Metal Hammer (Connecor) : 2020-07-01

EDITORIAL : 23 : 23

EDITORIAL

metal hammer | 23 con “algunos garabatos de Bon y un par de pequeñas letras pero nada que te diese una idea de nada”. Angus, en una subsiguien­te entrevista explicó que “muchas de las ideas, estribillo­s, títulos y fragmentos de letras ya estaban hechos antes de la llegada de Brian”, contradici­endo a su propio hermano. Eso sí, aseguró que “no había nada de la libreta de Bon en el disco.Todo ese material fue directo a su madre y a su familia. Eran cosas personales -cartas y cosas. No habría estado bien quedárnosl­o. No era nuestro”, aseguraba Angus. Según las teorías de Fink, la deriva alcohólica y el desencanto de Bon Scott con la vida en la carretera estaban condiciona­ndo la existencia del vocalista. Su mal estado de forma en la gira americana de 1979 y su ruptura con Silver Smith terminaron de hundirle. “Una lectura de las letras de ‘Back In Black’ no da a entender que se tratase de un homenaje a Bon sino un himno al dinero, un tema favorito de las letras de Scott e incluso hace referencia­s a un Cadillac. El coche americano está referencia­do por primera vez en el tema Blues’ de ‘Powerage’, una canción que trata sobre ser pobre. ‘Back In Black’ es la secuela lógica: una canción sobre ser rico, de fortunas que se dan la vuelta”. La madre de Scott, Isa, le explicó a Vince Lovegrove en el año 2006, según una entrevista referencia­da por Fink en su libro, que “Scott siempre decía que sería un millonario. Ojalá hubiese seguido vivo para de 1979, dos meses antes de morir. Ron (su nombre real, Ronald) me dijo que estaba trabajando en el disco ‘Back in Black’ y que ese iba a si, Ron”. Lo que está claro es que, en ‘Back In Black’ todos los créditos de las canciones pertenecen a “Young, Young y Johnson”. Sin embargo, un análisis detallado de “You Shook Me All Night Long” saca a relucir frases sobre “american thighs” (muslos americanos) por parte de un vocalista que jamás había estado en Estados Unidos. Johnson se defendió en una entrevista diciendo que “en las Bahamas vi a un par de chicas americanas y eran preciosas, así que la canción era sobre lo que habría hecho si hubiese podido. Pero Bon ya lo había hecho todo”. Posteriorm­ente, en una entrevista para el “Ultimate Albums” de la cadena VH1, Johnson explicó la historia arriba mencionada sobre el espíritu que le poseyó antes de escribir esa canción a solas en los Compass Point Studios. Un biógrafo británico de la banda, el periodista Malcolm Dome, escribió en Classic Rock en el año 2005 que “personalme­nte puedo visto yo mismo algunas de estas hojas con letras. Esto sucedió un par de días antes de su muerte, en lugar llamado Music Machine en es ‘she told me to come but I was already there’”. “Puedes jugarte la vida a que Bon Scott compuso la letra de ‘You Shook Me All Night Long’”, asegura Doug Thaler, uno de los agentes de contrataci­ón de la banda en la época. “Cuando llegas a ‘For Those About To Rock’ y en adelante, las letras ya no eran tan inteligent­es. Bon tenía un estilo y Brian no podía imitarlo. Llegada la época de ‘The Razor’s Edge’ Brian ya no formaba parte del equipo de composició­n”, recuerda. Por último, un apunte hecho por Mark Gable, vocalista de la banda australian­a Choirboys en una entrevista radiofónic­a: Scott compuso las letras de “todo el disco”. En declaracio­nes a Jesse Fink para su primer libro, el músico asegura que “es algo que me ha llegado desde dentro” y que “según sé por varias personas que trabajaban en Alberts en la época en que sucedió todo esto, la realidad es que aunque Brian recibe crédito por haber compuesto las letras, los herederos de Bon Scott reciben una tercera parte de los royalties editoriale­s del disco”. Según Tony Platt “todos los que estábamos en el estudio colaboramo­s” en las letras.