¡A LA CONQUISTA! PERSEFONE

Pre­sen­tan su nue­vo tra­ba­jo, “Aath­ma”, con in­ten­cio­nes de con­quis­tar una es­ce­na en la que po­co a po­co se han ido con­vir­tien­do en un re­fe­ren­te. Na­tu­ra­les de An­do­rra, se le sue­le in­cluir entre la pa­rri­lla na­cio­nal de ban­das y en esa pers­pec­ti­va sin du­da dest

Metal Hammer - - Contenido 352 - TEXTO: DA­VID RO­DRI­GO CAR­LOS PUENTE Y DE LA FO­TO­GRA­FÍA: OFI­CIAL

Me­tal Hammer: ¿Có­mo des­cri­bi­ríais “Aath­ma” en vues­tras pro­pias pa­la­bras? Car­los: Que­ría­mos dar un pa­so ade­lan­te so­bre lo an­te­rior y tam­bién que­ría­mos man­te­ner la te­má­ti­ca. To­do lo que es el te­ma del lí­ri­co que he­mos es­ta­do tra­ba­jan­do.

Pien­sa que no­so­tros lle­va­mos ya, pe­se a que pa­re­ce es­te­mos te­nien­do un po­co de no­to­rie­dad aho­ra, lle­va­mos unos cin­co dis­cos y más de diez años. En­ton­ces el pro­ce­so que nos ha lle­va­do pa­ra ge­ne­ral es­te ál­bum, quie­ras que no siem­pre va siem­pre en re­la­ción con lo que he­mos he­cho de ma­ne­ra an­te­rior, en­ton­ces des­cri­bir el ál­bum es una evo­lu­ción ló­gi­ca des­de jus­to lo an­te­rior que hi­ci­mos que fue una evo­lu­ción de lo an­te­rior. El con­cep­to siem­pre ha si­do el de in­ten­tar dar un pro­duc­to de ma­yor ca­li­dad po­si­ble, tan­to mu­si­cal, com­po­si­ción o téc­ni­ca y real­men­te co­mo de­cía Mi­guel es dar un si­guien­te pa­so a to­dos ni­ve­les, sue­na a cli­ché, pe­ro sim­ple­men­te es eso. MH: Co­mo bien co­men­táis “Aath­ma” es una evo­lu­ción más o me­nos ló­gi­ca des­de Spi­ri­tual Mi­gra­tion que es el an­te­rior, si no me equi­vo­co. De­cís que es una evo­lu­ción que es un pa­so más allá, pe­ro ade­más en to­dos los as­pec­tos… A Ni­vel de com­po­si­ción, com­po­si­vi­to, a ni­vel de re­cur­sos… Sue­na a un dis­co más ma­du­ro.

Car­los: A ver si que es cier­to que cuan­do aca­ba­ba Spi­ri­tual Mi­gra­tion, des­de en­ton­ces has­ta aho­ra tam­bién ha ha­bi­do cam­bios en la ban­da, No es­tá Marc, tam­po­co es­tá Jor­di, te­ne­mos otro gui­ta­rris­ta, tam­bién en­tro Bobby en la ba­te­ría y Fi­li­pe en la gui­ta­rra, en­ton­ces cla­ro es­to es lo que ha­ce que la mú­si­ca evo­lu­cio­ne real­men­te.

Tam­bién hay un te­ma que a mí me gus­ta re­se­ñar y es que pa­ra ha­cer un CD de Persefone, real­men­te nos ha­ce fal­ta un pro­ce­so y un lap­sus de tiem­po bas­tan­te al­to, siem­pre sue­len ser co­mo tres años o in­clu­so dos/ tres añi­tos so­bre los cua­les apro­ve­cha­mos pa­ra apar­te de ha­cer­te ma­yor, tu ma­ne­ra de ha­cer las co­sas cam­bia. Los apro­ve­cha­mos pa­ra es­tu­diar, y ge­ne­rar más in­quie­tu­des mu­si­ca­les y qui­zás lí­ri­cas, una vez que nos sen­te­mos a ha­cer mú­si­ca de nue­vo, por lo que de­ci­mos la evo­lu­ción o la ma­du­rez, no so­mos ni­ños tam­po­co ya y eso se tie­ne que no­tar un po­co en nues­tra ma­ne­ra de vi­vir las co­sas. MH: ¿Cuál ha si­do la par­te más di­fí­cil de Aath­ma? Esa par­te en la que ha­béis di­cho, jo­der aquí nos es­tá cos­tan­do más que en otros dis­cos… Esa par­te don­de os ha­béis atra­gan­ta­do. Bobby: Creo que tam­bién el te­ner que com­pa­gi­nar, a mí al me­nos co­mo el nue­vo ba­te­ría, el com­pa­gi­nar el día a día con tra­ba­jos y to­do lo que con­lle­va la vi­da con ha­cer un dis­co así, que­dan­do fue­ra de ho­ras…

Car­los: Yo creo que lo más chun­go ha si­do la gra­ba­ción del pro­yec­to.

