SUE­NAN DE CI­NE

WONDERONCE nos pre­sen­tan su pri­mer dis­co “Free­dom Od­di­sey”, ha­cién­do­se un hue­co en la es­ce­na folk/vi­king na­cio­nal por mé­ri­tos pro­pios. Ha­bla­mos con la ban­da so­bre su pre­sen­te y su fu­tu­ro:

Metal Hammer - - Criticas - TEXTO: DA­VID RO­DRI­GO CLA­RA RICO Y FO­TO­GRA­FÍA:

Pues pri­me­ro de to­do me gus­ta­ría que con­ta­rais quié­nes son WonderOnce, qué es WonderOnce.

WonderOnce es un gru­po de Me­tal Ci­ne­má­ti­co Fan­tás­ti­co que se ba­sa en mez­clar ban­das so­no­ras con Me­tal se­gún el ti­po de at­mós­fe­ra y de his­to­ria que se quie­ra re­crear.

Es un po­co el con­cep­to que em­pe­za­ron a ex­plo­rar Rhap­sody en sus años mo­zos. Es un po­co esa di­rec­ción la que ha­béis to­ma­do, ¿no? Aun­que sí es ver­dad que vo­so­tros te­néis al­gu­nos to­ques un po­co más bru­to­tes por ahí me­ti­dos, ¿no?

Sí, di­ga­mos que lo que ha­ce Tu­ri­lli es­tá más ba­sa­do en lo que vie­ne sien­do el Po­wer, no­so­tros no nos ba­sa­mos en nin­gún es­ti­lo con­cre­to, sino que abar­ca­mos más cam­po y co­ge­mos los re­cur­sos ne­ce­sa­rios pa­ra re­crear la at­mós­fe­ra re­que­ri­da pa­ra ca­da can­ción.

Y a la ho­ra de ha­cer es­te dis­co, el Free­dom Od­di­sey, que es un dis­co bas­tan­te lar­go lo cual es ex­tra­ño, ¿no? Que una ban­da que se es­té pre­sen­tan­do lo ha­ga con un dis­co tan lar­go. Va­mos, que pa­ra mí per­fec­to por­que me en­can­tan los dis­cos lar­gos, pe­ro eso. ¿Hay al­gún hi­lo con­duc­tor ge­ne­ral en el dis­co o hay par­tes que es­tán re­la­cio­na­das y otras que son un po­co más in­de­pen­dien­tes?

Sí, la tri­lo­gía de lo que es Dra­gon Va­lley es­tá to­da re­la­cio­na­da, una mis­ma his­to­ria. Las de­más can­cio­nes den­tro del mis­mo dis­co no tie­nen na­da que ver, ya que son his­to­rias di­fe­ren­tes, pe­ro de to­das for­mas el dis­co es­tá com­pues­to si­guien­do, más o me­nos, una pro­gre­sión co­mo si fue­ra una odi­sea mu­si­cal. En te­ma de le­tras no tie­ne re­la­ción, a par­te de la tri­lo­gía.

O sea que es co­mo cuan­do te com­pras un li­bro de re­la­tos cor­tos y to­dos ver­san so­bre una mis­ma te­má­ti­ca, pe­ro son in­de­pen­dien­tes, no es una his­to­ria glo­bal.

Exac­ta­men­te. De he­cho, el dis­co abar­ca mu­cho lo que vie­ne a ser el sen­ti­mien­to de li­ber­tad, rom­per ba­rre­ras, ir más allá. Es una te­má­ti­ca que re­cu­rre mu­cho den­tro de las his­to­rias que hay.

