IN­MU­NE

Metal Hammer - - Criticas -

“The Si­mi­li­tu­de Of A Dream” Ra­diant Re­cords/Me­tal Bla­de/Sony Pun­tua­ción: 8,5/10 El nue­vo dis­co de THE NEAL MOR­SE BAND lle­va por tí­tu­lo “The Si­mi­li­tu­de of A Dream”, es un do­ble tra­ba­jo con­cep­tual y lle­ga has­ta no­so­tros des­pués de que el ba­te­ría Mi­ke Portnoy lo ha­ya ca­li­fi­ca­do co­mo el me­jor dis­co en el que ha tra­ba­ja­do en su ca­rre­ra, com­pa­rán­do­lo con obras de la ta­lla de “Tommy” (THE WHO) o “The Wall” (PINK FLOYD). No ca­be du­da de que con esas de­cla­ra­cio­nes el “hy­pe” es­ta­ba por las nu­bes an­tes de su lan­za­mien­to, y eso no sue­le ser muy bueno pa­ra un dis­co: ra­ra vez un tra­ba­jo so­bre­vi­ve a las ex­pec­ta­ti­vas en ca­sos co­mo es­te. Bien, lo di­ré des­de el “Uni­ver­sal” Fair War­ning Re­cords Pun­tua­ción 7’5/10 El gru­po afin­ca­do en Bar­ce­lo­na re­gre­sa con su se­gun­do dis­co en eléc­tri­co (ter­ce­ro si se cuen­ta ‘In­cer­ti­dum­bre’, que en su ma­yo­ría es for­ma­to acús­ti­co), y ya ha pu­bli­ca­do ‘Uni­ver­sal’. Es­te ál­bum es, co­mo se pue­de apre­ciar si se es­cu­cha se­gui­do ‘Ilu­mí­na­me’ y jus­to des­pués ‘Uni­ver­sal’, una con­ti­nua­ción del pri­mer tra­ba­jo de In­Mu­ne pe­ro con una se­rie de cam­bios a los que po­dría lla­mar­se una evolución en su prin­ci­pio: no, “The Si­mi­li­tu­de Of A Dream” no es­tá a la al­tu­ra de esos dis­cos, pe­ro sí es cier­to que se tra­ta, con se­gu­ri­dad, del me­jor dis­co de THE NEAL MOR­SE BAND. Es­ta­mos an­te un tra­ba­jo muy com­ple­to y en el que Neal y su ban­da ex­plo­ran to­das las ver­tien­tes de su so­ni­do, con mo­men­tos que in­clu­so nos re­cuer­dan a otros pro­yec­tos co­mo TRANSATLANTIC o FLYING COLORS. Co­mo ya he di­cho se tra­ta de un dis­co do­ble y en un tra­ba­jo de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas siem­pre pue­de ha­ber par­tes que nos im­pre­sio­nen más o me­nos. En mi ca­so, sal­vo un por de te­mas (“The Slough”, “The Ways Of A Fool” y “So Far Go­ne”, que son te­mas real­men­te bue­nos, es­pe­cial­men­te es­te úl­ti­mo) creo que el pri­mer CD tie­ne mu­cho, de­ma­sia­do re­lleno y no aca­ba de con­ven­cer­me com­ple­ta­men­te. Si el dis­co fue­se so­lo es­te dis­co po­si­ble­men­te no le da­ría más de un cin­co y me­dio o un seis. Sin em­bar­go el se­gun­do CD, pa­ra mi gus­to y so­ni­do. La in­clu­sión en la ban­da de Micky Ve­ga a la gui­ta­rra en es­te su pri­mer dis­co gra­ba­do con la for­ma­ción se ha no­ta­do en nue­vos riffs, que al unir­se a los de Pau­lo Mo­re­te en el mis­mo ins­tru­men­to se han con­ju­ga­do a la per­fec­ción pa­ra que el re­sul­ta­do ha­ya si­do una con­tun­den­cia ma­yor que en la de su ál­bum an­te­rior, pe­ro sin per­der la preparación de ca­da mí­ni­mo de­ta­lle en ca­da can­ción. Mor­ti pro­si­gue en su lí­nea, al igual que en los úl­ti­mos años, sin pa­re­cer que pa­sa el tiem­po por él, sus le­tras y su voz, y las ba­te­rías de Car­los Do­glia­ni po­drían ca­li­fi­car­se co­mo más “me­ta­le­ras” que en ‘Ilu­mí­na­me’. La va­rie­dad de de con­tras­tes, pues el gus­to por es­ta es­té­ti­ca si­nies­tra y gro­tes­ca, iró­ni­ca y sar­cás­ti­ca en sus lí­ri­cas, se to­pa fren­te a un irre­fre­na­ble de­seo de re­pro­du­cir pa­sa­jes so­no­ros lle­nos de ar­mo­nía, be­lle­za y es­truc­tu­ras de fá­cil es­cu­cha. Una producción muy lo­gra­da y tra­ba­ja­da, que re­ve­la una fé­rrea es­truc­tu­ra que aca­ba tor­nán­do­se li­neal y pre­vi­si­ble. Po­dre­mos dis­fru­tar de mo­men­tos cru­dos y os­cu­ros en cor­tes co­mo “Ju­das Stein” o “Sop­hie Moon” -cu­rio­so ho­me­na­je a la ac­triz porno-; de­gus­tar re­mi­nis­cen­cias