LE­VAN­TAN­DO EL VUE­LO

El re­torno de AVALANCH y to­do lo que su­ce­de a su al­re­de­dor no ha de­ja­do in­di­fe­ren­te a na­die. Con nue­va for­ma­ción, po­si­ble­men­te la más ca­pa­ci­ta­da de su his­to­ria, y la re­gra­ba­ción de su dis­co más icó­ni­co en el ho­ri­zon­te la ban­da li­de­ra­da por Al­ber­to Rion­da

Metal Hammer - - Avalanch -

Es evi­den­te que te­ne­mos que ha­blar de es­te re­torno de AVALANCH que tan­to re­vue­lo es­tá cau­san­do en la co­mu­ni­dad ¿En qué mo­men­to de­ci­des que ha lle­ga­do la ho­ra de ha­cer al­go de nue­vo ba­jo el nom­bre de AVALANCH? Bueno, fue en una con­ver­sa­ción con unos ami­gos y di­ga­mos que sur­gió la idea. Era el quin­ce aniversario de la gra­ba­ción del “Án­gel Caí­do” y yo lle­va­ba un tiem­po pen­san­do que era una pe­na que el ci­clo de Avalanch se hu­bie­ra que­da­do pa­ra­do por di­ver­sas cir­cuns­tan­cias y bueno, des­pués de una bue­na con­ver­sa­ción con gen­te pro­fe­sio­nal del mun­do de la mú­si­ca, pues me con­ven­cie­ron de que era una bue­na idea, lo ha­blé con Is­ra que es el can­tan­te ele­gi­do pa­ra es­ta nue­va eta­pa y des­de el pri­mer mo­men­to le pa­re­ció bue­na idea, así que em­pe­za­mos a tra­ba­jar en reac­ti­var a AVALANCH y el re­sul­ta­do lo sa­béis to­dos. Pen­sa­ba ha­blar de ello un po­co más ade­lan­te, pe­ro ya que men­cio­nas a Is­ra, que es el nue­vo can­tan­te, po­de­mos ha­blar de la for­ma­ción que tie­ne es­ta nue­va eta­pa de la ban­da, pla­ga­da de nom­bres muy im­por­tan­tes de la es­ce­na in­ter­na­cio­nal y na­cio­nal. Cuan­do se anun­ció el re­gre­so de AVALANCH mu­cha gen­te es­pe­ra­ba, qui­zás, el re­torno de una for­ma­ción más clá­si­ca ¿En al­gún mo­men­to te plan­teas­te ha­blar con an­ti­guos com­pa­ñe­ros, o siem­pre tu­vis­te cla­ro que era una nue­va for­ma­ción pa­ra una nue­va eta­pa? Buen, un po­co de to­do. Era cons­cien­te de que la úni­ca ma­ne­ra de reac­ti­var a Avalanch era con una nue­va for­ma­ción, así que era cues­tión de de­ci­dir si que­da­ba ya en un ca­jón pro­ba­ble­men­te pa­ra siem­pre, o reac­ti­var­lo con una nue­va for­ma­ción y eta­pa. De to­dos es co­no­ci­do que Avalanch ha te­ni­do tres eta­pas bien di­fe­ren­cia­das con tres can­tan­tes di­fe­ren­tes, y es­ta es una cuar­ta eta­pa con una nue­va for­ma­ción y una nue­va apues­ta muy im­por­tan­te. Si que con­tac­té con al­gu­nos miem­bros, pe­ro en mi ca­be­za era cons­cien­te de que en su día cuan­do Avalanch pa­ró fue por unos mo­ti­vos de pe­so, que pre­fie­ro que que­den en­tre no­so­tros, así que sa­bía que la úni­ca for­ma de reac­ti­var­lo era con es­ta nue­va for­ma­ción. La ver­dad es que cuan­do Avalanch pa­ró a mu­chos nos lla­mó la aten­ción por el mo­men­to que vi­vía la ban­da, en el que pa­re­cía que la gen­te ya se ha­bía acos­tum­bra­do a la voz de Ra­món y al so­ni­do que te­nía la ban­da en ese mo­men­to. Pa­re­cía que la gen­te te­nía ese in­te­rés en Avalanch y fue cuan­do de­ci­dis­teis pa­rar. Ima­gino que ha­bría al­go de­trás que lo mo­ti­va­ra... Si, ló­gi­ca­men­te ha­bía unos mo­ti­vos de pe­so muy im­por­tan­tes que nos