Una co­sa que me ha gus­ta­do mu­cho del dis­co, an­tes de en­trar un po­co a ver te­mas y de­más, es el so­ni­do glo­bal que tie­ne. Cuan­do te lle­ga un dis­co nue­vo de una ban­da que no co­no­ces y que es nue­va nun­ca es­tás muy se­gu­ro de qué es­pe­rar­te. Lo que sí es cier­to es que con la tec­no­lo­gía de hoy en día es más fá­cil que un dis­co sue­ne bien, pe­ro tam­bién hay mu­chas ban­das que no con­si­guen al­can­zar el so­ni­do que quie­ren en un pri­mer dis­co y me ha gus­ta­do mu­cho co­mo sue­na, en ge­ne­ral. Así que ¿dón­de lo ha­béis he­cho? ¿có­mo lo ha­béis he­cho? ¿quién se ha en­car­ga­do de la pro­duc­ción de es­te dis­co?

Pues lo he­mos gra­ba­do to­do no­so­tros en es­tu­dios per­so­na­les y es­pe­cia­li­za­dos, de­pen­dien­do de lo que se gra­ba­ra. Lo que es ba­te­ría, gui­ta­rras y ba­jos, lo gra­ba­mos no­so­tros mis­mos y lo que es gui­ta­rra acús­ti­ca, vo­ces, co­ros, vio­lín y otro ti­po de ins­tru­men­tos co­mo lle­ga a ser per­cu­sión. To­do eso lo he­mos gra­ba­do en es­tu­dios di­fe­ren­tes. Yo (An­drea) me he en­car­ga­do per­so­nal­men­te de la com­po­si­ción de la or­ques­ta, que la mez­clé yo. Tam­bién ayu­dé mu­cho a sa­car el so­ni­do del vio­lín, las vo­ces, la gui­ta­rra acús­ti­ca… To­do eso des­pués fue en­tre­ga­do a Vic Or­te­ga que mez­cló la ba­se y lue­go to­dos los de­más ele­men­tos que mez­clé yo los aña­dió al con­jun­to. Co­mo él vi­ve le­jos, en Gran Ca­na­ria, él hi­zo una mez­cla y lue­go al es­cu­char­lo pues tra­ba­jé so­bre eso co­mo ‘Es­to a mí me des­cua­dra, voy a su­bir­lo a mi pro­yec­to…’.

A re­to­car.

Exac­to, lo fui­mos pa­san­do de ade­lan­te pa­ra atrás. Ob­via­men­te es un pro­ce­so que se alar­gó más de lo ne­ce­sa­rio, pe­ro es un po­co lo que pa­sa por las dis­tan­cias.

He no­ta­do en el dis­co que hay una pro­gre­sión muy cla­ra des­de el prin­ci­pio ha­cia el fi­nal, co­mo que to­do va cre­cien­do, cons­tru­yen­do un clí­max que al fi­nal es muy in­ten­so. Es un po­co lo que bus­ca­bais, qui­zás.

Sí, la tri­lo­gía que men­cio­né an­tes es un po­co co­mo el hi­lo. La his­to­ria que une a to­do por­que es­tá en el prin­ci­pio, so­bre el me­dio y al fi­nal. To­do lo que hay en me­dio, co­mo te di­go, son his­to­rias se­pa­ra­das, pe­ro si­guen una es­pe­cie de odi­sea so­no­ra. Es to­do co­mo muy pro­gre­si­va has­ta lle­gar al fi­nal.

Y con un dis­co tan vi­sual co­mo el que ha­béis sa­ca­do, ¿no os ha­béis plan­tea­do ha­cer, en plan lo­cu­ra, no sé, una pe­li con es­te dis­co o al­go?

(Ri­sas) Eso se­ría… muy gran­de, pe­ro tam­bién muy cos­to­so. Ob­via­men­te, lo he­mos pen­sa­do, en plan ‘Es­to se­ría la re­ca­ña’, pe­ro… Lo que he­mos pen­sa­do es co­mo en­fo­ca­ría­mos el te­ma de los vi­deo­clips. Al ser una mú­si­ca tan am­bi­cio­sa, en ese sen­ti­do, un vi­deo­clip re­pre­sen­ta una com­ple­ji­dad muy gran­de. Creo que de la for­ma ade­cua­da se pue­de lle­var des­de pun­tos di­fe­ren­tes.

