ICED EARTH

Ha­bla­mos con Jon Schaffer

Metal Hammer - - CONTENIDO 355 - TEX­TO: DA­VID RO­DRI­GO MIGNON RO­SE FO­TO­GRA­FÍA: OFI­CIAL

He­mos es­cu­cha­do vues­tro úl­ti­mo dis­co In­co­rrup­ti­ble y el vi­deo de vues­tra can­ción Ra­ven­wild ¿Qué pue­des con­tar­nos so­bre es­te dis­co? ¿Có­mo los com­pa­ra­rías con dis­cos an­te­rio­res? Son los fans los que di­rán eso. Des­de el pun­to de vis­ta de la com­po­si­ción, pue­do de­cir que sien­to la mis­ma ener­gía que con So­met­hing Wic­ked o Dis­to­pia. Aun­que co­mo he di­cho se­rán los fans quie­nes de­ci­dan. En mi men­te es un ál­bum clá­si­co de Iced Earth. Pe­ro eso lo di­rán los fans con el tiempo. Me re­cuer­da un po­co al so­ni­do de Ho­rror Show, pe­ro pue­de que un po­co más me­ló­di­co ¿Es­tás de acuer­do con eso? ¡Sí! No pon­dría Ho­rrow Show en la mis­ma li­ga que Dark Sa­ga o So­met­hing Wic­ked, aun­que es muy buen dis­co. Pe­ro, sí, es­toy de acuer­do con al­go de eso. Es el ter­cer ál­bum con Stu co­mo can­tan­te, y pa­re­ce que eso os da es­ta­bi­li­dad ¿có­mo te en­cuen­tras con es­ta re­la­ción de tra­ba­jo? ¡Es bue­ní­si­ma! ¡Stu es fan­tás­ti­co! Es mi her­mano. He­mos he­cho gi­ras en­ro­mes jun­tos. En nues­tras vi­das per­so­na­les tam­bién nos he­mos apo­ya­do mu­tua­men­te. Cuan­do nos co­no­ci­mos por pri­me­ra vez fue co­mo muy ins­tin­ti­vo. Tu­vi­mos esa sen­sa­ción co­mo si nos co­no­cié­ra­mos des­de ha­ce si­glos. Hu­bo en­tre no­so­tros una ener­gía muy fuer­te. Te­ne­mos fee­ling, nos va­mos de fies­ta, la lia­mos, ja ja ja, nos di­ver­ti­mos mu­cho jun­tos. Tra­ba­ja­mos du­ro, to­ca­mos muy al­to ¡es fan­tás­ti­co! ¿Crees que hay gen­te que quie­re vol­ver a ver a Mat­hew Bar­low? Siem­pre hay gen­te de es­te ti­po, pe­ro no me im­por­ta. En­tien­do que hay gen­te con nos­tal­gia del pa­sa­do, que no pue­den ir ha­cia ade­lan­te. No me im­por­ta, y me pa­re­ce bien, pe­ro no­so­tros se­gui­mos ha­cia ade­lan­te. Es co­mo cuan­do la gen­te te di­ce que de­bes ha­cer otro ál­bum co­mo Storm­ri­der. Lo que real­men­te me pi­den ha­cer es que les ha­ga­mos re­vi­vir la in­fan­cia. Que les ha­ga­mos sen­tir co­mo cuan­do des­cu­brie­ron la ban­da. Eso no va a pa­sar. Es co­mo pa­ra mí el Black Al­bum de Me­ta­lli­ca, The Num­ber of the Beast de Iron Mai­den o el pri­mer dis­co de Black Sab­bath. La hue­lla que de­jan en tí es muy es­pe­cial es ca­si má­gi­co. Quie­res re­crear un mo­men­to es­pe­cial de tu vi­da y eso es im­po­si­ble. The Num­ber of the Beast es mi dis­co fa­vo­ri­to, pe­ro no di­go que Iron Mai­den son una mier­da so­lo por­que no me ha­cen sen­tir co­mo cuan­do te­nía 13 años. Es al­go cu­rio­so, es al­go hu­mano, por su­pues­to. No ten­go nin­gún pro­ble­ma en que pre­fie­ran la era de Tim, yo es­cri­bí esa mú­si­ca, son mis be­bés, pe­ro no pue­do preo­cu­par­me por lo que quie­re la gen­te es­cu­char al gru­po y se que­jen, es que no van a cam­biar na­da. Men­cio­nas la era de Tim ¿Có­mo re­cuer­das la era de Tim? ¿Por qué de­jó la ban­da? No tu­vi­mos mu­cha in­for­ma­ción del mo­ti­vo de su mar­cha. Bueno, real­men­te ni si­quie­ra