GUS G.

Ha­bla­mos con el gui­ta­rris­ta so­bre la ac­tua­li­dad de FIREWIND y mu­cho más.

Metal Hammer - - Contenido - Tex­to: Cla­ra Ri­co Fo­to­gra­fía: Ofi­cial

En pri­mer lu­gar, te doy la bien­ve­ni­da, Gus, mu­chas gra­cias por tu tiem­po. Hoy pro­fun­di­za­re­mos en tu nue­vo ál­bum, In­mor­tals,rtals, así co­mo en tus otros pro­yec­tos ve­ni­de­ros.eros. An­tes de em­pe­zar, nor­mal­men­te me gus­ta in­da­gar un po­co acer­ca de la por­ta­da del dis­co con los mú­si­cos, sin em­bar­go, mbar­go, hoy pre­fe­ri­ría que nos cen­trá­se­mos en el con­cep­to ncep­to com­ple­to del mis­mo. No es di­fí­cil ver que tan­to pa­ra la ilus­tra­ción, co­mo a la ho­ra de nom­brar las can­cio­nes e ima­gino que tam­bién mu­si­cal­men­te, te has ins­pi­ra­do en al­gu­nas ba­ta­llas grie­gas, ¿qué pue­des con­tar­me de es­to? Bueno, pa­ra em­pe­zar, es­te es el pri­mer ál­bum con­cep­tual de nues­tra carrera mu­si­cal, pe­ro el men­sa­je prin­ci­pal de es­te dis­co vie­ne ins­pi­ra­do por to­da la his­to­ria y tra­di­ción cul­tu­ral grie­gas, pe­ro nos cen­tra­mos es­pe­cí­fi­ca­men­te en las ba­ta­llas de las Ter­mó­pi­las y tam­bién, si has vis­to la pe­lí­cu­la “300” te so­na­rá la ba­ta­lla de Sa­la­mi­na, en la que com­ba­tie­ron grie­gos con­tra per­sas. En­ton­ces, ¿di­rías que com­po­ner In­mor­tals es, de al­gún mo­do, una ma­ne­ra de re­en­con­trar­te con tus orí­ge­nes grie­gos? No lo sé, no es tan­to que com­pu­sie­ra al­go pa­ra mí, más bien es al­go que no ha­bía­mos he­cho has­ta el mo­men­to y so­bre lo que ha­bía­mos es­ta­do ha­blan­do du­ran­te años en plan “Eh, tíos, al­gún día de­be­ría­mos ha­cer un ál­bum con­cep­tual” y, cuan­do fi­nal­men­te nos pu­si­mos ma­nos a la obra, pen­sé “De­be­ría­mos ha­cer al­go so­bre los grie­gos”. Hay un mon­tón de ban­das de Es­can­di­na­via que ha­blan so­bre su mi­to­lo­gía, ya sa­bes, Thor, la mi­to­lo­gía fin­lan­de­sa…o lo que sea eso de lo que ha­blan, pues no­so­tros so­mos grie­gos y te­ne­mos una he­ren­cia cul­tu­ral y una his­to­ria in­creí­bles de las que to­da­vía no ha­bía­mos ha­bla­do, pe­ro de la que has­ta han he­cho pe­lí­cu­las de Holly­wood. Así que, bueno… bus­cá­ba­mos ha­cer un ál­bum úni­co con un ins­tru­men­tal úni­co, así que la mú­si­ca de­bía ser muy épi­ca, mag­ni­fi­cen­te y muy Me­lo­dic Po­wer Me­tal, pa­ra que en­ca­ja­sen per­fec­ta­men­te to­dos los mo­men­tos épi­cos de la me­lo­día. Ade­más, tam­bién qui­se in­cluir to­dos los gran­des ele­men­tos que de­fi­nen a Firewind tal co­mo es y có­mo ha si­do en los ál­bu­mes an­te­rio­res. ¡Eso es ge­nial! Y, di­me, ¿có­mo fue to­do el pro­ce­so de com­po­si­ción de las can­cio­nes? Cuén­ta­me to­dos los se­cre­tos de Firewind en­tre bas­ti­do­res (ríe). (Ríe) Pues, real­men­te he es­ta­do re­co­lec­tan­do par­tes de las can­cio­nes y frag­men­tos mu­si­ca­les du­ran­te mu­chí­si­mos años. Quie­ro de­cir que al­gu­nas de las ideas de es­te dis­co fue­ron es­cri­tas en 2009. Una his­to­ria in­tere­san­te es que