Sar­cás­ti­co Pé­sa­me

Nue­vo dis­co de Wed­nes­day 13 y nue­va opor­tu­ni­dad pa­ra ha­blar con su vo­ca­lis­ta y al­ma ma­ter del pro­yec­to. Wed­nes­day es una per­so­na lle­na de in­quie­tu­des, al­go que po­déis ver re­fle­ja­do en es­ta en­tre­vis­ta:

Metal Hammer - - ENTREVISTA - TEX­TO: DA­VID RO­DRI­GO MIGNON RO­SE FO­TO­GRA­FÍA: OFI­CIAL

¿Qué me pue­des de­cir de es­te nue­vo ál­bum, Con­do­len­ces? Creo que sue­na fan­tás­ti­co. ¡Gra­cias! ¡Gra­cias! ¿Có­mo lo com­pa­ras con el dis­co an­te­rior? ¡To­tal­men­te di­fe­ren­te! In­de­pen­dien­te­men­te del ca­mino que ha­ya ele­gi­do a lo lar­go de es­tos años siem­pre he in­ten­ta­do que ca­da vez que he he­cho un dis­co sea un dis­co di­fe­ren­te. He tra­ba­ja­do en es­te ál­bum tan­tos años que por eso he que­ri­do ha­cer al­go di­fe­ren­te a lo que he ve­ni­do ha­cien­do, agi­tán­do­lo y cam­bián­do­lo. He­mos de­ja­do atrás lo que ve­nía­mos ha­cien­do, por eso tie­ne un so­ni­do más pe­sa­do. Es una evo­lu­ción na­tu­ral pa­ra no­so­tros a lo lar­go de los años. He pa­sa­do de ser un tío de ho­rror punk a ha­cer un so­ni­do más ho­rror me­tal. ¿Ha si­do di­fí­cil man­te­ner la esen­cia de la ban­da de ál­bum a ál­bum? ¡Um! No pien­so en ello de­ma­sia­do. Creo que en los ini­cios del pri­mer dis­co al se­gun­do pien­sas en ese ti­po de co­sas, pe­ro con el pa­so del tiempo, so­lo quie­res ha­cer la mú­si­ca que te ha­ga fe­liz. La cues­tión es que al fi­nal del día, cuan­do la es­cu­che, quie­ro per­ci­bir ese so­ni­do de Wed­nes­day 13. Res­pe­ta­mos el pa­sa­do, y lo que he­mos he­cho. Quie­ro de­cir, es una evo­lu­ción na­tu­ral. Si nos has se­gui­do du­ran­te los pa­sa­dos 3 años no creo que es­te dis­co sea un shock com­pa­ra­do con el úl­ti­mo. En cambio, si nos has es­ta­do es­cu­chan­do des­de ha­ce diez años, sí, pue­de ser un gran shock. Po­de­mos es­cu­char nue­vos ele­men­tos co­mo el country. Pien­so que igual es in­fluen­cia de Bour­bon Crow. En la can­ción Lo­ne­so­me Road to Hell po­de­mos es­cu­char en ella al­go de country. ¡Oh!, ¡sí! Cuan­do al prin­ci­pio cuan­do pen­sé en el tí­tu­lo de la can­ción, y la com­pu­se, real­men­te lo hi­ce pen­san­do en Bour­bon Crow. Así que, ¡es fan­tás­ti­co oír­te de­cir eso! Aho­ra to­do co­bra sen­ti­do ja ja ja... Aho­ra que men­cio­na­mos Bour­bon Crow, has he­cho una gi­ra acús­ti­ca por Aus­tra­lia re­cien­te­men­te ¿Có­mo ha ido? Hi­ci­mos USA, Reino Uni­do y Aus­tra­lia los úl­ti­mos me­ses. Fue es­tu­pen­do to­car Bour­bon Crow de­lan­te de gen­te, por­que era un pro­yec­to de es­tu­dio. Es mag­ní­fi­co te­ner un pro­yec­to pa­ra­le­lo y que el pú­bli­co lo acep­te tan bien. De­fi­ni­ti­va­men­te, Bour­bon Crow tie­ne un sé­qui­to de fans es ge­nial. Ade­más, te­ner un pro­yec­to más allá de lo que ha­go en Wed­nes­day 13 o Mu­der­dolls me ha­ce más abier­to y crea­ti­vo mu­si­cal­men­te. Es al­go mu­si­cal­men­te muy sano. Tu úl­ti­mo tra­ba­jo se lla­ma Con­do­len­ces. ¿A qué das las con­do­len­cias? El tí­tu­lo es ba­si­ca­men­te una re­fle­xión so­bre lo que he­mos vi­vi­do en 2016, que ha si­do el año de la muer­te. Mu­chos mú­si­cos han muer­to: Da­vid Bo­wie, Lemmy o Prin­ce. To­dos es­tas ce­le­bri­da­des, ac­to­res, ar­tis­tas... Con­do­len­ces es un re­fle­jo de lo que se per­ci­bía en el ai­re y lo que su­pon­go que es­tá por ve­nir. Te vas ha­cien­do ma­yor, vas vien­do co­mo la gen­te se va, y tu reac­ción es siem­pre de­cir: Sien­to la pér­di­da, mis con­do­len­cias. Así pen­sé en el tí­tu­lo del dis­co y en el de la can­ción. Hay cam­bios en tus le­tras en tus úl­ti­mos dos dis­cos. ¿Por qué de­ci­dis­te cam­biar un po­co las co­sas? Sim­ple­men­te ha­go lo ha­go, es lo que me ha­ce