me im­por­ta, no tie­ne sen­ti­do pen­sar en el pa­sa­do. Al fi­nal su­ce­de co­mo con Mar­low: lle­ga­do un pun­to sim­ple­men­te no era la pie­za ade­cua­da pa­ra la ban­da. Es me­jor cen­trar­se en el pre­sen­te y el fu­tu­ro. Ra­ven Wing es el pri­mer sin­gle de es­te dis­co ¿có­mo es de re­pre­sen­ta­ti­va es­ta can­ción en el so­ni­do de In­co­rrup­ti­ble? El pri­mer sin­gle creo que fue real­men­te Se­ven Hea­ded Who­re... ¡Oh! Esa me la per­dí Tie­nes que es­cu­char­la, es bru­tal. Es­cu­ché el dis­co en­te­ro, ten­go el dis­co pro­mo­cio­nal, pe­ro no me en­te­ré de que Se­ven Hea­ded Who­re era el pri­mer sin­gle. Bueno, sí, hi­cie­ron al­go di­fe­ren­te es­ta vez. En reali­dad hi­cie­ron un ví­deo de Se­ven Hea­ded y 24 ho­ras des­pués sa­ca­ron el de Ra­ven Wing. Es una for­ma di­fe­ren­te de pu­bli­car co­sas. Se­ven tie­ne un im­pac­to bru­tal. Que­ría­mos mos­trar otra di­ná­mi­ca de la ban­da con un me­dio tem­po. La gen­te es­tá te­nien­do una reac­ción ma­si­va. Tie­ne co­mo 60.000 vi­si­tas ya en You Tu­be en una se­ma­na, lo que es fan­tás­ti­co. ¿Tie­nes al­gu­nos te­mas fa­vo­ri­tos en es­te ál­bum? Per­so­nal­men­te si tu­vie­ra que ele­gir me que­da­ría con Ghost Dan­ce Es com­pli­ca­do, por­que ten­go mu­chas co­mo Clear the Way o Black Flag. Creo que son un po­ten­te y sig­ni­fi­ca­ti­vo ma­te­rial de es­te dis­co. Es di­fí­cil de de­cir, pe­ro creo que me que­do con Clear the Way que es una de las com­po­si­cio­nes cum­bre de es­te dis­co. Se a di­cho que no eres la per­so­na más fá­cil con la que tra­ba­jar, Jon. ¿Por qué crees que la gen­te di­ce eso? Bueno, creo que di­cen eso por­que, real­men­te, des­co­no­cen las pro­ble­má­ti­cas o las si­tua­cio­nes que hay en un mo­men­to de­ter­mi­na­do. Quie­ro de­cir, cuan­do eres el úni­co sol­da­do en pie, quie­res que to­do sal­ga ade­lan­te, y te en­fren­tas a los cam­bios que han te­ni­do lu­gar es­tos años. Al prin­ci­pio tu­vi­mos un con­tra­to de gra­ba­ción bru­tal. Era ca­si im­po­si­ble pa­ra la ban­da so­bre­vi­vir eco­nó­mi­ca­men­te. In­clu­so yo fir­mé un con­tra­to per­so­nal­men­te que de­cía que in­clu­so si ini­cia­ba una nue­va ban­da to­do lo que hi­cie­ra en el fu­tu­ro les per­te­ne­ce­ría. Así que fue al­go muy fuer­te. Re­nun­cié a ren­dir­me y lu­ché has­ta la jo­di­da muer­te. So­lo por­que he so­bre­vi­vi­do y he se­gui­do ha­cia ade­lan­te, sé lo que quie­ro, a pe­sar de tan­tos cam­bios. No sé si eso da una im­pre­sión de que soy una per­so­na ho­rri­ble con la que tra­ba­jar. Aun­que creo que si ha­blas ho­nes­ta­men­te con miem­bros ac­tua­les de la ban­da te di­rán que han he­cho un in­creí­ble tra­ba­jo con­mi­go, que lle­vé a otro ni­vel sus ca­pa­ci­da­des, y que el pun­to ál­gi­do de su ca­rre­ra es es­tar en es­ta ban­da. Creo que si tie­nes las ideas cla­ras, te aga­rras de las pe­lo­tas y te aprie­tas las tuer­cas, al­gu­nos in­ten­tan cru­ci­fi­car­te por eso, por­que no tie­nen eso, son dé­bi­les y es­tán ce­lo­sos. Por otro la­do, si to­mas dro­gas, jue­gas, no asu­mes tus res­pon­sa­bi­li­da­des, sí pue­do lle­gar a ser un gran