en ese año es­ta­ba com­po­nien­do con Den­nis Ward, quien co-pro­du­jo es­te dis­co, y es­tu­vi­mos ha­blan­do de un pro­yec­to bas­tan­te si­mi­lar a es­te que tra­ta­ría so­bre Ale­jan­dro Magno, ba­ta­llas grie­gas y ese ti­po de co­sas. Pe­ro en­ton­ces yo me uní con Ozzy y Den­nis for­mó su nue­va ban­da jun­to a Mi­chael Kis­ke lla­ma­da Uni­so­nic, así que esas can­cio­nes que es­cri­bi­mos que­da­ron ol­vi­da­das du­ran­te mu­cho tiem­po y, cuan­do las re­des­cu­brí el año pa­sa­do, pen­sé “Es­to mo­la, de al­gu­na ma­ne­ra sue­na co­mo Firewind, muy Po­wer Me­tal, muy épi­co y pe­ga­di­zo”, así que le con­tac­té y ha­bla­mos so­bre com­po­ner nue­vas can­cio­nes y le ex­pli­qué que, co­mo ha­bía es­ta­do los tres años an­te­rio­res con mi pro­yec­to en so­li­ta­rio, real­men­te no me ha­bía con­cen­tra­do has­ta el mo­men­to en es­cri­bir te­mas pa­ra Firewind, aun­que sí te­nía ideas en mi dis­co du­ro. Así que tres años des­pués ten­go seis gran­des ideas que ha­bían que­da­do es­con­di­das en mi dis­co du­ro y em­pie­zo a tra­ba­jar so­bre ellas con Dennys, así es có­mo sur­gió In­mor­tals. Y ¿cuál di­rías que es la prin­ci­pal di­fe­ren­cia en­tre es­cri­bir te­mas pa­ra un ál­bum con­cep­tual y los an­te­rio­res de Firewind? No lo ten­go muy cla­ro… nun­ca ha­bía he­cho un ál­bum con­cep­tual has­ta el mo­men­to, así que no te­nía mu­cha idea de có­mo ha­cer­lo ni por dón­de em­pe­zar, así que, pa­ra mí, to­do em­pie­za con te­ner la mú­si­ca y com­po­ner las le­tras pos­te­rior­men­te ins­pi­ra­dos por ella. Es de­cir, por su­pues­to que

te­nía­mos cla­ra la idea ge­ne­ral, to­do el te­ma de la his­to­ria y he­ren­cia tra­di­cio­nal grie­gas, pe­ro tu­vi­mos dis­cu­sio­nes so­bre ello por­que es his­to­ria grie­ga, es­tá cla­ro que ha te­ni­do mu­chí­si­mos ca­pí­tu­los y eras, así que tu­vi­mos que se­lec­cio­nar me­ticu­losa­men­te so­bre qué que­ría­mos ha­blar. ¿Por qué es­co­gis­teis la ba­ta­lla de las Ter­mó­pi­las y la de Sa­la­mi­na, en­ton­ces? Pues, pa­ra ser­te sin­ce­ro, a mu­chos de los chi­cos de la ban­da co­men­ta­ron que les gus­ta­ba la pe­lí­cu­la “300”, así que nos de­can­ta­mos por ha­cer una re­in­ter­pre­ta­ción mu­si­cal de es­tos mis­mos pa­sa­jes de un mo­do al­go más heavy. Así que nos pu­si­mos a leer e in­ves­ti­gar en li­bros de his­to­ria pa­ra co­no­cer en pro­fun­di­dad qué es lo que real­men­te su­ce­dió. La ba­ta­lla de las Ter­mó­pi­las y la de Sa­la­mi­na to­ma­ron lu­gar muy cer­ca la una de la otra, don­de los grie­gos per­die­ron, se con­si­de­ran unas de las gue­rras más im­por­tan­tes en la his­to­ria de la humanidad por­que si hu­bie­se ter­mi­na­do de otro mo­do qui­zás nos en­con­tra­ría­mos en una Eu­ro­pa com­ple­ta­men­te dis­tin­ta aho­ra mis­mo. ¿Hay al­gu­na can­ción de In­mor­tals a la que te sien­tas es­pe­cial­men­te uni­do o te lla­me la aten­ción más que las de­más? Por su­pues­to que me gus­tan to­dos los te­mas del dis­co, pe­ro si tu­vie­ra que es­co­ger mi fa­vo­ri­ta, te