fe­liz. No pien­so mu­cho en ello. Si tu­vie­ra que echar la vis­ta atrás y le­ye­ra mis le­tras, sen­ti­ría que he cre­ci­do co­mo per­so­na y co­mo mú­si­co. Si lees mis le­tras de Fran­kens­tein Drag Queens from Pla­net 13 o Mu­der­dolls, y las com­pa­ras con las de es­te nue­vo ál­bum, son to­tal­men­te di­fe­ren­tes. He cre­ci­do has­ta con­ver­tir­me en lo que soy aho­ra, pe­ro res­pe­tan­do el pa­sa­do. Te re­co­no­ces co­mo un fan del te­rror. A al­gu­nos les en­can­ta­ría que hi­cie­ras ci­ne co­mo Rob Zom­bie. ¿Es­tá en tus pla­nes de fu­tu­ro? Es al­go que me han pre­gun­ta­do des­de ha­ce años. Rob Zom­bie me abrió las puer­tas pa­ra ha­cer­lo, pe­ro por el mo­men­to no ten­go nin­gún in­te­rés de ha­cer al­go co­mo es­to. Ten­go mu­cha con­fian­za en mi ban­da en es­te mo­men­to. Voy de gi­ra, y es­toy dis­fru­tan­do. Así que sen­tar­me y po­ner­me de­trás de una pan­ta­lla a tra­ba­jar en una pe­lí­cu­la, po­nién­do­te a edi­tar du­ran­te un año me re­sul­ta muy abu­rri­do en es­te mo­men­to. Pe­ro, efec­ti­va­men­te, es al­go que me en­can­ta­ría ha­cer mu­cho más ade­lan­te. Creo que ocu­rri­rá, es al­go que quie­ro ha­cer y pue­de que den­tro de 10 años vol­va­mos a te­ner una en­tre­vis­ta y es­te­mos ha­blan­do de una pe­lí­cu­la. Con un nue­vo ál­bum siem­pre to­ca una nue­va gi­ra. ¿Qué pla­nes te­néis? ¡Bue­na pre­gun­ta! Es­ta­mos to­da­vía pla­neán­do­lo. Es­toy aho­ra pre­pa­ran­do to­do el show: lu­ces, te­lo­nes, co­sas pa­ra el es­ce­na­rio, ro­pa... Es­tá en pro­ce­so. No pue­do de­cir­te qué es lo que vas a ver, pe­ro sí que es­toy tan emo­cio­na­do co­mo lo es­ta­rían los fans. Quie­ro siem­pre dar el má­xi­mo, ir más allám en los con­cier­tos. Quie­ro que la gen­te sal­ga del con­cier­to en­can­ta­da, pen­san­do que han vis­to al­go que nun­ca han vis­to an­tes. Esa es nues­tra men­ta­li­dad pa­ra nues­tros es­pec­tácu­los, y mi ob­je­ti­vo que el pú­bli­co asis­ta a al­go que nun­ca an­tes ha­yan vis­to. ¿Crees que ten­dre­mos la suer­te de te­ner­te en Es­pa­ña es­ta vez? ¡Eso es­pe­ro! De nue­vo ten­go que de­cir que no ten­go na­da pen­sa­do. La cues­tión es que ha­cer es­te dis­co con Nu­clear Blast y te­ner es­te equi­po de­trás, es abrir­nos puer­tas, y vol­ver a si­tios en los que no he­mos to­ca­do en mu­cho tiempo. Si el dis­co fun­cio­na bien, ha­re­mos un tour ma­yor. Me en­can­ta­ría vol­ver a Es­pa­ña, así que eso es­pe­ro. Ha­ré to­do lo po­si­ble pa­ra que es­te dis­co fun­cio­ne lo me­jor po­si­ble. Ha­cer mú­si­ca y gi­rar por to­do el mun­do, ir a to­dos es­tos lu­ga­res di­fe­ren­tes, y co­no­cer gen­te alu­ci­nan­te, es la ma­yor re­com­pen­sa de to­das. Igual es­te tour es una bue­na opor­tu­ni­dad pa­ra un DVD Sí, en reali­dad te­ne­mos un nue­vo DVD en di­rec­to. Lo re­ma­ta­mos ha­ce dos se­ma­nas, y en es­te mo­men­to