JAR­DÍN DE LA CROIX H

Metal Hammer - - Contenido 349 -

abla­mos con una de las ban­das emer­gen­tes más po­ten­te de la es­ce­na ins­tru­men­tal na­cio­nal ¡No te pier­das nues­tras fo­tos ex­clu­si­vas!

Con un nue­vo dis­co ba­jo el bra­zo, JAR­DÍN DE LA CROIX es una de las ban­das más im­por­tan­tes de la es­ce­na ins­tru­men­tal na­cio­nal, pre­sen­tan­do un es­ti­lo que ca­bal­ga en el pro­gre­si­vo y el math rock. Pa­ra es­te nue­vo tra­ba­jo, que lle­va por tí­tu­lo “la ban­da se ha uni­do al se­llo Aloud Mu­sic y ha cru­za­do nues­tras fron­te­ras pa­ra diez fe­chas de una gi­ra eu­ro­pea que ha si­do to­do un éxi­to. Me­tal Ham­mer nos reuni­mos con la ban­da pa­ra ha­blar de to­do ello: Ho­la. Es­tre­náis el ál­bum ‘Cir­ca­dia’. ¿Có­mo ha sur­gi­do es­te nue­vo dis­co? Jar­dín: Es un po­co di­fí­cil de sin­te­ti­zar. La idea sur­gió de un do­cu­men­tal que vi de la sa­ga ‘ Los amos del tiem­po’ que va de va­rios ani­ma­les que desafían al tiem­po o los rit­mos cir­ca­dia­nos del pla­ne­ta. Íba­mos a un con­cier­to a San­tia­go de Com­pos­te­la, y a la vuel­ta del via­je le co­men­té a la ban­da que me mo­ló el con­cep­to, les gus­tó y em­pe­za­mos a tra­ba­jar so­bre ello.Eso en cuan­to al con­cep­to. En la com­po­si­ción del dis­co se ha po­di­do ver afec­ta­da, pe­ro el con­cep­to es­tá ba­sa­do en los rit­mos cir­ca­dia­nos. ¿Có­mo ha­béis afron­ta­do la com­po­si­ción de es­te tra­ba­jo en com­pa­ra­ción con dis­cos an­te­rio­res? Na­cho: Es el pri­me­ro que com­pon­go con ellos. Ha­bía unos dos te­mas, y creo que ha si­do la di­ná­mi­ca que ha ha­bi­do siem­pre, qui­zás una evolución del so­ni­do con la in­cor­po­ra­ción del piano. A lo me­jor hay una par­te más me­ló­di­ca por ello, pe­ro no se pier­de la esen­cia de lo que es Jar­dín de la Croix. Jar­dín: A lo lar­go del dis­co tam­bién ha ha­bi­do cam­bios en­tre las can­cio­nes por­que no nos he­mos ce­rra­do seis me­ses en el estudio. Cuan­do em­pe­za­mos a com­po­ner el dis­co nos en­fo­ca­mos en el as­pec­to me­ló­di­co en lu­gar de tan­to de lo téc­ni­co pa­ra bus­car un ál­bum más ar­mó­ni­co al oí­do que vir­tuo­so. En la re­view del ál­bum del mes pa­sa­do en la re­vis­ta se des­ta­có la pre­sen­cia del piano, que en­ri­que­ce el so­ni­do de Jar­dín de la Croix de siem­pre y abre un aba­ni­co de op­cio­nes. ¿Qué opi­náis de la in­clu­sión de es­te ele­men­to? Jar­dín: Creo que era al­go com­ple­ta­men­te ne­ce­sa­rio. Sin él hu­bie­ra si­do un tra­ba­jo pa­re­ci­do al ‘ La in­cor­po­ra­ción de un nue­vo ins­tru­men­to abre un cam­po de vi­sión ya que sue­na dis­tin­to de la gui­ta­rra y el ba­jo y apor­ta una me­lo­día prin­ci­pal en gran par­te de la can­ción. Cam­bia el con­cep­to del so­ni­do. No es lo mis­mo dos gui­ta­rras al uní­sono que un te­cla­do que pro­por­cio­ne un so­ni­do me­ta­le­ro, y es­te so­ni­do plano lo te­nía­mos cla­ro des­de el prin­ci­pio. Na­cho: Cuan­do en­tré ya es­ta­ban los te­cla­dos y me im­pre­sio­nó. Yo co­no­cía Jar­dín de la Croix co­mo an­tes y no sa­bía có­mo iba a en­ca­jar. No sa­bes có­mo que­da­rá, pe­ro se sa­le del es­ti­lo clá­si­co y tie­ne co­mo ven­ta­ja, que fa­vo­re­ce la se­pa­ra­ción de ins­tru­men­tos. Hay mo­men­tos en los que hay mu­chos ele­men­tos, pe­ro hay una cla­ri­dad en­tre to­dos. El pro­ta­go­nis­mo del piano con­tri­bu­ye a que el ba­jo no ten­ga un pa­pel tan pre­do­mi­nan­te del ba­jo co­mo en ‘187’, don­de lle­ga­ba a pa­re­cer una gui­ta­rra. ¿Se ha cen­tra­do más la lí­nea del ba­jo en el as­pec­to pu­ra­men­te rít­mi­co