Bobby: Cla­ro, me re­fie­ro a eso. A com­pa­gi­nar nues­tros tra­ba­jos du­ran­te el día, la gra­ba­ción por las no­ches, al día si­guien­te vol­ver a tra­ba­jar… En ese sen­ti­do nos he­mos pa­sa­do mu­chas ho­ras in­ver­ti­das pa­ra que al fi­nal sal­ga el dis­co.

Moe: Yo tam­bién quie­ro apor­tar una co­sa que creo que tam­bién ha si­do muy com­pli­ca­da y es que Spi­ri­tual Mi­gra­tion por al­gún mo­ti­vo que des­co­no­ce­mos, real­men­te tu­vo un cre­ci­mien­to muy gran­de en lo que es la ban­da, el ví­deo tie­ne un mi­llón tres­cien­tas mil vi­si­tas, el dis­co lo ha es­cu­cha­do mu­cha gen­te, ha­bía co­mo mu­cha ex­pec­ta­ti­va de ver lo que ha­cía­mos des­pués de Spi­ri­tual Mi­gra­tion. Y si ves lo que es el pun­to de in­ven­tar, po­ner­te en el pun­to de de­cir: “Hay que su­pe­rar el CD an­te­rior”, es un po­co com­pli­ca­do por­que es un te­ma de gus­tos, no pue­des es­pe­rar adi­vi­nar si a la gen­te le va a gus­tar o no, en­ton­ces siem­pre es com­pli­ca­do te­ner que ha­cer mú­si­ca des­de un pun­to de vis­ta an­te­rior.

Car­los: Creo que lo que quie­re de­cir Mi­guel res­pec­to a lo de que fue­ra com­pli­ca­do, es que por pri­me­ra vez en la his­to­ria pa­re­cía que ha­bía al­guien fue­ra es­pe­ran­do a es­cu­char al­go de lo que fué­ra­mos a ha­cer, por­que an­te­rior­men­te tu ha­cías el dis­co, lo sa­ca­bas y si gus­ta­ba bien o si no pues tam­bién, pe­ro aho­ra ha­bía co­mo un po­co de feed­back res­pec­to a gen­te que ya co­no­cía el an­te­rior, que te­nía ex­pec­ta­ti­va y eso pu­so un po­qui­to de pre­sión. Tam­bién ha­bía gen­te es­pe­ran­do, que el men­sa­je de dis­co an­te­rior les ha­bía lle­ga­do, les ha­bía ca­la­do y es­ta­ban co­mo ex­pec­tan­tes a ver qué pa­sa­ba aho­ra con el gru­po. MH: Cuan­do yo es­cu­che el dis­co, la pri­me­ra vez, que me gus­ta mu­cho por cier­to. Cuan­do lo es­cu­che por pri­me­ra vez pu­se un co­men­ta­rio en fa­ce­book y lo que más me pre­gun­ta­ba la gen­te era si es­ta­ba a la al­tu­ra o si su­pe­ra­ba el Spi­ri­tual Mi­gra­tion. Car­los: Sí, si (ri­sas). Al fi­nal te da ra­bia tu pro­pio dis­co que di­ces ca­go en la le­che si no es tan bueno (ri­sas). MH: Qui­zás una de las co­sas así que de pri­me­ras más ex­pec­ta­ti­vas pue­da ge­ne­rar al­re­de­dor de Aath­ma, es es­tá co­la­bo­ra­ción que ha­béis te­ni­do con Paul Mas­vidal de Cy­nic. Cuan­do lo anun­cias­teis le dio mu­cho Hy­pe. ¿Có­mo sur­gió es­ta co­la­bo­ra­ción? Car­los: (ri­sas), No­so­tros so­mos real­men­te a par­te de in­ten­tos de mú­si­cos y de­más, so­mos muy fan­boys de to­do es­te ro­llo. So­mos muy fans de nues­tras ban­das fa­vo­ri­tas, de nues­tros ar­tis­tas fa­vo­ri­tos y en par­te ha­ce­mos to­do es­to de la ban­da, el in­ten­tar lle­var­las a ese ni­vel pa­ra po­der to­car en se­gún qué lu­ga­res, el po­der vi­vir eso que tan­tas ve­ces he­mos so­ña­do. En­ton­ces en su día cuan­do es­tá­ba­mos tra­ba­jan­do en el con­cep­to de Aath­ma, so­bre­to­do el con­cep­to lí­ri­co, pen­sa­mos en co­la­bo­ra­cio­nes pe­ro de al­gu­na ma­ne­ra fue­ron muy na­tu­ra­les, por­que tu­vi­mos la suer­te de to­car con Cy­nic en el Ou­blast en el úl­ti­mo con­cier­to que die­ron an­tes de se­pa­rar­se y pu­di­mos pa­sar un ra­to con Paul tam­bién allí, es co­mo que ha­bía un po­co de fa­mi­lia­ri­dad, un po­co in­fun­da­da por no­so­tros pe­ro pen­sa­mos que se­ría una bue­na idea se­du­cir­le pa­ra co­la­bo­rar con no­so­tros res­pec­to a la te­má­ti­ca y la par­te lí­ri­ca, por­que sa­be­mos que es­tá muy me­ti­do den­tro del mun­do de la es­pi­ri­tua­li­dad y to­do es­te ti­po de co­sas, así que di­mos el pa­so pa­ra ver que ocu­rría y el re­sul­ta­do es ese.