di­ría que es “Li­ve And Die By The Sword” por­que creo que es la can­ción más épi­ca que he es­cri­to ja­más, ya que fue muy di­fí­cil ha­cer en­ca­jar sus dis­tin­tas par­tes ya que es muy na­rra­ti­vo, in­clu­so si só­lo es­cu­cha­mos la mú­si­ca y de­ja­mos de la­do las le­tras. La mú­si­ca cuen­ta una his­to­ria y pa­ra mí fue muy guay po­der ha­cer al­go así por­que real­men­te me gus­ta ha­cer can­cio­nes de 3 mi­nu­tos, pe­ga­di­zas, muy har­droc­ke­ras, pe­ro en es­ta oca­sión tra­té de crear una es­pe­cie de ban­da so­no­ra; tra­ta so­bre la par­te en la que Efial­tes trai­cio­na a los grie­gos y los per­sas los ro­dean y los ma­tan, bá­si­ca­men­te los ase­si­nan. Si es­cu­chas la can­ción y pres­tas aten­ción a la le­tra, no sé, bá­si­ca­men­te me po­ne la piel de ga­lli­na, es mi fa­vo­ri­ta. ¿Con­si­de­ras que tus fans van a vi­vir es­ta can­ción con la mis­ma in­ten­si­dad que tú? (Ríe) Bueno, no sé qué les va a gus­tar más o me­nos, pe­ro es­pe­ro que dis­fru­ten to­do el dis­co. De mo­men­to, no­so­tros he­mos es­co­gi­do tres can­cio­nes dis­tin­tas pa­ra pre­sen­tar co­mo sin­gles, la pri­me­ra en ser pre­sen­ta­da es “Hands of Ti­me” que es el te­ma ini­cial del ál­bum, es el tí­pi­co track de Po­wer Me­tal con una ba­se mu­si­cal tre­men­da­men­te rá­pi­da, pe­ro es una can­ción muy chu­la que ha­ce muy bien de in­tro­duc­ción al Firewind de cin­co años des­pués del úl­ti­mo dis­co. El sin­gle prin­ci­pal que se pre­sen­ta­rá con ví­deo es “Ode to Leo­ni­das” que es una de las can­cio­nes con tras­fon­do mu­si­cal más mo­derno y con un es­tri­bi­llo más pe­ga­di­zo, pe­ro sin de­jar de man­te­ner la esen­cia épi­ca que de­fi­ne to­do el dis­co. Cen­trán­do­nos en otros as­pec­tos al­go más téc­ni­cos, ¿cuá­les son tus pre­fe­ren­cias den­tro del es­tu­dio? ¿Te gus­ta im­pli­car­te has­ta el fon­do en es­te as­pec­to de la pro­duc­ción o pre­fie­res de­jar es­tas ta­reas a otros pro­fe­sio­na­les? He pro­du­ci­do la ma­yo­ría de mis ál­bu­mes en mi carrera, aun­que en es­ta oca­sión se tra­ta de una co­pro­duc­ción, sin em­bar­go, tam­po­co es que no me im­pli­que en la par­te téc­ni­ca del dis­co, sino que yo apor­to más bien un as­pec­to mu­si­cal y ex­pli­co có­mo quie­ro que sue­ne el dis­co. To­do el te­ma re­la­cio­na­do con es­co­ger ca­blea­do, mi­cró­fo­nos, me­sas de mez­clas, se lo de­jo a Den­nis. He oí­do que eres un po­qui­to ma­niá­ti­co del con­trol cuan­do es­tás lle­van­do a ca­bo una gra­ba­ción, ¿qué hay de cier­to en eso? (Ríe) Bueno, sí que soy un po­co ma­niá­ti­co del con­trol, me gus­ta que ca­da ele­men­to se co­lo­que se­gún co­mo lo oi­go yo en mi ca­be­za, có­mo lo ima­gino. Pe­ro cuan­do yo no es­toy en la gra­ba­ción tam­po­co me me­to mu­cho, por ejem­plo, cuan­do se gra­ba­ron las vo­ces yo no es­tu­ve allí, sino que le de­jé la res­pon­sa­bi­li­dad del es­tu­dio a Den­nis y lue­go me en­via­ron el ma­te­rial. Así que sim­ple­men­te les de­jé tra­ba­jar co­mo qui­sie­ran pa­ra que se