pro­ble­ma. Si ha­ces tu tra­ba­jo y po­nes tu co­ra­zón en ello, to­do es per­fec­to. Es un tra­ba­jo muy du­ro, no es­tá he­cho pa­ra gen­te dé­bil. Con ca­da dis­co siem­pre hay una gi­ra ¿Tie­nes al­gu­nas fe­chas con­for­ma­das? De mo­men­to te­ne­mos fes­ti­va­les es­te ve­rano y es­ta­mos ce­rran­do la gi­ra nor­te­ame­ri­ca­na en oc­tu­bre. El tour eu­ro­peo creo que se­rá en ene­ro Si un fan del heavy me­tal va a una tien­da de dis­cos y ve In­co­rrup­ti­ble ¿Por qué de­be­rían com­prar tu ál­bum y no otro? ¡O pue­de que no de­bie­ran! Ja­ja­ja­ja Las per­so­nas son li­bres y pue­den ha­cer lo que quie­ran con su di­ne­ro. Sim­ple­men­te lo re­co­mien­do. Si eres fan del heavy me­tal y te gus­ta la mú­si­ca que es ho­nes­ta y que ven­ga de un sen­ti­mien­to au­tén­ti­co te gus­ta­rán to­dos los dis­cos de Iced Earth. Pa­re­cía que Iced Earth iba a ser el pró­xi­mo gru­po gran­de co­mo Iron Mai­den o Ju­das Priest. Ibais de­trás y vo­so­tros re­co­ge­ríais el tes­ti­go, pe­ro pa­re­ce que no se ha pro­du­ci­do el re­le­vo tan rá­pi­da­men­te. ¿Qué ha pa­sa­do? La reali­dad del ne­go­cio de la mú­si­ca es que es­tas ban­das cuen­tan con un “ma­na­ge­ment” muy po­ten­te. Hay una nue­va ola de heavy me­tal, hay un apo­yo muy gran­de a eso, y un de­seo muy fuer­te por ese nue­vo me­tal. El mer­ca­do es­tá sa­tu­ra­do. Es al­go di­fe­ren­te, y, co­mo has di­cho, es­tar tan cer­ca de ser la nue­va gran ban­da tam­po­co ha si­do mi mo­ti­va­ción real. Sien­to que Iced Earth tie­ne mu­cho éxi­to, y un pú­bli­co in­creí­ble que nos es sú­per leal. Da­dos to­dos los cam­bios en la ban­da, y to­da la mier­da por la que he­mos pa­sa­do, na­die se ha­ce una idea de las con­di­cio­nes ho­rri­bles ba­jo las que es­tá­ba­mos es­tos años, la gen­te se asom­bra­ría de có­mo la ban­da ha so­bre­vi­vi­do. Hay mu­chos fac­to­res pa­ra te­ner en cuen­ta de un gru­po que tie­ne éxi­to que no ocu­rren por ac­ci­den­te. Ha­blan­do de Iron Mai­den, ellos lle­ga­ron en el mo­men­to apro­pia­do, tu­vie­ron un gran ma­na­ger, una dis­co­grá­fi­ca que cre­yó en ellos, in­vir­tien­do, es una si­tua­ción

di­fe­ren­te. Si pien­sas en Me­ta­lli­ca que es la ban­da de me­tal más im­por­tan­te de la his­to­ria, na­die hoy po­drían ha­cer lo que ellos hi­cie­ron. Me­ta­lli­ca no se equi­vo­ca­ron, to­ma­ron las de­ci­sio­nes ade­cua­das. El uni­ver­so no se ha ali­nea­do a nues­tro fa­vor, pe­ro igual­men­te te­ne­mos éxi­to y no me que­jo de ello. No es un pro­ble­ma pa­ra mí por­que sim­ple­men­te soy fe­liz, por­que ten­go ga­nas de es­cri­bir can­cio­nes. Ten­go la suer­te de que ha­ya mu­cha gen­te que aun quie­ra es­cu­char mis can­cio­nes. La fuer­za mo­to­ra de Iced Earth es ha­cer can­cio­nes. La ton­te­ría de rocks­tar, la ilu­sión de la in­dus­tria y to­da la par­te fal­sa, to­do eso es una au­tén­ti­ca mier­da. Lo que me in­tere­sa es que el día que me ha­ya ido ha­ya al­gu­na per­so­na de es­te pla­ne­ta que dis­fru­te de la mú­si­ca que de­jé. Ese es el ver­da­de­ro tes­ti­mo­nio del éxi­to. Ha­cer dis­cos que sean im­por­tan­tes en la vi­da de las