Moe: Si, pe­ro real­men­te fu­ra un po­co así… ¿Co­la­bo­rar? Lo mis­mo ni nos res­pon­de.

Bobby: Cla­ro. Es lo tí­pi­co que des­pués de un con­cier­to, des­pués de ha­blar con él fue co­mo: “Buah, ¿Te ima­gi­nas que

aca­ba co­la­bo­ran­do en el dis­co”, y aún no es­ta­ba ni es­cri­to el dis­co, es­tá­ba­mos en na­da, aún en prin­ci­pio de com­po­si­ción, muy al prin­ci­pio de com­po­si­ción. Y lue­go fue co­mo va­mos a en­viar un email, con­tes­tó, y lo que te­nía que ser una pe­que­ña co­la­bo­ra­ción al prin­ci­pio...

Moe: Al prin­ci­pio le que­ría­mos que hi­cie­ra la in­tro del dis­co, lo que es la in­tro, le en­via­mos la fra­se que te­nía que de­cir… A él le gus­to, le ca­lo la idea, lue­go fue un po­co más di­ver­ti­do por­que cuan­do ya le te­nía­mos un po­co más den­tro fue un, bueno tío, mo­la­ría que can­ta­rás, va­mos a pe­dír­se­lo… Paul tío te im­por­ta can­tar una can­ción (ndr: aquí les res­pon­dió que sí que es­ta­ba guay), y ya cuan­do lo te­nía­mos den­tro: “hey, ¿y si te ha­ces un so­lo?”, mo­la­ría que te in­clu­ye­ras un so­lo. MH: ¿Y si te ha­ces me­dio dis­co? (ri­sas) Bobby: Cla­ro, ese es el ro­llo. Lue­go ya era pen­sar que to­ca­mos con Paul en el dis­co, ese es el ro­llo. Le es­tu­vi­mos es­ti­ran­do (ri­sas).

Car­los: Hu­bo un mo­men­to muy gra­cio­so, di­ji­mos se­ría muy gua­po que usa­rá el Vo­co­der co­mo en Cy­nic, por­que so­mos muy fans de la ban­da y pen­sa­mos que igual si se lo de­cía­mos se po­dría mo­les­tar por al­go, en­ton­ces nos con­tes­to al email pre­gun­tán­do­nos si nos mo­les­ta­ría si usa­rá el Vo­co­der con el ro­llo es­te del alíen. No­so­tros dan­do sal­tos co­mo si hu­bié­ra­mos ga­na­do la cham­pions lee, en nues­tras ca­sas. Bobby: Nues­tra res­pues­ta fue que sí, to­do muy cor­dial. Car­los: De he­cho es­tá­ba­mos cons­pi­ran­do, con que si el tío can­ta­ba nor­mal no­so­tros po­nía­mos lue­go un boc­ko­der no­so­tros y lue­go to­ca­mos, es lo que hay (ri­sas). MH: La pre­gun­ta ló­gi­ca con to­da es­ta in­for­ma­ción es si os ha­béis re­plan­tea­do in­vi­tar­le a un con­cier­to de la gi­ra. Car­los: Cla­ro. Eso se­ría in­creí­ble. Moe: Es­ta el pun­to geo­grá­fi­co, que creo que es un pe­lín. Car­los: El tío se ha com­por­ta­do de una ma­ne­ra cer­ca­na, he de de­cir. Y to­do… Le­van­tar­te, to­do el con­tac­to con él, el le­van­tar­te y ver un co­rreo de Paul Mas­vidal, pe­ro lue­go al fi­nal del día el tío co­mo que es­ta­ba co­mo un po­co más abier­to, in­clu­so cuan­do le en­via­mos el re­sul­ta­do fi­nal lo pú­bli­co en sus re­des so­cia­les, que no ten­dría por qué ha­ber­lo he­cho. In­clu­so es­ta­ba muy con­ten­to y que­ría in­clu­so pro­mo­cio­nar el ál­bum, por­que le gus­to mu­cho la pro­pues­ta mu­si­cal. En­ton­ces cuan­do aca­bo la co­la­bo­ra­ción, he­mos ha­bla­do mu­cho so­bre la idea ob­via­men­te si to­do se con­su­ma bien, y va­mos a Es­ta­dos Uni­dos in­vi­tar­le a co­la­bo­rar si le pi­lla cer­ca o in­clu­so en el fu­tu­ro te­ner co­la­bo­ra­cio­nes más pro­fun­das, de­bi­do so­bre to­do de­bi­do al fee­ling que no­ta­mos res­pec­to a él. MH: Aho­ra que ha­bla­bas de la pro­pues­ta mu­si­cal de