Hoy en día lo nor­mal es que las ban­das sa­quen tres, cua­tro vi­deo­clips con un dis­co. No es na­da ra­ro. ¿Ha­béis pen­sa­do ha­cer de ca­da vi­deo­clip un ca­pí­tu­lo de una his­to­ria o co­sas más di­fe­ren­tes? ¿Te­néis al­go pen­sa­do ya por ahí?

Lo es­ta­mos mi­ran­do aho­ra mis­mo y lo es­ta­mos con­cre­tan­do ya pa­ra em­pe­zar a tra­ba­jar en ello. Yo creo que el pri­mer vi­deo­clip se­rá más bien de una his­to­ria suel­ta. Aho­ra mis­mo no sé si va­mos a ha­cer lo que vie­ne a ser com­po­ner una his­to­ria vi­sual por­que aún es­tá en pro­ce­so de va­lo­rar­se, de ver qué ha­re­mos exac­ta­men­te. En cuan­to lo se­pa­mos, ya nos pon­dre­mos ma­nos a la obra, ob­via­men­te.

Muy bien. De ca­ra a lle­var es­te dis­co al di­rec­to, co­mo tú has di­cho es un ál­bum muy am­bi­cio­so, tie­ne mu­chos arre­glos, tie­ne mu­chas co­sas. Y de ca­ra al di­rec­to, di­go yo que lo lle­va­réis gra­ba­do por­que es in­via­ble lle­var­te una or­ques­ta a gi­rar (ri­sas). Así que ¿có­mo va a ser un di­rec­to de WonderOnce? ¿Qué se pue­de es­pe­rar la gen­te cuan­do va­ya a ver un con­cier­to de WonderOnce?

Que­re­mos re­pre­sen­tar so­bre­to­do un as­pec­to vi­sual. O sea, que la mú­si­ca pue­da es­tar re­pre­sen­ta­da con la ener­gía del di­rec­to. Es­ta es una pre­gun­ta que nos ha he­cho ya mu­cha gen­te que no se con­se­guían ima­gi­nar có­mo po­dría­mos trans­por­tar el dis­co al di­rec­to. Pe­ro

cuan­do con­se­gui­mos dar nues­tro pri­mer con­cier­to mu­cha gen­te se lle­vó la sor­pre­sa de que sí que se pu­do in­te­grar a to­dos es­tos ele­men­tos fu­sio­nán­do­lo con un as­pec­to vi­sual, in­ter­pre­ta­ti­vo, mu­cha ener­gía por nues­tra par­te. Los can­tan­tes te­ne­mos un gran pe­so y res­pon­sa­bi­li­dad en es­te sen­ti­do por­que so­mos los que es­ta­mos de­lan­te. Pe­ro no so­lo no­so­tros, ca­da mú­si­co tie­ne que te­ner su ac­ti­tud, su pa­pel, su per­so­na­je. Tam­bién in­cor­po­ra­mos arre­glos en el di­rec­to pa­ra to­car par­tes de la or­ques­ta, las can­tan­tes can­tan par­tes de los co­ros cuan­do son prin­ci­pa­les. Es de­cir, que nun­ca hay ese va­cío.

Co­men­ta­bais que van a ser shows que se cen­tra­rán en lle­var el la­do vi­sual de la mú­si­ca al di­rec­to. ¿Lo re­pre­sen­táis tam­bién con co­mo os ves­tís? ¿Al­gu­na in­du­men­ta­ria es­pe­cial a la ho­ra de su­bir al es­ce­na­rio? Qui­zás es al­go que to­da­vía es un se­cre­to y no se pue­de sa­ber… (ri­sas)

¡No! Bá­si­ca­men­te, la es­té­ti­ca que re­pre­sen­te có­mo so­mos ca­da uno de no­so­tros, pe­ro que ten­ga una co­rre­la­ción, evi­den­te­men­te, pe­ro sí que sea un im­pac­to vi­sual. Que sea al­go que tú que es­tás co­mo es­pec­ta­dor aten­to a lo que pa­sa so­bre el es­ce­na­rio… que la ro­pa, to­da la in­du­men­ta­ria, ten­ga sen­ti­do, que cau­se un im­pac­to y sea re­pre­sen­ta­ti­vo del ca­rác­ter de ca­da uno.