“Brian trabajó en el núcleo de las letras pero siempre faltaba algo o una parte no encajaba con la rima o la métrica como en “You Shook Me All Night Long” todo el mundo estaba añadiendo ideas. ‘Double time on the seduction line’, ese verso, fue cosa mía, siempre lo reclamaré’”. Sin embargo, Ian Jeffery asegura que muchas de las letras del disco fueron obra de “Mutt” Lange.Y que, sin asegurar que existiese ninguna libreta implicadas en el proceso, había algunos versos en las letras del disco. UN SALTO CUALITATIV­O Más allá de la controvers­ia sobre la implicació­n o no de Bon Scott en las letras del disco, lo cierto es que musicalmen­te ‘Back In Black’ fue un salto cualitativ­o para la banda -algo que ya se vislumbró en ‘Highway To Hell’, que se aceleró con ‘Back In Black’ y que, lamentable­mente, se echaría en falta en el subsiguien­te ‘For Those About To Rock’. El inicio del disco con “Hell’s Bells” suponía un tributo para Bon con esos sombríos tañidos de campana ocupando todo el espacio sónico. Ante la odiosa idea de usar sonidos pregrabado­s,“Mutt” Lange envió a Tony Platt a buscar campanas de iglesia en Inglaterra. Eventualme­nte encontró una en Midlands y la grabó con visos a usar el sonido en la apertura del disco. Una respetuosa manera de empezar el trabajo que cambiaría para siempre la carrera de AC/DC. Tras la vuelta e la banda a Inglaterra, el grupo se puso a ensayar duramente durante un periodo de seis semanas en los EZ Hire de Londres. El mismo tiempo que habían tardado en grabar el disco, el disco todavía en ese momento. “No fue hasta que estábamos metiendo la campana en el primer concierto, literalmen­te, que Malcolm vino Angus y me dieron la cinta y me dijeron que lo escuchase”, le explicó al biógrafo Mick Wall años atrás. “Una vez habías escuchado el disco varias veces, tenías las canciones en la cabeza. Lo siguiente era que estabas cantándola­s sin darte cuenta.Todo el mundo en la crew estaba tarareando esos riffs. Nos daban escalofrío­s y nos hacían mover los pies sin poder parar.Y cuando les escuchabas tocar esas canciones... ¡la hostia!”. Aunque a Atlantic Records no le gustaba demasiado el título por y el sello tuvo que permitirlo. Finalmente, el 25 de julio de 1980, el disco salió a la venta y se convirtió en un éxito instantáne­o, entrando en el número 1 en el Reino Unido, Austria, Canada y Francia. En Australia logró el número dos. Pero en América apenas entró en el girar inicialmen­te por Estados Unidos con Brian en arenas de tamaño mediano y teatros grandes, el disco fue cogiendo tracción. En febrero de 1981 el disco ya estaba en el puesto número 4 en Estados Unidos y se mantendría en el Top 10 durante medio año. Apenas tres meses tras el comienzo de la gira, Peter Mensch, el manager de la banda se sentó con Brian y le ofreció un buen contrato no todo iba a ser tan simple para Brian. Tras el primer concierto en Namur, Bélgica, Malcolm le recordó a Brian quién mandaba en la banda. Era el primer concierto de la banda tras la muerte de Bon Scott y la presión era inmensa. Ian Jeffery le recomendó a Brian antes del concierto que hiciese lo que hiciese “no hablase mucho”, porque Bon tampoco hablaba demasiado entre tema y tema. Pero Johnson se emocionó al ser su primer concierto con la banda y comenzó a agradecerl­e absolutame­nte todo a todo el mundo. Pero Malcolm se acercó a él tras la segunda canción y le recomendó que cerrase la boca.Tras el concierto, la cosa fue a más:“Cuando salgas ahí fuera dices hola, dices buenas noches y te callas la boca. Nada más”, le espetó Malcolm a Brian.Y así quedaron las cosas. La banda giró por Bélgica y Holanda para dar a conocer a Johnson, saltando luego a Canadá y Estados Unidos y posteriorm­ente al Reino Unido. Seguirían ya en 1981 dando el salto a Europa -recalando en España en enero de 1981- y tras algunos shows por Japón, la banda se marchó inmediatam­ente a Australia, donde estuvieron girando en febrero de 1981. Allí, en territorio Comanche para Brian, el vocalista pro-Bon Scott en los meses anteriores, la banda celebró un enorme concierto ante 30.000 personas en Sydney que supuso la vuelta a casa La edición de ‘Back In Black’ supuso la vuelta a las listas de ventas de varios discos anteriores de AC/DC como ‘Highway To Hell’, ‘Let There Be Rock’ o ‘If You Want Blood You’ve Got It’.Tal fue la reacción del público que Atlantic Records, reticente a editar el disco ‘Dirty Deeds Done Dirt Cheap’ en Estados Unidos hasta aquel punto lo editó en mayo de 1981, vendiendo más de tres millones de copias -e incluso superando a ‘Back In Black’ en las listas alcanzando el número tres-. Con el paso de los años,‘Back In Black’ se convertirí­a en el disco más vendido de la historia de la banda y posiblemen­te de la historia del rock duro. Con 22 millones de copias vendidas en Estados Unidos de copias vendidas en todo el mundo, AC/DC marcaron un antes y un después en la historia del género.Y lo hicieron todo en los cinco meses que separaron la muerte de Bon Scott y la edición de ‘Back In Black’.

© PressReader. All rights reserved.