es­te Aath­ma, es­ta­ba yo ha­blan­do con un co­le­ga y no pa­ra­ba de de­cir­me: jo que mo­rro tie­nes que ya lo has es­cu­cha­do, en­se­ña­me al me­nos una can­ción, di­me co­mo sue­na. Lo he es­cu­cha­do dos ve­ces, no sé a que co­ño sue­na el dis­co. Persefone: (ri­sas). MH: Lue­go ya al fi­nal le di­je: Si los Cy­nic del Fo­cus hu­bie­ran he­cho el Black­wa­ter de Opeth, pues a eso sue­na. Car­los: No se yo que de­cir aquí, por­que has di­cho dos se­ño­res dis­cos. Yo que se tío, yo se que al fi­nal es to­do mú­si­ca, si vie­ras nues­tros gus­tos ve­rías que son to­dos tan eclé­ti­cos, ra­ros y nos da igual lo que es­cu­che­mos, que lue­go al fi­nal lo po­ne­mos to­do jun­to de ma­ne­ra na­tu­ral pa­ra no­so­tros es Me­tal, por­que es me­tal y lue­go aña­di­mos to­do lo de­más. A ve­ces te sal­drá más du­ra me­nos du­ra.

Bobby: Es que el es­pec­tro es muy am­plio. No te pue­des que­dar con una can­ción o con una sec­ción pa­ra de­fi­nir el dis­co, creo que te­néis pa­ra to­dos los gus­tos. Es muy am­plio pa­ra mí, co­mo pa­ra po­der eti­que­tar­lo, es di­fí­cil. La com­pa­ra­ción que has he­cho es es­tu­pen­da y la pue­des usar siem­pre que quie­ras. MH: Po­déis co­ger la fra­se y po­ner Da­vid Ro­dri­go de Me­tal Hammer… Moe: Lo ha­re­mos (ri­sas), que lo se­pas MH: Po­déis ci­tar­me si que­réis (ri­sas). Bueno ha­blan­do un po­co más del dis­co, de las can­cio­nes que al fi­nal es lo que im­por­ta, la ver­dad es que tam­bién me re­sul­ta di­fí­cil no po­der de­cir: Pues es­tá can­ción me gus­ta más o me lle­ga me­jor, qui­zás las can­cio­nes que más Li­ving Wa­ves y Still­ness Is Ti­me­less, esas son las dos que más me lla­man la aten­ción

Car­los: Es cu­rio­so, Li­ving Wa­ves si que cree­mos que tie­ne po­ten­cial pa­ra que lle­gue a otro ti­po de pú­bli­co a gen­te que no es­té tan acos­tum­bra­da. Pe­ro los dos ejem­plos que has da­do son muy cu­rio­sos por­que son: La can­ción más ac­ce­si­ble (Li­ving Wa­ves) y una de las me­nos ac­ce­si­bles (Still­nes Is Ti­me­less), que es una can­ción más lar­ga y tie­ne mu­chos cam­bios.

Moe: Qui­zás Still­nes is Ti­me­less es­tá alan­za­da con lo an­ti­guo Persefone con mu­chos cam­bios, mu­chos riff, mu­cho cam­bios de di­ná­mi­ca, la es­truc­tu­ra es más caó­ti­ca… mu­chas secciones.

Car­los: El én­fa­sis real­men­te de can­cio­nes… di­go én­fa­sis por­que nun­ca sa­bes lo que va a sa­lir, pe­ro las can­cio­nes que si pen­sá­ba­mos que iban a te­ner más gan­cho eran Li­ving Wa­ves y Pri­son Skin.

Moe: Ade­más es­te úl­ti­mo es un te­ma que es­tá más en­fo­ca­do a lo que fue Spi­ri­tual Mi­gra­tion, qui­zás el que más se pa­re­ce al de nues­tro dis­co an­te­rior.

Car­los: Qui­zás Lin­kan­do.

Moe: Sí, lin­kan­do a lo que es nues­tro dis­co an­te­rior y lue­go Li­ving Wa­ves que tam­bién se hi­zo un po­co con la idea de la si­mi­li­tud. Bobby: No creo que se hi­cie­ra así ex­pre­sa­men­te así Moe: No sa­lió así, real­men­te Bobby: Exac­to, ha sa­li­do así. La co­la­bo­ra­ción el có­mo ha ido evo­lu­cio­nan­do la can­ción tras la co­la­boa­ción. MH: Lue­go te­ne­mos las cua­tro par­tes de Aath­ma… Uni­ver­sal One­ness, Spi­ri­tual Bliss , Many of One y la cuar­ta que no me acuer­do de co­mo se lla­ma.

Bobby: Ni No­so­tros (ri­sas). Moe: One With The Light Car­los: Nues­tra in­ten­ción con esa can­ción era la de ha­cer una úni­ca can­ción en­te­ra, de vein­te mi­nu­tos, si lue­go la gen­te que­ría ir a secciones más con­cre­tas la di­vi­di­mos en cua­tro par­tes con­cre­tas. El se­llo tam­bién nos pro­pu­so la idea de lue­go di­vi­dir­la pa­ra que fun­cio­na­ra un po­co más.

Moe: La gen­te pu­die­ra es­cu­char­la sin ne­ce­si­dad de oír las otras par­tes, en­ton­ces se tu­vo que bus­car un po­co co­mo ha­cer­lo.

