem­plo, The Die is Cast tiene un es­ti­lo muy clá­si­co, pero sin em­bar­go en el es­tri­bi­llo me­te un gi­ro com­ple­ta­men­te me­ló­di­co de Heavy Me­tal, pero es que en ese mo­men­to me ape­te­cía. Des­pués de gra­bar la can­ción y en­viar­le las pis­tas a Car­do­so, se lo di­je, ‘Sién­te­te li­bre de de­cir­me si es­to ne­ce­si­ta al­go más, otro ti­po de voz, otro ti­po de me­lo­día…’ y me di­jo ‘Nun­ca he oí­do es­ta can­ción y me pa­re­ce co­jo­nu­da’. Y he­mos in­ten­ta­do eso, ¿por qué va­mos a es­tar siem­pre for­zán­do­nos a ha­cer un And Jus­ti­ce, si no nos sa­le de pri­me­ras, eso sa­lió en su mo­men­to. Aquí sa­len te­mas di­fe­ren­tes que tam­bién tie­nen su pa­pel. Si­gue ha­bien­do ve­lo­ci­dad, si­gue ha­bien­do agre­si­vi­dad.

Sí, hay agre­si­vi­dad… O sea, es un dis­co de Th­rash Me­tal, co­mo ha si­do to­da la ca­rre­ra de Angelus, pues con otros ele­men­tos, otras co­sas que ha­béis ido aña­dien­do…

No es­tá na­da for­za­do. Creo que de to­do lo que he­mos he­cho has­ta la fe­cha, es en el que me­nos nos he­mos pa­ra­do a pen­sar en el ries­go que po­día te­ner ha­cer es­to un po­co más así o asá. Y en el que más de acuer­do he­mos es­ta­do en to­do. Tam­po­co he­mos es­ta­do dos años com­po­nien­do los te­mas, te­nía­mos ideas y tal… y al po­co de em­pe­zar a gra­bar em­pe­za­ron a sa­lir riffs, te­mas, fue co­mo una in­yec­ción de crea­ti­vi­dad co­jo­nu­da. Y gra­cias a las nue­vas tec­no­lo­gías y que ca­da uno en ca­sa ya tiene su mi­ni es­tu­dio, ca­da uno po­día es­tar ha­cien­do y al mo­men­to en­viar al otro las co­sas. Creo que nun­ca he­mos ha­bla­do de si le iba a gus­tar es­te dis­co a la gen­te, nun­ca. El es­tu­dio es­tá ahí, don­de los lo­ca­les de en­sa­yo, y al­gún co­le­ga ve­nía a to­mar al­go y le po­nía­mos ‘Mi­ra, mi­ra, a ver qué te pa­re­ce es­to, es­cu­cha’ y de­cían ‘Hos­tia, Gui­lle, no pa­re­ces tú, qué voz más gua­pa’.

Ese va a ser el pri­mer de­ta­lle en el que la gen­te se fi­je en es­te dis­co, ¿no? Las di­fe­ren­tes tex­tu­ras que abor­das con la voz en es­te tra­ba­jo, las dis­tin­tas for­mas de acer­car­se a la ex­pre­sión vo­cal que no ha­bías te­ni­do en otros dis­cos.

Cla­ro, me ale­gro mu­cho de que ha­ya ocu­rri­do es­to por­que an­tes yo no po­día can­tar así. De­jé de fu­mar ha­ce un año y tres me­ses, y nos que­da­mos muy im­pre­sio­na­dos con la voz, con có­mo ha­bía cam­bia­do: ha­go más agu­dos, la voz ha re­cu­pe­ra­do cuer­po que yo no sa­bía que te­nía por­que yo lle­va­ba fu­man­do mu­chí­si­mos años. De he­cho, cam­bia­mos los plan­tea­mien­tos de voz en las can­cio­nes por­que yo ya co­no­cía mis li­mi­ta­cio­nes y cuan­do ti­ré a can­tar di­je ‘Ti­ra arri­ba, ti­ra arri­ba’, vi que po­día ha­cer­lo me­jor. Eso ha cam­bia­do mu­cho el con­cep­to. Pa­ra mí es pa­ra me­jor, des­de lue­go.

A mí tam­bién me ha pa­re­ci­do que a me­jor. Es una de las pri­me­ras co­sas que no­tas en el dis­co, sin em­bar­go, pa­ra mí, ha si­do muy sor­pren­den­te el en­fo­que de las gui­ta­rras… es co­mo di­fe­ren­te, es­pe­cial­men­te en Martyrs of Chica­go que me ha so­na­do un po­co más gra­ve.