pa­ra de­jar­le un si­tio al piano? Na­cho: Yo he en­tra­do y ten­go un per­fil di­fe­ren­te al de Car­los, es­toy muy cen­tra­do en el so­ni­do, y me gus­ta­ban mu­cho las gui­ta­rras de Jar­dín de la Croix, y mi prio­ri­dad nú­me­ro uno era la par­te rít­mi­ca e ir con la ba­te­ría, qui­zás es­te es el ma­yor cam­bio. Jar­dín: Eso ha cam­bia­do des­de el pri­mer ba­jis­ta que te­nía­mos, Hu­go, que era gui­ta­rra to­tal, lue­go Car­los era hí­bri­do, y él es una ba­se me­ló­di­ca y rít­mi­ca. An­der: Pa­ra mí es lo me­jor que he­mos po­di­do ha­cer por­que le ha da­do so­li­dez a la ban­da, y en di­rec­to so­bre to­do pa­re­ce que hay un mu­ro de­trás que em­pu­ja, y al fi­nal creo que tie­ne más pre­sen­cia de he­cho. Jar­dín: Al ser más sen­ci­llo, tie­ne mu­cha uni­dad. ¿Có­mo veis la re­cep­ción de es­te nue­vo ál­bum en­tre los fans y los me­dios es­pe­cia­li­za­dos? Jar­dín: Muy bien. Ex­cep­to un ha­ter que apa­re­ció por ahí, lo de­más han si­do to­do crí­ti­cas po­si­ti­vas. Jar­dín de la Croix no es un gru­po del que te es­cu­chas una vez el dis­co y pue­des sa­car una con­clu­sión de pri­me­ras, sino que a la ter­ce­ra, cuar­ta, quin­ta es­cu­cha, es cuan­do se pue­de de­cir si el tra­ba­jo es bueno o ma­lo. Con ca­da dis­co va in­cre­men­tán­do­se el vo­lu­men de gen­te que nos oye y le va gus­tan­do más, pe­ro no so­mos una ban­da en la que ha­ya una ex­plo­sión de gen­te cuan­do se es­cu­cha. Las ban­das ins­tru­men­ta­les téc­ni­cas y pro­gre­si­vas es­tán sa­lien­do más a día de hoy. ¿Có­mo lo veis vo­so­tros des­de la pers­pec­ti­va in­ter­na de un gru­po de es­ta ín­do­le? Jar­dín: En la ac­tua­li­dad, to­car sin vo­ca­lis­ta sin que te pre­gun­ten por qué no can­ta na­die es un gran cam­bio que se ha pro­du­ci­do des­de ha­ce 3 o 4 años, es al­go que agra­de­ce­mos mu­cho. Pa­sar el pun­to de dar ex­pli­ca­cio­nes de que es mú­si­ca ins­tru­men­tal y que la gen­te se in­tere­se por co­sas com­pli­ca­das ha­ce que fes­ti­va­les co­mo el Be Prog! de Bar­ce­lo­na triun­fen, y an­tes era im­pen­sa­ble. Ha­ce 10 años se pre­gun­ta­ban: ¿cuán­do can­tan? ¿por qué no me­téis un can­tan­te? Era ne­ce­sa­rio, y se ha nor­ma­li­za­do más. Toun­dra ha abier­to un ca­mino muy fuer­te pa­ra el res­to de ban­das que ve­ni­mos de­trás. Gra­cias a ellos pu­di­mos abrir su con­cier­to en el Pa­la­cio de los De­por­tes y nos vie­ron dos mil per­so­nas, al­go im­pen­sa­ble ha­ce 4 años. Re­ca­pi­tu­lan­do, pue­de lle­gar a ser has­ta gra­cio­so que el con­cep­to del do­cu­men­tal sal­ga de un do­cu­men­tal por­que en la en­tre­vis­ta a Es­te­ban, de Ob­si­dian King­dom so­bre su úl­ti­mo tra­ba­jo, y di­jo al­go pa­re­ci­do, que la ins­pi­ra­ción le vino de un do­cu­men­tal. ¿Qui­zás la ins­pi­ra­ción la es­pe­ras de un si­tio y te aca­ba vi­nien­do del la­do con­tra­rio no? Jar­dín: Ade­más de ve­nir del mo­men­to que me­nos es­pe­ras, de un día que no me po­día dor­mir y pu­se la te­le y sa­lió eso, que po­día ha­ber sa­li­do cual­quier otra co­sa. En es­te ca­so, pa­re­ce una ton­te­ría pe­ro no lo es, mo­la que el con­cep­to es­tu­vie­se de­fi­ni­do an­tes. Mu­cha gen­te com­po­ne y des­pués bus­ca una “ex­cu­sa” pa­ra po­ner los pun­tos y darle un sen­ti­do a la por­ta­da. En los dis­cos an­te­rio­res fue más a pos­te­rio­ri y si bus­ca­mos darle un mo­ti­vo. En ‘187’ sí ocu­rrió eso. Con es­te des­de que em­pe­za­mos ya es­ta­ba es­te con­cep­to so­bre la me­sa, y de al­gu­na ma­ne­ra te cen­tra en la his­to­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.