Ha­bla­mos con el mul­ti-ins­tru­men­tis­ta y pro­duc­tor sue­co Dan Swa­nö so­bre su nue­vo ál­bum “The Northern San­ctuary”!

Metal Hammer - - Big Bang -

Ho­la Dan, es un pla­cer en­tre­vis­tar­te. La pri­me­ra pre­gun­ta es acer­ca de tu nue­vo dis­co “The Northern San­ctuary”, có­mo fue el pro­ce­so de gra­ba­ción? “Fue agra­da­ble. Ya se ha­bía tar­da­do mu­cho en ha­cer­se y aún de­bía ha­ber tar­da­do un po­co más, pe­ro yo estaba tan ins­pi­ra­do que lo hi­ce to­do con an­te­rio­ri­dad, so­lo por­que... pues por­que estaba ins­pi­ra­do y eso es siem­pre al­go bueno. La gra­ba­ción de la mú­si­ca fue fá­cil, pe­ro es­ta vez fue muy di­fí­cil gra­bar las vo­ces. He ido gas­tan­do mis ha­bi­li­da­des y parece que ca­da vez voy te­nien­do me­nos po­ten­cia con mis pul­mo­nes mien­tras más vie­jo me voy ha­cien­do. Así que, el ir dan­do el má­xi­mo de mi ca­da vez, va pa­sán­do­le fac­tu­ra a to­do mi cuer­po, eso para no men­cio­nar mi ca­be­za, que parece que va a ex­plo­tar jus­to des­pués de unas po­cas lí­neas”. Paul Kuhr es­cri­bió las le­tras, es un lu­jo que ade­más te per­mi­te con­cen­trar­te en los ins­tru­men­tos. ¿Que nos pue­des co­men­tar al res­pec­to? “Amo las le­tras que Paul es­cri­be, ade­más tu­vi­mos mu­cha suer­te de que es­tu­vie­ra in­tere­sa­do en tra­ba­jar con no­so­tros en es­te pro­yec­to. Hizo un gran tra­ba­jo con el pri­me­ro y lo ha re­pe­ti­do aho­ra con es­te. Es un pri­vi­le­gio tra­ba­jar con un ta­len­to así!”. ¿Cuál es el pa­no­ra­ma de­trás de “The Northern San­ctuary”? “Es so­lo una his­to­ria que se me ocu­rrió un día y de al­gu­na ma­ne­ra hi­ci­mos que fun­cio­na­ra con las co­sas del pri­mer dis­co, usan­do la can­ción “The New To­mo­rrow” co­mo un “puen­te”. Es­te nue­vo tra­ba­jo es, des­de cier­to pun­to, una evo­lu­ción ló­gi­ca para Whiterscape, al me­nos así lo veo. ¿Qué opi­nas al res­pec­to? “Así es. El pri­mer dis­co fue al­go así co­mo una prue­ba, aho­ra sa­be­mos con más cer­te­za lo que real­men­te fun­cio­na para no­so­tros y en qué co­sas de­be­mos ha­cer más én­fa­sis”. En esas dos can­cio­nes nue­vas, ade­más, de sus res­pec­ti­vos ta­len­tos co­mo ins­tru­men­tis­tas, se re­fle­jan dos as­pec­tos mu­si­ca­les que de al­gu­na ma­ne­ra han mar­ca­do tu ca­rre­ra. Por una par­te rock me­ló­di­co, al­gu­nas ve­ces ca­si AOR, tam­bién pro­gre­si­vo y un Death Me­tal me­ló­di­co y os­cu­ro. Me gus­ta mu­cho ¿Có­mo se las arre­glan para mez­clar to­das esas in­fluen­cias y lo­grar can­cio­nes tan emo­cio­na­les? “Gra­cias. Soy un gran fan del AOR y me gus­ta cuan­do se vuel­ve gran­dio­so y épi­co! Qui­se usar un po­co más de eso en es­te dis­co, y hay un par de lu­ga­res don­de fun­cio­na muy bien”. Otra co­sa que me fas­ci­na son los te­cla­dos. Ade­más, los so­los de Rag­nar son bri­llan­tes. ¿Tie­nes to­tal li­ber­tad con las gui­ta­rras o apor­tas al­gu­nas ideas? “Yo es­cri­bo to­das las par­tes de gui­ta­rra de mis can­cio­nes, y los so­los usual­men­te los tra­ba­ja­mos en­tre los dos, a ve­ces hay frag­men­tos de los so­los que sim­ple­men­te tie­nen que es­tar ahí y Rag­nar los to­ca sin pro­tes­tar. Otras ve­ces se po­ne a to­car­los, qui­ta al­gu­nos tro­ci­tos, mue­ve

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.