Con la can­ti­dad de ban­das a las que te­ne­mos ac­ce­so hoy en día con In­ter­net y to­do eso, sí que cues­ta un po­co so­bre­sa­lir en la es­ce­na y te­ner pre­sen­cia en los me­dios… To­das las co­sas que to­das las ban­das quie­ren ha­cer, ¿no? ¿Có­mo os ha­béis vis­to vo­so­tros re­pre­sen­ta­dos en los me­dios, a raíz de la sa­li­da de vues­tro dis­co?

Ha si­do una re­pre­sen­ta­ción bas­tan­te po­si­ti­va. Los me­dios han ha­la­ga­do nues­tro tra­ba­jo, han di­cho que ha si­do muy bien he­cho, muy bien com­pues­to, muy bien mez­cla­do. En ge­ne­ral, que hay mu­cha ca­li­dad. Yo creo que eso ayu­da mu­cho a que des­ta­que­mos un po­qui­to. Es­ta­mos bas­tan­te sor­pren­di­dos de que la res­pues­ta ha­ya si­do tan po­si­ti­va de una for­ma tan rá­pi­da que es que no nos lo po­día­mos es­pe­rar y eso nos da mu­chas ga­nas de se­guir tra­ba­jan­do, que­rien­do me­jo­rar, in­ves­ti­gan­do…

Ya es­táis pen­san­do en un próximo dis­co y co­sas así.

Sí (ri­sas), ya es­tá ela­bo­rán­do­se.

¿Pa­ra sa­lir so­bre el 2019 o así?

Más o me­nos, sí. Por ahí se­ría lo ideal. Lo he­mos ha­bla­do un po­co por en­ci­ma, pe­ro to­da­vía es­tá to­do en pre­pro­duc­ción.

Y con un dis­co tan cohe­sio­na­do, que es tan im­por­tan­te es­cu­char­lo de for­ma glo­bal, ¿qué os pa­re­cen las pla­ta­for­mas de strea­ming co­mo Spo­tify o You­tu­be? Es de­cir, que la gen­te es­cu­che te­mas de ma­ne­ra in­di­vi­dual en lu­gar del dis­co com­ple­to, ¿có­mo lo veis, co­mo ar­tis­tas?

Yo creo que pue­den fun­cio­nar co­mo mé­to­do de ayu­da a la ho­ra de pro­mo­ción, es de­cir, si lo sa­bes uti­li­zar y lo ha­ces de una for­ma in­te­li­gen­te o con un sen­ti­do o di­rec­ción, pue­den ser muy po­si­ti­vas a la ho­ra de pro­mo­cio­nar­te. Ob­via­men­te, en el dis­co, tam­bién he­mos pen­sa­do en ese ám­bi­to. El dis­co tie­ne dos sin­gles y he­mos usa­do esas pla­ta­for­mas pa­ra pro­mo­cio­nar­nos ya que el dis­co tie­ne que ir un po­co ha­cia lo que el mer­ca­do pi­de hoy en día que es muy orien­ta­do a los sin­gles, a las can­cio­nes suel­tas.

A la ho­ra de pre­sen­tar el dis­co en di­rec­to, co­mo ha­béis te­ni­do una bue­na re­cep­ción en los me­dios y to­do es­to… ¿Se es­tá tra­du­cien­do en un in­te­rés por par­te de sa­las o pro­mo­to­res pa­ra te­ne­ros dan­do un con­cier­to?