Qui­zás al­gún acor­de, pero no sé. La voz en el te­ma cin­co sí que me ape­te­cía ha­cer­la un po­co más gra­ve, no la que sue­lo ha­cer que siem­pre va un tono por en­ci­ma, me ape­te­cía ha­cer­la así y la ver­dad, pa­re­ce que es­ta­mos to­can­do en una afi­na­ción más gra­ve, pero es exac­ta­men­te la mis­ma, es Mi Be­mol. De he­cho, en Gi­ve ’em War si que hay dos can­cio­nes que es­tán en Re, pero nun­ca más he­mos cam­bia­do.

Es muy cu­rio­so que lo di­gas por­que sí que los dos úl­ti­mos te­mas me so­na­ban más gra­ves.

No, no, pa­ra na­da. Me gus­ta que lo di­gas por­que lo veo co­mo al­go bueno.

No es na­da ni bueno, ni ma­lo. To­das las co­sas que se aña­dan y den ri­que­za mu­si­cal a un gru­po siem­pre son bue­nas. Lue­go ca­da cual que le dé su in­ter­pre­ta­ción per­so­nal o lo que le dé la ga­na. Co­mo yo soy om­ní­vo­ro mu­si­cal… si sue­na bien, sue­na bien.

Pues que va, a par­te, la es­truc­tu­ra de Martyrs es su­per sen­ci­lla. Em­pie­za con Do… ¿no? [can­ta] y lue­go se va a Mi [can­ta]. Mi­ra que hay otros te­mas en los que he­mos usa­do un ba­jo más gra­ve con otro ti­po de cuer­das y pa­ra es­te te­ma hu­bié­se­mos que­ri­do, pero es que se nos ol­vi­dó (ri­sas) y se que­da así al fi­nal.

Qui­zás tam­bién es el te­ma de la voz que ha con­se­gui­do que el con­jun­to sue­ne más com­pac­to, no sé o igual ten­go el oí­do ya sa­tu­ra­do (Ríe)

Es co­mo lo de la ba­la­da que de­cías an­tes, es al­go que siem­pre ha­bía­mos que­ri­do ha­cer, pero no nos sa­lía na­tu­ral. Los in­ten­tos de ba­la­da aca­ba­ban con­vir­tién­do­se en la in­tro y al fi­nal lo he­mos con­se­gui­do, nos ha que­da­do una can­ción épi­ca. Me re­cuer­da a las ba­la­das de las gran­des ban­das… co­mo el Fa­de to Black, Ce­men­tery Ga­tes… Es un po­co en ese plan, co­mo las ba­la­das de An­nihi­la­tor… Y me­jor te­ma que tiene esa can­ción que va de un buen ami­go que nos de­jó ha­ce tiem­po y ha que­da­do bas­tan­te gran­de.

Es­te es el sex­to dis­co de Angelus, cuar­to con Cen­tury Me­dia. Ya prác­ti­ca­men­te ver Angelus co­mo una ban­da na­cio­nal es por­que sois de aquí, por­que te­néis bas­tan­te pro­yec­ción in­ter­na­cio­nal hoy en día.

Sí, nues­tra ma­ne­ra de tra­ba­jar des­de ha­ce ya ocho años es in­ter­na­cio­nal. No so­lo por es­tar con Cen­tury, no­so­tros no so­lo tra­ba­ja­mos en Es­pa­ña, sino que tam­bién ha­ce­mos el res­to del mun­do… Pero va­mos, que so­mos una ban­da na­cio­nal, de­pen­de del es­pe­jo con el que se mi­re, tam­po­co creo que sea na­da ma­lo.

Tam­po­co lo di­go co­mo al­go ma­lo. Pero, por ejem­plo, pa­re­ce que las ban­das na­cio­na­les lo tie­nen más jo­di­do a la ho­ra de con­se­guir es­pa­cio en fes­ti­va­les.

Sí, aun­que no­so­tros te­ne­mos los pies en la tie­rra y sa­be­mos dón­de te­ne­mos que es­tar. El mer­ca­do es el mer­ca­do y la pe­la es la pe­la, no pue­des es­tar ven­dien­do hu­mo. No­so­tros so­mos cons­cien­tes de dón­de es­ta­mos, que Cen­tury Me­dia es­té con­fian­do en no­so­tros no sig­ni­fi­ca que sea­mos más que na­die. Las ci­fras son las ci­fras y los fes­ti­va­les son un ne­go­cio tam­bién.