obli­ga­ron a pa­rar, por­que si al­go fun­cio­na no tie­ne sen­ti­do ce­rrar­lo, es­tá cla­ro. Es cier­to que des­pués de mu­cho tra­ba­jo y es­fuer­zo pa­re­cía que ha­bía­mos con­ven­ci­do a una gran par­te de fans, pe­ro hay una se­rie de si­tua­cio­nes in­ter­nas que me lle­va­ron a de­ci­dir que así no te­nía sen­ti­do se­guir y bueno, la ver­dad es que nos sor­pren­dió a to­dos pe­ro bueno, pue­de in­ter­pre­tar­se co­mo al­go de fuer­za ma­yor: si se pa­ra cuan­do al­go pa­re­ce que fun­cio­na tie­ne que ha­ber un mo­ti­vo de pe­so. Ob­via­men­te. Pe­ro bueno, aho­ra re­gre­sas con Avalanch en una for­ma­ción de sú­per-es­tre­llas de la es­ce­na, ce­le­bran­do quin­ce años de “El Án­gel Caí­do” y con in­ten­cio­nes de re­gra­bar­lo ¿Por qué te plan­teas re­gra­bar es­te dis­co? ¿Qué pien­sas que pue­des apor­tar­le hoy que no tu­vie­ra en su mo­men­to? Lo pri­me­ro de­cir que yo creo que el dis­co ori­gi­nal es in­me­jo­ra­ble, no pre­ten­de­mos me­jo­rar­lo ni in­ten­tar na­da de ese es­ti­lo. Por otro la­do si es ver­dad que te­ne­mos una nue­va for­ma­ción con mú­si­cos in­ter­na­cio­na­les y na­cio­na­les de pri­me­ra lí­nea y me pa­re­ce im­por­tan­te que nos acos­tum­bre­mos a to­car y gra­bar jun­tos, y es­te aniversario es una opor­tu­ni­dad in­me­jo­ra­ble pa­ra ha­cer­lo con uno de los dis­cos más im­por­tan­tes de la carrera de Avalanch. Pa­ra mí es una ale­gría po­der to­car te­mas que ha­ce años que no po­de­mos to­car en di­rec­to. Es­ta pri­me­ra gira se­rá pa­ra eso y la idea de re­gra­bar­lo pues igual, es al mis­mo tiem­po una ex­cu­sa pa­ra ro­dar­nos y tam­bién una for­ma de ho­me­na­je al dis­co, que na­ce tam­bién un po­co de un crowd­fun­ding que he­mos lan­za­do, del que es­toy vien­do que se es­tán di­cien­do mu­chas co­sas fue­ra de lu­gar. La idea es ha­cer par­tí­ci­pe a la gen­te de ese dis­co y ren­dir­le así ho­me­na­je. Va­mos a em­pe­zar a in­ter­ac­tuar con to­da la gen­te que se apun­te, ha­cien­do ví­deos, ex­pli­can­do ca­da pro­ce­so de la gra­ba­ción, el por­qué hay un ele­men­to o una le­tra en un si­tio con­cre­to... Creo que la gen­te va a des­cu­brir mu­chas co­sas nue­vas so­bre un dis­co que ya for­ma par­te de ellos y va a po­der ser par­tí­ci­pe de él real­men­te. Que­re­mos ha­cer un ho­me­na­je con­tan­do con que la gen­te par­ti­ci­pe real­men­te en el dis­co y el pro­ce­so y tam­bién fi­nan­ciar de al­gún mo­do el pro­yec­to, que bueno mu­cha gen­te se ha lle­va­do las ma­nos a la ca­be­za o ha pues­to el gri­to en el cie­lo, pe­ro la reali­dad del me­tal en Es­pa­ña es la que es, fi­nan­ciar un pro­yec­to así no es na­da fá­cil y es­ta es una for­ma de in­ten­tar­lo. El que quie­ra par­ti­ci­par bien­ve­ni­do sea y el que no, pues lo en­ten­de­mos pe­ro a no­so­tros nos pa­re­ció una bue­na idea pa­ra co­men­zar y po­der fi­nan­ciar to­do que no es fá­cil. Ya que lo es­ta­mos ha­blan­do, va­mos a co­men­tar­lo en pro­fun­di­dad. Sí que ha ha­bi­do mu­cho re­vue­lo con el te­ma del crowd­fun­ding, por­que mu­cha gen­te con­si­de­ra que es qui­zás una he­rra­mien­ta pa­ra ban­das que