sin­tie­ran có­mo­dos. Ha­bien­do oí­do ya va­rias ve­ces el re­sul­ta­do final de In­mor­tals, ¿hay al­gu­na par­te de él que cam­bia­rías? Sí, cla­ro. Quie­ro de­cir, es al­go en lo que pien­so aho­ra, qui­zás cam­bia­ría y co­rre­gi­ría al­gu­nas no­tas de los so­los aquí y allá, pe­ro real­men­te se tra­ta de co­sas muy pe­que­ñas que en el fon­do no me preo­cu­pan y que no cam­bia­rían sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te el re­sul­ta­do final. Creo que es lo que que­ría en­tre un 98 y el 99%. Siem­pre pien­so so­bre es­to an­tes de en­tre­gar un ál­bum pa­ra que se ha­gan las mez­clas y es que ten­go que es­tar sa­tis­fe­cho, to­do el mun­do tie­ne que es­tar sa­tis­fe­cho con sus in­ter­pre­ta­cio­nes por­que una vez sa­le al mer­ca­do, allí se que­da pa­ra siem­pre, ¿sa­bes? Por otra par­te, se po­dría di­vi­dir tu carrera ar­tís­ti­ca en tres dis­tin­tos ám­bi­tos: por un la­do, es­tás ha­cien­do de gui­ta­rris­ta de Ozzy Os­bour­ne, por otro la­do, tie­nes Firewind y, ade­más, tam­bién has en­con­tra­do tiem­po pa­ra com­po­ner y lle­var a ca­bo tus dis­cos y tours en so­li­ta­rio. ¿Có­mo pue­de al­guien lle­var a ca­bo tan­tos pro­yec­tos a la vez sin aca­bar lo­co? (Ríe) En reali­dad, es bas­tan­te fá­cil, to­das es­tas ban­das y pro­yec­tos son bá­si­ca­men­te mi vi­da. Cuan­do es­toy con Ozzy sim­ple­men­te me con­cen­tro en eso, igual que cuan­do es­toy tra­ba­jan­do en mi pro­yec­to en so­li­ta­rio so­lo exis­te eso… no sé, nin­guno de es­tos tres pro­yec­tos son el mis­mo, así que in­ten­to po­ner to­dos mis es­fuer­zos en ca­da uno de ellos. De to­dos mo­dos, to­do lo que ha­go es sim­ple­men­te mú­si­ca, es con lo que tra­ba­jo y mi vi­da a dia­rio, así que or­ga­ni­zo mi ho­ra­rio or­ga­ni­zan­do una ban­da aquí y otra allá y la ver­dad es que es bas­tan­te guay. Ha­ce dos años ni si­quie­ra creía que fue­ra a ser po­si­ble te­ner una carrera en so­li­ta­rio. En­tre Firewind y mi carrera a so­las es­toy ocu­pa­do los do­ce me­ses del año e in­clu­so es­co­ger si un año quie­ro de­di­car­le más tiem­po o al otro. Con Ozzy real­men­te nun­ca se sa­be, des­de ha­ce al­gu­nos años es­tá más ocu­pa­do con Black Sab­bath, así que real­men­te ya no cuen­to con es­te pro­yec­to, aun­que si con­tac­ta con­mi­go ahí es­ta­ré. Ha­blan­do de Ozzy, ya han pa­sa­do ca­si sie­te años des­de que em­pe­zas­te a to­car la gui­ta­rra en su carrera en so­li­ta­rio, ¿crees que tra­ba­jar mano a mano con él pue­de ha­ber in­fluen­cia­do de al­gún mo­do tu ma­ne­ra de afron­tar tus otros pro­yec­tos? Por su­pues­to que se apren­de un mon­tón de uno de los gran­des co­mo él. Es de­fi­ni­ti­va­men­te una bue­ní­si­ma in­fluen­cia, sim­ple­men­te es fan­tás­ti­co ser un pe­que­ño en­gra­na­je de esa má­qui­na y ver có­mo fun­cio­na, es muy ins­pi­ra­dor, en de­fi­ni­ti­va. ¿Al­gu­na anéc­do­ta jun­to a él que quie­ras com­par­tir con no­so­tros? Pues te­ne­mos mon­to­nes de re­cuer­dos jun­tos y mu­chí­si­mos mo­men­tos di­ver­ti­dos