La gi­ra con es­te nue­vo tra­ba­jo… ¿qué os ha­béis plan­tea­do? ¿Em­pe­záis por Eu­ro­pa, por Es­pa­ña? ¿Qué vais a ha­cer?

Em­pe­zar, em­pe­zar, em­pe­za­mos en el Viña Rock. El dis­co sa­le el cua­tro de ma­yo y el mis­mo día em­pe­za­mos la gi­ra por Eu­ro­pa en un fes­ti­val de Th­rash en Ale­ma­nia. De he­cho, va­mos a pa­sar to­do el mes de ma­yo con Ske­le­tal Re­mains de Los Án­ge­les y Tra­llery de Mallorca por to­da Eu­ro­pa. Más Ale­ma­nia y Eu­ro­pa del Es­te y más ade­lan­te vol­ve­re­mos pa­ra ha­cer el res­to. Te­ne­mos eso, fes­tis es­te ve­rano, y aquí en Es­pa­ña tam­bién nos mo­la ha­cer bas­tan­tes fe­chas, lo que pa­sa que no he­mos lle­ga­do a plan­tear la gi­ra por aquí. Se es­tá ce­rran­do ya la gi­ra por La­ti­noa­mé­ri­ca tam­bién. Si con el an­te­rior he­mos lle­ga­do a es­tar has­ta 3 años de gi­ra, con es­te va­mos a es­tar igual.

¿Y Es­ta­dos Uni­dos?

Es muy com­pli­ca­do. Ya he­mos te­ni­do opor­tu­ni­dad de ir y por al­gu­na pu­tada no he­mos po­di­do. Y aho­ra que te­ne­mos com­ple­ta dis­po­ni­bi­li­dad, no lle­ga la opor­tu­ni­dad. He­mos te­ni­do al­gu­nos acer­ca­mien­tos, pero por al­gu­nas co­sas o por otras…

No ha ter­mi­na­do de cua­jar.

No, nos gus­ta­ría ir, pero no nos gus­ta ha­cer las co­sas así. Cuan­do he­mos ido a La­ti­noa­mé­ri­ca ha si­do pa­ra ha­cer­lo bien. Ya que vas, lo ha­ces bien. Igual que en Asia y to­do eso. Y si fué­ra­mos a Es­ta­dos Uni­dos, ni que fue­ra ha­cer la cos­ta Oes­te o la Es­te… O las dos, in­clu­so el cen­tro… Pero, por lo me­nos, ha­cer al­go gua­po. Es muy di­fí­cil. Yo no sé có­mo lo ha­cen las ban­das que ha­cen po­cas fe­chas por­que, por lo que ten­go en­ten­di­do, es­tá muy jo­di­do el te­ma vi­sas y tal. No po­de­mos ir a lo lo­co. Siem­pre hay al­gún co­le­ga, por ejem­plo, Ha­vok. Que Da­vid siem­pre nos di­ce que cuan­do en­cuen­tre una opor­tu­ni­dad en con­di­cio­nes nos pa­se­mos por allí, lo in­ten­tan, pero es…

O al­gún fes­ti­val o al­go…

Sí, pero des­de allí que mues­tren el in­te­rés y tal pa­ra po­der lle­var­nos y lle­gar a un acuer­do. Ne­ce­si­ta­mos un po­co el in­te­rés de un pro­mo­tor o una ban­da to­cha pa­ra que ocu­rra.

Co­mo im­pre­sión per­so­nal, los dis­cos de Angelus siem­pre me han pa­re­ci­do… muy dis­co, muy pack. Hay can­cio­nes que des­ta­can más y eso se no­ta en los di­rec­tos, pero tú es­cu­chas el dis­co de prin­ci­pio a fin y no sue­le so­brar­te, ni fal­tar­te nin­gún te­ma. Son dis­cos bien mon­ta­dos co­mo ál­bum. Es­to lo sa­co a co­la­ción por­que úl­ti­ma­men­te me gus­ta pre­gun­tar sobre las pla­ta­for­mas de strea­ming, que pro­mue­ven lo que vie­ne sien­do la cul­tu­ra del sin­gle, más que del dis­co com­ple­to ¿qué im­pre­sión te­néis vo­so­tros de es­tas pla­ta­for­mas?