al so­ni­do Gö­te­borg en “Li­fe Is What You Keep From The Rea­per”, amén de una bue­na su­ma de es­tri­bi­llos pe­ga­di­zos y re­dun­dan­tes, así co­mo pa­sa­jes en­vol­ven­tes me­lo­días cro­má­ti­cas, es­truc­tu­ras li­nea­les con los ade­cua­dos y jus­tos ma­ti­ces de pro­gre­sión y unas ba­te­rías mas­to­dón­ti­cas, de­li­cio­sa­men­te nu­tri­das con bue­nos jue­gos de pla­tos y sin lle­gar al has­tío por su aglo­me­ra­ción rui­do­sa. Una producción bien ela­bo­ra­da, cui­dan­do al de­ta­lle la ca­den­cia so­no­ra de sus cuer­das, pa­ra con­se­guir ofre­cer­nos un tra­ba­jo no­ta­ble, un tan­to ma­ni­do en sus es­truc­tu­ras, pe­ro ofre­cien­do cier­ta fres­cu­ra esen­cial. Las gui­ta­rras cho­rrean esen­cia heavy/th­rash ochen­te­ro, con una ma­yor to­na­li­dad agu­da y ese jus­to ni­vel de vir­tuo­sis­mo que no aca­ba por abo­tar­gar el oí­do. Así pues, ten­dre­mos a mi en­ten­di­mien­to, es una ver­da­de­ra ma­ra­vi­lla ca­si per­fec­ta. Ca­da te­ma es im­por­tan­te, ca­da mi­nu­to tie­ne sen­ti­do y nos en­con­tra­mos con al­gu­nas in­ter­pre­ta­cio­nes fan­tás­ti­cas, es­pe­cial­men­te en los te­cla­dos y las gui­ta­rras, con un Eric Gi­lle­te so­bre­sa­lien­te (hay quien lo apun­ta co­mo po­si­ble gui­ta­rris­ta pa­ra la gi­ra de THE SHATTERED FORTRESS y a te­nor de su tra­ba­jo aquí me pa­re­ce­ría una elec­ción muy acer­ta­da). Cor­tes co­mo “Sla­ve To Your Mind”, “Man In The Iron Ca­ge”, “Sloth”, “The Battle” (fan­tás­ti­ca) o el apo­teó­si­co fi­nal con “Bro­ken Sky/Long Day (Re­pri­se)” ha­cen que es­te tra­ba­jo bri­lle con luz pro­pia y le dan a su se­gun­do CD una ca­li­fi­ca­ción ca­si per­fec­ta, al­ta­men­te re­co­men­da­ble pa­ra cual­quier fan del pro­gre­si­vo. En conjunto, un dis­co muy só­li­do e in­tere­san­te ¡Buen tra­ba­jo! David Ro­dri­go te­mas que se pue­den en­con­trar en ‘Uni­ver­sal’ en­ri­que­cen es­te tra­ba­jo y ha­cen que no sea per­ma­nen­te­men­te igual, pe­ro tam­bién pue­de ge­ne­rar que al­gu­nos afi­cio­na­dos lle­guen a pen­sar en es­cu­char cier­tas can­cio­nes en de­tri­men­to de otras se­gún el es­ti­lo más afín a sus gus­tos. Con ‘Uni­ver­sal’, In­Mu­ne vuel­ve a apos­tar por se­guir re­no­van­do la es­ce­na roc­ke­ra es­pa­ño­la, que qui­zás de­ma­sia­do po­co a po­co es­tá dan­do re­le­vo a otros gru­pos más no­ve­do­sos que rom­pen con la ten­den­cia mu­si­cal has­ta la fe­cha en el pa­no­ra­ma na­cio­nal. Da­ni Bueno co­mo “Dea De­lla Mor­te” y “En­tran­gled In Your Pri­de”. En re­su­men, un dis­co “pa­ra to­dos los pú­bli­cos”, pe­ro no pa­ra to­dos los cri­te­rios, da­do que no en­con­tra­re­mos la os­cu­ri­dad y com­ple­ji­dad es­truc­tu­ral de Crad­le Of Filth, pa­ra re­go­ci­jo de quie­nes deseen una es­cu­cha agra­da­ble y bai­lo­na. Eso sí, ha­brá quie­nes les cho­que la di­fu­sa pa­le­ta de in­ten­cio­nes que ha­ría que más de uno de los cor­tes de es­tos “vals de Me­fis­tó­fe­les” so­na­sen en al­gu­na que otra dis­co­te­ca. Da­ni Ála­mo la po­si­bi­li­dad de de­gus­tar un buen aba­ni­co de es­truc­tu­ras, des­de los cor­tes más fie­les a su es­ti­lo re­lam­pa­guean­te co­mo “An­gels Of Steel” o “Pa­ra­be­llum”, pa­san­do por pie­zas con un re­gus­to a me­lo­día clá­si­ca en “The Army-Ged­don”, nue­vas sor­pre­sas vo­ca­les en “Ge­no­ci­dious” y has­ta me­dios tem­pos de sa­bor heavy co­mo “Iron Reign”. No po­de­mos de­cir que nos en­con­tre­mos an­te una de sus pie­zas maes­tras, pe­ro, sin du­da, “Em­pi­re” es un dis­co que po­ne un bro­che más que tre­pi­dan­te y ex­ci­tan­te a es­ta rec­ta fi­nal del 2016. Da­ni Ála­mo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.