Sí, he­mos re­ci­bi­do men­sa­jes y pro­pues­tas gra­cias a to­da la pro­mo­ción que es­ta­mos ha­cien­do. En ge­ne­ral, muy bien, nos bus­can con mu­chas ga­nas (ri­sas). Eso nos ha­la­ga mu­cho, la ver­dad.

Bueno, es­ta­mos to­da­vía en fe­bre­ro y de­más, te­néis un par de fe­chas y eso, pe­ro an­tes de dar­nos cuen­ta ten­dre­mos en­ci­ma los fes­ti­va­les, que siem­pre se di­ce que en los fes­ti­va­les es­pa­ño­les no hay ban­das es­pa­ño­las (ri­sas). ¿Os va­mos a ver en al­guno?

Pues sí, muy pron­to, de he­cho, en abril en Mur­cia hay un fes­ti­val be­né­fi­co y he­mos te­ni­do la suer­te de po­der par­ti­ci­par: el Me­ta­lWo­man Fest.

Lo que co­men­ta­ba un po­co al prin­ci­pio de que es­te es un dis­co tan del es­ti­lo, que prac­ti­cáis tan­to con las ban­das so­no­ras y que os ha­brán re­la­cio­na­do to­dos los me­dios con Rhap­sody. ¿No os da­ba un po­co de mie­do an­tes de sa­car el dis­co que os com­pa­ra­ran con otra ban­da y di­je­ran ‘Es otro más’?

Sí, bas­tan­te. Es que an­tes de pre­sen­tar tu tra­ba­jo al mun­do se te pa­san un mon­tón de pen­sa­mien­tos ne­ga­ti­vos por la ca­be­za. Sueños po­si­ti­vos tam­bién, pe­ro so­bre­to­do mu­cho mie­do. En ese sen­ti­do he­mos te­ni­do la suer­te de que mu­cha gen­te opi­na lo de que lo que ha­ce­mos es di­fe­ren­te. Pe­ro cla­ro, al prin­ci­pio no sa­bía­mos có­mo iban a con­tes­tar el pú­bli­co y los me­dios y fue un po­co co­mo que nos ti­ra­mos al mar sin sa­ber lo que ha­bía den­tro.

¿Y có­mo se te ocu­rre adop­tar es­ta di­rec­ción mu­si­cal?

Pues des­de que em­pe­cé a es­cu­char mú­si­ca es siem­pre lo que qui­se ha­cer. A mí me en­can­ta­ron las ban­das so­no­ras, que creen una at­mós­fe­ra, cuen­ten una his­to­ria.

¿Siem­pre vais a en­ca­mi­nar vues­tro tra­ba­jo en la di­rec­ción de la fan­ta­sía o hay ca­bi­da pa­ra otro ti­po de te­má­ti­cas en el fu­tu­ro?

Yo creo que la fan­ta­sía siem­pre va a te­ner un hue­co en la mú­si­ca que ha­ga­mos. Va­rian­do de te­má­ti­cas y con ideas nue­vas, sí. Por ejem­plo, es­te dis­co ha si­do muy en­fo­ca­do al fol­clo­re, le­yen­das, cria­tu­ras mi­to­ló­gi­cas co­mo dra­go­nes o el Kra­ken. En fu­tu­ros tra­ba­jos no nos va­mos a fi­jar en es­te ti­po de te­má­ti­cas, sino que va­mos a ir ha­cien­do co­sas dis­tin­tas. Mis­mo ti­po de es­ti­lo y mú­si­ca, pe­ro te­má­ti­cas di­fe­ren­tes.

Pues creo que ya he­mos cu­bier­to más o me­nos to­do, ¿al­gu­nas pa­la­bras pa­ra vues­tros fans?

Pues dar las gra­cias a to­dos los que nos si­guen y de­cir­les que nos pue­den en­con­trar en nues­tra pá­gi­na ofi­cial www.wonderonce.com, en Fa­ce­book, en Twit­ter, en Spo­tify y más por­ta­les. Es­ta­mos en ca­si to­das las re­des so­cia­les y nos po­déis en­con­trar allí, si que­réis.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.