Yo creo que se es­tá em­pe­zan­do aho­ra a sa­ber apro­ve­char las pla­ta­for­mas ti­po Spo­tify co­mo al­go muy pro­ve­cho­so pa­ra la ban­da y el ne­go­cio. Por ejem­plo, pri­me­ro sa­cas el sin­gle, sa­cas el vi­deo­clip lue­go en Youtu­be, el ade­lan­to en Spo­tify… A mí me pa­re­ce que es co­mo tie­nen que se­guir las co­sas. Es­toy con­ten­to. Creo que lo tiene que de­ci­dir un po­co el que quie­re es­cu­char ese dis­co, esa ban­da. Si es­cu­chas el sin­gle y lue­go el dis­co es una mier­da, pues te es­cu­chas so­lo el sin­gle. A mí me gus­ta es­cu­char el dis­co en­te­ro, no sal­to can­cio­nes, una vez em­pie­zo, me pon­go has­ta la úl­ti­ma can­ción. Co­mo es un es­ti­lo que tam­po­co se dé a co­no­cer tan­to, no lo veo co­mo al­go ma­lo. Se es­tá em­pe­zan­do a ganar un po­qui­to, sal­van­do las dis­tan­cias, fren­te a eso de cuan­do éra­mos pe­que­ños, que es­tá­ba­mos co­mo ni­ños pe­que­ños es­pe­ran­do la sa­li­da del dis­co y real­men­te po­ner­te ner­vio­so. Aho­ra pue­des es­cu­char el sin­gle an­tes y ver un po­co por dón­de va a ir la co­sa.

Cla­ro, es que las co­sas co­mo se ha­cían en los 60, 70… Las ban­das no sa­ca­ban un dis­co. Sa­ca­ba 5, 6, 10 sen­ci­llos y lue­go la dis­co­grá­fi­ca ha­cía un ál­bum con eso pa­ra sa­car­le pro­ve­cho. De he­cho, hay ban­das na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les que es­tán em­pe­zan­do a fun­cio­nar así. Hay una ban­da de aquí, que lo que es­tá ha­cien­do es sa­car un sin­gle ca­da tres me­ses o así, y fun­cio­nan en sen­ci­llos. Ha­bla­ba con Leo Jiménez, ha­ce po­co tam­bién, y es­tá pen­san­do en ha­cer al­go pa­re­ci­do. Se es­tá fi­jan­do en que mu­chos te­mas de los ál­bu­mes, al fi­nal, la gen­te no los es­cu­cha, va al sin­gle e igual le sa­le más ren­ta­ble ha­cer­lo así.

Yo lo veo muy bien, es otra ma­ne­ra de acer­car­se. La ver­dad es que las ban­das, por mu­cho que ven­da­mos, a ni­ve­les así se­gu­ro que no le sa­cas el ren­di­mien­to que le sa­ca­rías a un dis­co. Si real­men­te tú pue­des ir sa­can­do ma­te­rial nue­vo pa­ra se­guir man­te­nién­do­te vi­vo y se­guir mos­tran­do tu obra… pues me pa­re­ce una idea co­jo­nu­da. A mí me mo­la lo que es­ta­mos ha­cien­do con Cen­tury Me­dia, que no es co­mo lo de an­tes. An­tes es­tre­na­bas el vi­deo­clip y ya has­ta sa­car el dis­co es­pe­ra­bas… Igual sí se subía un po­co an­tes el dis­co en strea­ming an­tes de sa­lir a la ven­ta… Pero no­so­tros he­mos sa­ca­do el pri­mer sin­gle y aho­ra, es­te mes, sa­ca­re­mos el se­gun­do con el vi­deo­clip, la por­ta­da y to­do… aun­que sea al­go di­gi­tal. El te­ma de que ha­ya vuel­to el sie­te pul­ga­das, el vi­ni­lo… creo que ha ayu­da­do mu­cho a ver el dis­co así, con otro fil­tro. Yo uso Spo­tify, pero soy fiel al vi­ni­lo, es co­mo una pie­za de co­lec­ción. Me pa­re­ce muy guay co­mo se es­tá mo­vien­do la in­dus­tria mu­si­cal aho­ra mis­mo y cru­zo los de­dos pa­ra que no vuel­van a jo­der­la los ca­bro­nes de arri­ba co­mo la jo­die­ron.

Bueno, creo que he­mos cu­bier­to el te­ma del dis­co bas­tan­te bien, pero si creéis que me he de­ja­do al­go o que­réis de­cir­le al­go a los fans…

La ver­dad es que he­mos ha­bla­do bas­tan­te de to­do lo del dis­co y… Bueno, que es­pe­ro que os gus­te y que nos ve­mos en la gi­ra… ¡Y en las pla­zas!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.