Bobby: Los nom­bres pe­ro pa­ra no­so­tros fun­co­na más co­mo una úni­ca can­ción y co­mo un re­su­men del dis­co, a ni­vel de con­cep­to y a ni­vel mu­si­cal. MH: Lle­go la dis­co­grá­fi­ca y di­jo: pe­ro ra­yaos ¿qué ha­céis aquí? Car­los: No sé si es­tás al co­rrien­te de que nues­tro se­gun­do dis­co cons­ta de tres can­cio­nes de 20 mi­nu­tos, si con­si­de­ra­mos que era un mo­vi­mien­to bas­tan­te in­tere­san­te a ni­vel co­mer­cial, de­jar­los tal cual. MH: Yo, per­so­nal­men­te no ten­go nin­gún pro­ble­ma con can­cio­nes de 20 mi­nu­tos, ni las de 30. Ósea yo nin­gún pro­ble­ma, pe­ro sí que en­tien­do a la gen­te le fre­ne. Car­los: Les da­rá pe­re­za MH: Sí, pue­de ser. Bueno y a ni­vel con­cep­tual, cen­trán­do­nos un po­co más en la úl­ti­ma pie­za de es­te Aath­ma, en es­ta com­po­si­ción de 20 mi­nu­tos y de cua­tro mo­vi­mien­tos. ¿Cuál es un po­co el con­cep­to que hay de­trás de ello? Car­los: Pues fí­ja­te… El con­cep­to lí­ri­co te re­fie­res, su­pon­go. MH: Sí, cla­ro. El ro­llo con­cep­tual o co­mo quie­ras… Car­los: El ro­llo, es de­cir, el dis­co en­te­ro… Aath­ma la pa­la­bra en sí sig­ni­fi­ca al­ma en sans­cri­to y apar­te me gus­ta­ba co­mo que­da­ba es­cri­to vi­sual­men­te, la pa­la­bra sig­ni­fi­ca al­ma y no­so­tros so­mos per­so­nas bas­tan­te es­pi­ri­tua­les o que nos gus­ta ma­du­rar, te­ner con­ver­sa­cio­nes un po­co más aje­nas a lo que es me­ra­men­te mun­dano o sen­so­rial. En­ton­ces en una de esas mien­tras ha­cía­mos la mú­si­ca, es una de esas con­ver­sa­cio­nes pues­to que que­ría­mos con­ti­nuar con la lí­nea del Spi­ri­tual Mi­gra­tion por­que es con lo más có­mo­do… Es co­mo que en­con­tra­mos

una iden­ti­dad con la que nos sen­tía­mos iden­ti­fi­ca­dos, ha­blan­do de to­do es­te pro­ce­so, ha­blan­do de crear un dis­co con­cep­tual ha­blan­do de nues­tro con­cep­to, po­nien­do un pe­que­ño re­su­men de lo que es el al­ma des­de un pun­to de vis­ta no re­li­gio­so y un pun­to de vis­ta que fue­ra ac­ce­si­ble a cual­quier per­so­na que le in­tere­se el ver un po­co más allá de lo me­ra­men­te sen­so­rial.

En­ton­ces Aath­ma co­mo tal, el úl­ti­mo te­ma co­mo tal en sus cua­tro par­tes es el fi­nal del dis­co con­cep­tual y es el que ex­pli­ca en el mo­men­to… El dis­co em­pie­za en el pun­to en el que uno no es cons­cien­te de esa par­te es­pi­ri­tual del ser hu­mano y se­gún va avan­zan­do lí­ri­ca­men­te, en­ton­ces lle­ga Aath­ma en el que la per­so­na ya lle­ga a un pun­to en el que tras­cien­de lo sen­so­rial, co­mo ya he­mos di­cho y se en­cuen­tra don­de di­ce al fi­nal de la can­ción cuan­do can­ta la chi­ca: Yo no soy es­tá piel, yo no soy es­te cuer­po, es­tá ca­ra, yo soy una ola vi­vien­te… Es co­mo lle­gar a la con­clu­sión fi­nal, así que Aath­ma es co­mo lle­gar a un pun­to de ilu­mi­na­ción per­so­nal.

Bobby: Có­mo de tras­cen­der… Car­los: Sí, tras­cen­der es la pa­la­bra. MH: Si tu­vie­rais que ele­gir tres sen­sa­cio­nes o sen­ti­mien­tos, no sé muy bien co­mo de­cir­lo… Cuan­do una per­so­na es­cu­che el dis­co¿qué tres sen­sa­cio­nes creéis que le lle­ga­rán por es­tar en el dis­co? Car­los: Te pue­do de­cir las que me gus­ta­ría que le lle­ga­rán MH: Va­le, sí Car­los: Yo creo que, li­be­ra­ción se­ría una en mi opi­nión. Me gus­ta­ría po­der con­mo­ver a la per­so­na de al­gu­na ma­ne­ra con la mú­si­ca ade­más de la lí­ri­ca y que sin­tie­ra fuer­za, al­go ener­gé­ti­co, al­go co­mo cuan­do te vie­ne una ola gi­gan­te a la ca­be­za.