per­so­nas. Lle­vo ha­cien­do es­to 32 años, no mu­chas ban­das pue­den de­cir eso. In­co­rrup­ti­ble es el ter­cer dis­co que ha­ces con Cen­tury Me­dia ¿Có­mo es la re­la­ción de la com­pa­ñía? Bueno, es­te es ya nues­tro úl­ti­mo tra­ba­jo y ya so­mos li­bres. He­mos com­ple­ta­do ya el con­tra­to. Así que ve­re­mos qué pa­sa. Es una de las ra­zo­nes por las que quie­ro fun­dar una com­pa­ñía, pa­ra ser in­de­pen­dien­tes. Te­ne­mos mu­chas op­cio­nes por­que la in­dus­tria de la mú­si­ca es­tá cam­bian­do rá­pi­da­men­te y es com­ple­ta­men­te di­fe­ren­te. Pa­ra la su­per­vi­ven­cia de la ban­da creo que es to­do mu­cho me­jor te­ner­lo ba­jo con­trol. Creo que es una for­ma de ha­cer las co­sas de ma­ne­ra efi­cien­te. Ve­re­mos qué pa­sa te­ne­mos que ha­blar­lo. Vues­tro úl­ti­mo dis­co en di­rec­to fue en 2013 ¿Pue­de que sea el mo­men­to de un blue ray en di­rec­to? No ten­go pla­nes con­cre­tos pa­ra gra­bar na­da co­mo te co­men­té no te­ne­mos ni ce­rra­das las fe­chas ame­ri­ca­nas to­da­vía, ve­re­mos qué pa­sa. Creo que se­ría in­tere­san­te ver al­go nue­vo gra­ba­do de vues­tros di­rec­tos. ¿Ven­dréis a Es­pa­ña en vues­tra gi­ra? Sí, creo que to­ca­mos en Down­load, creo que es en Ma­drid. No lo sé más ade­lan­te, ve­re­mos que más trae el tour de Reino Uni­do. Es­ta­mos ba­ra­jan­do al­gu­nas op­cio­nes aho­ra, so­bre di­fe­ren­tes packs de tours. Si pue­do su­ge­rir, creo que Ci­vil War se­ría una bue­na ban­da te­lo­ne­ra pa­ra vo­so­tros. ¡Oh! Co­noz­co la ban­da, pe­ro real­men­te no he es­cu­cha­do su mú­si­ca Es heavy me­tal muy épi­co, su nue­vo can­tan­te es una lo­cu­ra. Bueno Jon, es im­po­si­ble ha­blar con un ar­tis­ta ame­ri­cano y no pre­gun­tar­le por la si­tua­ción po­lí­ti­ca de su país. ¡Buff! Creo que es un des­ma­dre. Trump es ma­lo, pe­ro Hi­lary, Oba­ma, Bush, son ma­los tam­bién. No es­toy se­gu­ro de si Trump es tan ma­lo, so­lo quie­ro de­cir que hay mu­cha gen­te ma­la go­ber­nan­do el país. El pre­si­den­te tie­ne el po­der muy li­mi­ta­do. Yo ya no par­ti­ci­po en las elec­cio­nes fe­de­ra­les, por­que creo que el sis­te­ma es­tá co­rrup­to. La gen­te que go­bier­na real­men­te un país es­tá en la som­bra. No im­por­ta qué ma­rio­ne­ta pon­gan. Vo­to en las elec­cio­nes lo­ca­les, en las del Es­ta­do, pe­ro las fe­de­ra­les es­tán fue­ra de to­do con­trol. Es­toy muy preo­cu­pa­do por lo que pue­de pa­sar, es una si­tua­ción jo­di­da. In­clu­so si po­nes a al­guien con el co­ra­zón de oro en la pre­si­den­cia, creo que es un pro­ble­ma cuan­do tie­nes gangs­ters que real­men­te son los que lle­van el país. Si no en­tra en el jue­go pue­de que aca­be co­mo Ken­nedy. En fin, Jon, creo que he­mos ha­bla­do de to­do lo im­por­tan­te pa­ra es­ta oca­sión, así que te de­jo un es­pa­cio por si quie­res aña­dir al­go o de­di­car­le al­gu­nas pa­la­bras a los fans: Apre­cio a los fans que te­ne­mos en Es­pa­ña, lo son de co­ra­zón. Y si la gen­te le da una opor­tu­ni­dad a es­te dis­co en­con­tra­rán un ál­bum real­men­te ho­nes­to y pa­sio­nal de heavy me­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.