tie­nen me­nos me­dios, o me­nos im­pac­to en la es­ce­na. Hay gen­te que in­clu­so ha di­cho que ha­béis que­ri­do usar es­ta pla­ta­for­ma de crowd­fun­ding co­mo una tien­da on­li­ne de pro­duc­tos... se ha di­cho de to­do. Pa­ra co­men­ta­rio que hay, hay un ar­gu­men­to que po­dría ex­pli­car por­qué se es­tá ha­cien­do. Hay mil co­men­ta­rios que se es­tán ha­cien­do y tam­po­co po­de­mos po­ner­nos a ata­jar­los to­dos, pe­ro por ata­jar al­guno: si tu en­tras en la pá­gi­na de “pled­ge­mu­sic”, que es la pá­gi­na dón­de lo es­ta­mos ha­cien­do, ve­rás que ar­tis­tas co­mo Br­yan Adams, Jeth­ro Tull, Motley Crue... en fin, ar­tis­tas de gran re­nom­bre in­ter­na­cio­nal tie­nen cam­pa­ñas ac­ti­vas o las han te­ni­do en el pa­sa­do re­cien­te. Es de­cir, ese ar­gu­men­to de que so­lo es pa­ra ban­das pe­que­ñas... pues de ser así ha­bría que cor­tar mu­chas ca­be­zas, no so­lo la de AVALANCH. Hay mu­chos pro­yec­tos que se fi­nan­cian o se otea el ho­ri­zon­te pa­ra ver si el pro­duc­to in­tere­sa o no. Por otro la­do, si que es cier­to que la pla­ta­for­ma de Pled­ge­Mu­sic al en­trar pa­re­ce una tien­da on­li­ne, pe­ro se de­be al di­se­ño que tie­nen ellos. A no­so­tros tam­po­co nos gus­ta mu­cho. De­pen­dien­do de con quien tra­ba­jes siem­pre va a ha­ber co­sas bue­nas y ma­las, y bueno Pled­ge­Mu­sic nos pa­re­ció la me­jor op­ción por­que es­tá com­ple­ta­men­te de­di­ca­da a la mú­si­ca, pe­ro tie­ne sus co­sas ma­las. La ma­yo­ría de los ob­je­ti­vos que pe­di­mos son de des­car­gas o de com­prar­se el dis­co por ade­lan­ta­do, o en ge­ne­ral lo que te co­men­ta­ba an­tes de ha­cer par­tí­ci­pe a la gen­te de es­ta nue­va eta­pa, aun­que tam­bién hay al­gu­nas muy cu­rio­sas que la pro­pia pla­ta­for­ma las su­gie­re, co­mo una que hay de una ce­na y co­sas así, que nos pa­re­cen un po­co su­rrea­lis­tas, pe­ro es­tán ahí por­que la pla­ta­for­ma lo su­gie­re y tie­nen que es­tar. Pe­ro bueno, la gen­te lo pue­de to­mar co­mo quie­ra, no­so­tros bus­ca­mos una co­la­bo­ra­ción con la gen­te y ofre­ce­mos a cam­bio un feed­back, una for­ma de ser una par­te real de es­ta nue­va eta­pa de AVALANCH y de la ce­le­bra­ción de un dis­co tan icó­ni­co. De mo­men­to es­tá fun­cio­nan­do bas­tan­te bien, a pe­sar de las crí­ti­cas, que siem­pre las hay, pe­ro ahí es­ta­re­mos pa­ra ata­jar­las las ve­ces que ha­ga fal­ta. Ha­blan­do de crí­ti­cas, eres cons­cien­te de que cuan­do sa­quéis la re­gra­ba­ción de “El Án­gel Caí­do”te van a llo­ver por to­das par­tes. Soy cons­cien­te de que AVALANCH des­de sus co­mien­zos ha si­do así. Des­de el prin­ci­pio he­mos re­ci­bi­do mu­chas crí­ti­cas, pe­ro tam­bién he­mos te­ni­do mu­chos fans que nos apo­yan. Qui­zás se oye más a los que pro­tes­tan, pe­ro bueno, so­mos cons­cien­tes y no pa­sa na­da. Yo por ha­cer mú­si­ca nun­ca le voy a pe­dir dis­cul­pas a na­die. Hay una par­te muy sig­ni­fi­ca­ti­va de “El Án­gel Caí­do”, en la que se dio ci­ta a dos de las vo­ces más po­pu­la­res del mo­men­to, que fue “Las Rui­nas Del Edén”. Pa­ra es­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.