Bobby: El fi­nal al me­nos las ve­ces que lo es­cu­cha­mos jun­tos cuan­do la mez­cla y to­do eso, to­dos cen­tra­dos en los de­ta­lles, cuan­do es­cu­chas un dis­co con los ojos ce­rra­dos y muy aten­to, la sen­sa­ción fi­nal era esa, la de qui­tar­te un pe­so enor­me en­ci­ma, una sen­sa­ción co­mo de paz con la voz de la chi­ca, la or­ques­ta y to­do, la sen­sa­ción era esa de paz ex­tre­ma, va­mos esa era la mía no sé la del oyen­te. MH: Sí. Has men­cio­na­do lo del fi­nal or­ques­ta­do y de­más. ¿Os ha­béis plan­tea­do ha­cer un dis­co en esa di­rec­ción? To­do lleno de or­ques­ta­cio­nes con una or­ques­ta chu­la de ver­dad, vol­ve­ros lo­cos. Moe: Va­le un pi­co

Car­los: Ese ha si­do el te­clis­ta, la res­pues­ta no es ofi­cial (ri­sas). Moe: Yo creo que no. El te­ma or­ques­ta yo creo que en Persefone fun­cio­na por­que tie­ne to­do lo otro, es de­cir, ya exis­ten mu­chos cd’s or­ques­ta­les y yo soy el pri­me­ro que pien­sa que ado­ra el te­ma or­ques­tal, no me en­tra un dis­co en­te­ro or­ques­tal fá­cil­men­te, sue­le ten­der a car­gar­se mu­cho a no ser que es­te bien pen­sa­do, se car­ga mu­cho. En­ton­ces to­do es­te te­ma del te­ner fi­na­les co­mo el de Spi­ri­tual Mi­gra­tion o es­te de Aath­ma con la chi­ca can­tan­do con or­ques­ta, fun­cio­na por­que an­tes ha ha­bi­do mu­cha tra­lla real­men­te, Still­ness to­da la par­te fi­nal es muy in­ter­ac­ti­va, muy po­ten­te. En­ton­ces siem­pre nos ha gus­ta­do el dar la sen­sa­ción de que el via­je ha lle­ga­do a su fi­nal y te que­das con una sen­sa­ción de cal­ma y que cuan­do aca­be el CD, di­gas, guau que pe­da­zo de via­je.

Car­los: Ade­más va­rios de la ban­da tam­bién tra­ba­ja­mos ha­cien­do mú­si­ca pa­ra pe­lí­cu­las o pa­ra vi­deo­jue­gos, en­ton­ces tam­bién es un buen re­cur­so el te­ner a mano el re­cur­so el te­ma or­ques­tal pa­ra los cd’s.

Bobby: Bueno, es­tu­vi­mos ha­blan­do con la gen­te de Flesh­god Apo­caly­pse, con la op­ción qui­zás de tra­ba­jar con una or­ques­ta real de ha­cer al­go gran­de, pe­ro ni nos da­ba el tiem­po ni el pre­su­pues­to. Nos pu­so en con­tac­to Jens con ellos, es­tu­vi­mos in­ter­cam­bian­do emails, nos ex­pli­ca­ron co­mo lo ha­cían ellos, al fi­nal de­ci­di­mos in­ver­tir el tiem­po y el di­ne­ro en otra co­sa. MH: ¿Sa­béis quien ha he­cho las or­ques­ta­cio­nes con Flesh­god Apo­caly­pse? Co­mo lo ha­béis he­cho vo­so­tros. Persefone: ¿Quién? MH: Krea­tor Bobby: Ah va­le, pues lo mis­mo. Pues lo mis­mo cuan­do es­tu­vi­mos en Sue­cia Jens nos lo es­ta­ba co­men­tan­do lo de Krea­tor que aca­ba­ban de ha­cer el ál­bum. MH: Fue exac­ta­men­te igual Car­los: Es­ta­mos en­tran­do en la ma­fia, en la co­sa nos­tra los an­do­rra­nos. Lo que pa­sa es que so­mos muy pa­le­tos (ri­sas) MH: Si que pa­re­ce que con es­te nue­vo dis­co, des­pués de Spi­ri­tual Mi­gra­tion tu­vie­ra un buen im­pac­to, pa­re­ce que la gen­te se es­pe­ra es­pe­ra el dis­co, y ya se es­pe­ra de Persefone que no sea una ban­da que ten­ga que cre­cer, si no un gru­po co­mo pue­de ser otro cual­quie­ra. Car­los: Pa­re­ce, aun­que des­de den­tro ya te pue­des ima­gi­nar que se pue­de ver des­de una ma­ne­ra más mo­des­ta, nun­ca sa­bes qué ti­po de res­pues­ta vas a re­ci­bir. El dis­co no ha sa­li­do to­da­vía y te­ne­mos ex­pec­ta­ti­vas de que pue­da lle­gar y fun­cio­nar, pe­ro des­de den­tro siem­pre te en­cuen­tras en un pun­to, nun­ca te en­cuen­tras en el pun­to que quie­res es­tar, pien­sas que tie­nes que tra­ba­jar más pa­ra lle­gar más le­jos de don­de es­tás. MH: Ese es el es­tig­ma del ar­tis­ta, nun­ca es­tar con­ten­to con tu pro­pio tra­ba­jo pa­ra po­der se­guir ade­lan­te. Car­los: Es ver­dad. Es una es­pe­cie de mal­di­ción… Bobby: De mo­men­to yo no es­toy en ese pun­to aún (ri­sas), que aún no ha sa­li­do el dis­co ca­bro­nes. Yo es­toy ma­zo con­ten­to, pue­des po­ner­lo en ma­yús­cu­las y ya me can­sa­ré más ade­lan­te, pe­ro sí que en­tien­do la si­tua­ción.