tam­bién (ríe). Re­cuer­do en una oca­sión en la que es­tá­ba­mos de gira y em­pe­cé a acos­tar­me ca­da no­che más y más tar­de, por­que sa­lía mo­ti­va­dí­si­mo del show y no po­día dor­mir. Lle­ga­das las úl­ti­mas se­ma­nas em­pe­cé a te­ner in­som­nio, así que un día se lo co­men­té a Ozzy, que me co­men­tó que a ve­ces él to­ma­ba pas­ti­llas pa­ra dor­mir, y una de esas no­ches que no po­día des­can­sar le di­je si me po­dría dar una de esas pas­ti­llas que me ha­bía co­men­ta­do y él me la dio en­can­ta­do. Pues me la to­mé y ca­si me mue­ro (ríe), al día si­guien­te ape­nas me po­día le­van­tar, y te­nía­mos que co­ger un vue­lo a las 17:30 y yo me le­van­té a las 17:15 y es­ta­ba tan jo­di­da­men­te aton­ta­do que ape­nas me po­día in­cor­po­rar. Pe­ro lle­gué al avión y una vez allí, se acer­ca Ozzy y em­pie­za a reír­se de mí gri­tan­do “¡Es­tás co­lo­ca­do, tío!” (ríe) y en­ton­ces me mira el Tour Ma­na­ger y me di­ce “Eres un mal­di­to idio­ta. ¿Por qué le has pe­di­do pas­ti­llas a él? Las co­sas que él to­ma po­drían dor­mir a un ele­fan­te” (ríe). Apren­dis­te una va­lio­sa lec­ción. Sí, nun­ca to­mes na­da que te ofrez­ca Ozzy. Bueno, cam­bian­do de te­ma, el ve­rano pa­sa­do Firewind pi­só Es­pa­ña por pri­me­ra vez en 8 años pa­ra ac­tuar en el Ri­po­llet Rock. Ima­gino que os tie­ne que ha­ber gus­ta­do la ex­pe­rien­cia por­que es­te año re­pe­tís con el Le­yen­das del Rock. ¡Pues la ver­dad es que sí! La gen­te tam­bién nos ha ido di­cien­do que el Le­yen­das del Rock es un gran festival y muy chu­lo, así que es­toy muy con­ten­to de que nos in­vi­ta­ran a to­car. Aun­que ya he­mos to­ca­do en otros fes­ti­va­les en Es­pa­ña, han si­do bas­tan­te más pe­que­ños que es­te y nos ha­ce mu­cha ilu­sión vol­ver en 2017 con un festival tan gran­de. A par­te de esa fe­cha, ¿va a ha­ber una gira por Es­pa­ña? Pa­ra ser­te sin­ce­ro, to­da­vía no lo sé. Creo que de­pen­de bas­tan­te de la aco­gi­da que ten­ga el dis­co, es que real­men­te es­tá en ma­nos de los fans, có­mo reac­cio­nan al nue­vo ál­bum, si hay de­man­da y de­mues­tran in­te­rés en no­so­tros los pro­mo­to­res nos ofre­ce­rán nue­vas opor­tu­ni­da­des pa­ra vol­ver a Es­pa­ña. ¿Tie­nes al­gún otro pro­yec­to se­cre­to que quie­ras con­fe­sar? (Ríe) No, de ve­ras que no. Aho­ra mis­mo to­do es Firewind y es­cri­bir te­mas pa­ra mi nue­vo ál­bum en so­li­ta­rio que qui­zás sa­co a la luz en un año o dos… Y eso es to­do lo que veo en mi fu­tu­ro, aho­ra mis­mo. Pa­ra aca­bar, di­me có­mo le pre­sen­ta­rías In­mor­tals a al­guien que nun­ca ha oí­do ha­blar de Firewind. Pro­ba­ble­men­te le di­ría que si quie­re em­pe­zar a es­cu­char Me­tal es un buen dis­co pa­ra co­men­zar, quie­ro de­cir, a par­te de las ban­das clá­si­cas del género. Tam­bién pien­so que es un buen re­pre­sen­tan­te del Po­wer Me­tal, pa­ra en­se­ñar­le a al­guien de qué va es­te es­ti­lo, a al­guien que bus­ca es­cu­char mú­si­ca épi­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.