Moe: Real­men­te te mi­ras el CD y los erro­res los ves, los fa­llos, tie­nes ga­nas de de­cir jo­der aquí hay al­go, aquí la he­mos ca­gado es­to hay que me­jo­rar­lo y hay ga­nas (ri­sas).

Car­los: Res­pec­to a la po­si­ción de la ban­da tam­bién, aho­ra va­mos a ha­cer la gi­ra es­ta co­mo head­li­ning y sue­na muy im­por­tan­te pe­ro es­ta­mos muer­tos de mie­do por sa­ber qué ti­po de reac­ción va­mos a te­ner o si va­mos a te­ner pú­bli­co o no, aun­que la gen­te en al­gu­nas oca­sio­nes pue­da pen­sar es una ban­da es­ta­ble­ci­da y ha­cen gi­ras de es­te ca­li­bre, pe­ro real­men­te va­mos con pies de plo­mo pa­ra que to­do va­ya bien.

Moe: Es nues­tra pri­me­ra gi­ra co­mo head­li­ning y es eso, nun­ca sa­bes lo que te vas a en­con­trar. MH: Hu­bo un gru­po en fa­ce­book en el que es­toy, de gen­te co­mo no­so­tros con el pro­gre­si­vo. Pues hu­bo un tío que se pen­sa­ba que vues­tra fe­cha en Ma­drid coin­ci­día con la de Pain of Sal­va­tion , cuan­do vo­so­tros to­cáis el 8 y ellos 9. Car­los: Es que si to­can Pain of Sal­va­tion, yo me voy a ver­les. MH: Y en­ton­ces el tío de­cía ¿A quién voy a ver a Pain of Sal­va­tion o a Persefone? Es de­cir es­ta­ba in­de­ci­so. Car­los: A Pain of Sal­va­tion, esa era la res­pues­ta co­rrec­ta (ri­sas).

Bobby: Ese tío se me­re­ce un mo­nu­men­to, pe­ro Pain of Sal­va­tion sin du­da. MH: Mi pun­to iba, que pa­re­ce que la gen­te se lo es­tá to­man­do en se­rio. Moe: Te de­ja muy hu­mil­de es­to, el he­cho de ver es­tas co­sas te sor­pren­de… No te de­ja de sor­pren­der, al me­nos a mí. MH: De ca­ra a la gi­ra ya que la es­ta­mos co­men­tan­do…¿Cuá­les son las ex­pec­ta­ti­vas ob­je­ti­vas que te­néis con es­ta nue­va gi­ra con el nue­vo dis­co? Car­los: Pues es un pa­so real­men­te. Nues­tro ma­na­ger sí que que­ría que hi­cié­ra­mos una gi­ra co­mo ca­be­zas de car­tel, peo sa­be­mos el pun­to en el que es­ta­mos, no­so­tros no so­mos una ban­da que me­ta 2000 per­so­nas por sa­la ni mu­cho me­nos, en­ton­ces es un pri­mer pa­so es­ta­mos vien­do co­mo se abre la la­ta.

Persefone: Mi­ra, aho­ra mis­mo en Persefone creo que hay un equi­po y creo que por pri­me­ra vez… Ósea so­mos 6 per­so­nas e la ban­da, pe­ro hay un equi­po de más per­so­nas de las que se cuen­tan des­de téc­ni­cos has­ta ma­na­ge­ment y dis­co­grá­fi­ca en­ton­ces mu­chas ve­ces nos ve­mos acon­se­ja­dos por ellos de­pen­dien­do de los pa­sos que que­ra­mos dar. Me­ter­nos en es­ta gi­ra de head­li­ning es

un mo­vi­mien­to que se nos ha acon­se­ja­do des­de el pro­pio ma­na­ge­ment con la in­ten­ción de… Bueno son In­tro­men­tal Ma­na­ge­ment que lle­va­ban tam­bién a Leprous, ¿Sa­bes? MH: Sí Persefone: Y es­tán ha­cien­do el mis­mo pro­ce­so aho­ra que hi­cie­ron con Leprous, pa­ra po­ner­nos en la mis­ma si­tua­ción. Eso sig­ni­fi­ca ha­cer pa­sos de es­te ti­po, es de­cir, en gi­ras que a lo me­jor de ma­ne­ra ob­je­ti­va, no po­de­mos pre­ten­der… pa­ra no­so­tros un éxi­to se­ria que es­tu­vie­ra gen­te en ca­da sa­la, ya ve­ría­mos cuan­ta o cuan­ta po­ca pe­ro que vi­nie­ra du­ran­te un con­cier­to pa­ra que hu­bie­ra un pe­que­ño cre­ci­mien­to. La fi­na­li­dad es más bien a me­dio pla­zo, una se­gun­da gi­ra, en Es­pa­ña quie­ras que no he­mos to­ca­do prác­ti­ca­men­te po­co, en­ton­ces es un pri­mer pa­so pa­ra en­se­ñar a la gen­te que exis­te es­ta op­ción, que exis­te Persefone y que ve­rán un con­cier­to de ca­li­dad.

Bobby: Es­ta­mos tam­bién tra­ba­jan­do eso, el te­ner un show de ca­li­dad, por in­ten­tar si­tuar­nos con un gru­po… No me com­pa­ro, pe­ro Pain of Sal­va­tion que al­guien pue­da de­ci­dir si ir a un bo­lo o al otro, pues lle­var un ni­vel de di­rec­to y de show a la al­tu­ra de lo que la gen­te es­tá es­pe­ran­do.

Den­tro de nues­tras li­mi­ta­cio­nes téc­ni­cas, de pro­duc­ción y co­mo mú­si­cos, pe­ro al me­nos po­ner el má­xi­mo pa­ra que la pro­pues­ta sea de­cen­te pa­ra la gen­te que va­ya a ver­nos. Ya es­ta­mos tra­ba­jan­do en lu­ces y so­ni­do des­de aho­ra, co­sa que an­tes no te pa­ras tan­to co­mo vas a ha­cer­lo, in­ten­tas to­car bien la can­ción y po­co más, aho­ra hay co­mo un po­co más de pre­pa­ra­ción, de ha­blar con los téc­ni­cos de luz/so­ni­do, de pre­pa­rar el show de ini­cio a fi­nal, no so­lo de po­ner las can­cio­nes en or­den. MH: Con cin­co dis­cos en el mer­ca­do, con una ca­rre­ra más que con­si­de­ra­ble. Y sien­do la es­ce­na co­mo es, que cues­ta ha­cer­se más gran­de, que ha­béis te­ni­do que es­pe­rar a es­te dis­co pa­ra que pa­rez­ca que persefone pue­de lle­gar a ser al­go más. Du­ran­te to­do ese ca­mino ¿Cuán­tas ve­ces ha­béis pen­sa­do en ti­rar la toa­lla? Car­los: Nun­ca MH: ¿Nun­ca?

Car­los: No, por­que hi­ce es­to con la in­ten­ción de que tie­nes que va­lo­rar lo que ha­ces con éxi­to o con la du­ra­ción, te has equi­vo­ca­do de pro­fe­sión. Es­to es ser mú­si­co y el ser mú­si­co sig­ni­fi­ca ex­pre­sar…Lo ha­ce­mos por­que nos gus­ta ex­pre­sar­nos y es la ma­ne­ra que te­ne­mos pe­ro de­jar­lo no tie­ne sen­ti­do. Po­de­mos de­jar­lo de ha­cer a es­te ni­vel o po­de­mos de­jar de po­ner a lo me­jor tan­to es­fuer­zo en in­ver­sión eco­nó­mi­ca, pe­ro de­jar­lo co­mo tal no es una op­ción. Por­que uno no de­ja de ser co­mo es.

Moe: Es lo que ha­ce­mos, es de­cir, hu­bo un día que de­ci­di­mos que so­mos mú­si­cos. En­ton­ces un mú­si­co ha­ce mú­si­ca, es lo que es. Es co­mo que se mez­cla el con­cep­to de ha­cer mú­si­ca con el ha­cer di­ne­ro pa­ra co­mer o te­ner que ha­cer mil co­sas, hay que bus­car­se unos ob­je­ti­vos, si lle­ga el pun­to en el que Persefone lle­gue a un pun­to que nos de di­ne­ro pa­ra po­der vi­vir de ello, pues oye fa­bu­lo­so. Pe­ro de mo­men­to la idea no ha si­do esa, por lo que plan­tear­se de­jar­lo tam­po­co, mien­tras ten­ga­mos ga­nas de ha­cer mú­si­ca ha­brá dis­cos de Persefone. MH: Os de­ja­mos es­te es­pa­cio pa­ra que os di­ri­jáis a vues­tros se­gui­do­res o si creéis que nos he­mos de­ja­do al­go. Car­los: A mí per­so­nal­men­te de­cir que me ha­ce mu­chí­si­ma ilu­sión sa­lir en Me­tal Hammer (ri­sas). De ver­dad, cuan­do Mi­guel y yo em­pe­za­mos en Al­ba­ce­te en su día a ha­cer un gru­po jun­tos, que lue­go se con­vir­tió en Persefone aquí en An­do­rra pe­ro ve­nía­mos de allí y vien­do la re­tros­pec­ti­va aho­ra, la re­vis­ta que leía­mos era es­ta en Es­pa­ña y sa­ber que te­ne­mos la op­ción de po­der for­mar par­te de es­to, a mí yo in­te­rior pe­que­ñi­to le ha­ce mu­chí­si­ma ilu­sión el ha­ber lle­ga­do a es­te pun­to, es un pe­que­ño hy­pe pa­ra mí. Os agra­dez­co mu­cho el es­pa­cio que nos brin­dáis.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.