es­tá en pro­ce­so. Va a ser un DVD muy in­tere­san­te, con es­ce­nas iné­di­tas de de­trás de las cá­ma­ras. Pa­ra los fans va a ser al­go im­pres­cin­di­ble. Me gus­ta­ría pre­gun­tar­te por otro de tus pro­yec­tos co­mo Gun­fi­re 76. El úl­ti­mo dis­co de es­te pro­yec­to fue en 2009. ¿Va a ha­ber al­go en el fu­tu­ro? Era un pro­yec­to pa­ra­le­lo muy bueno. To­dos los chi­cos in­vo­lu­cra­dos en es­te pro­yec­to so­mos to­da­vía muy bue­nos ami­gos, y he­mos ha­bla­do de cuan­do se­ría el mo­men­to de vol­ver al pro­yec­to y ha­cer al­go, pe­ro nun­ca fue co­mo una ban­da a tiempo com­ple­to. Te­nía­mos so­lo al­gún con­cier­to aquí y allí, pe­ro era un gru­po di­ver­ti­do. Es co­mo con Bour­bon Crow, se me abrie­ron con ellos mu­chas puer­tas mu­si­cal­men­te. ¿Crees que hay fu­tu­ro pa­ra Mur­der­dolls? Es ex­tra­ño. He ha­bla­do con Joey... y aun­que no hu­bie­ra ha­bla­do con él. No ten­go ni idea de qué va a pa­sar con Mu­der­dolls. So­lo he leí­do co­sas en In­ter­net. He leí­do re­cien­te­men­te co­mo ha­ce un mes o dos que él es­ta­ba muy or­gu­llo­so de Mu­der­dolls, que le en­can­ta­ría ha­cer un nue­vo dis­co, eso es to­do lo que sé. Ha si­do al­go muy po­si­ti­vo leer al­go así, ve­re­mos qué pa­sa. No sé más de lo que sa­be In­ter­net, he leí­do lo que los de­más han leí­do. No he­mos ha­bla­do, no hay pla­nes, no sé na­da al res­pec­to. La ver­dad es que creo que los dos dis­cos de Mu­der­dolls eran muy bue­nos, muy di­ver­ti­dos. Yo creo que vol­ve­re­mos a ha­cer al­go, no hay ra­zón pa­ra no vol­ver de nue­vo. So­lo el tiempo lo di­rá. Es im­po­si­ble ha­blar con una ar­tis­ta ame­ri­cano hoy en día y no pre­gun­tar­le so­bre lo que pien­sa de Trump. ¡Oh, tío! Ja ja ja ja. Es un desas­tre en pro­gre­so. Es­toy en shock. El año pa­sa­do me di­je­ron, cuan­do iba a pre­sen­tar­se a las elec­cio­nes que ¡no va a pa­sar! ¡no va a pa­sar de nin­gu­na ma­ne­ra! y... ¡aquí es­tá! ¡aquí es­ta­mos! Des­pués de 100 días en la ofi­ci­na, es­tá lan­zan­do bom­bas, ¡no tie­ne sen­ti­do pa­ra mí! No me con­si­de­ro so­lo un ame­ri­cano, me con­si­de­ro tam­bién un ciu­da­dano del mun­do. Via­jo, voy al Reino Uni­do, Eu­ro­pa, Aus­tra­lia... ten­go ami­gos en to­do el mun­do. Pa­ra mí la po­lí­ti­ca, tal co­mo se es­tá desa­rro­llan­do ac­tual­men­te, con es­te ma­nía­co, me pa­re­ce un desas­tre. Oja­lá to­do fue­ra fan­tás­ti­co, pe­ro la co­sa no pin­ta tan bien. Es­toy muy agra­de­ci­do a que via­jo, veo co­sas... Fue­ra del país veo las co­sas des­de otro pun­to de vis­ta. Cuan­do veo que es­te país es­tá lan­zan­do bom­bas a la gen­te, no es lo que más me gus­ta, y no me sien­to re­pre­sen­ta­do. Aho­ra pa­re­ce que las co­sas es­tán ten­sas en­tre Amé­ri­ca y Ru­sia, oja­lá al­guien pon­ga sen­ti­do co­mún en las cabezas de Trump y Pu­tin. Hoy en día las co­sas no pin­tan bien. ¡Es una lo­cu­ra! To­qué en Ru­sia por vez pri­me­ra ha­ce 3 años y, en mi men­te, aun es uno de los me­jo­res con­cier­tos que nun­ca ja­más he da­do. Fue tan ines­pe­ra­do pa­ra mí re­ci­bir tan­to amor de los fans. Así que cuan­do es­cu­cho co­sas así me en­tris­te­ce. Hay tan­ta gen­te allí fan­tás­ti­ca que no sé, es ex­tra­ño, y es­pe­ro que ocu­rra lo me­jor. Bueno, creo que he­mos ha­bla­do to­do lo ne­ce­sa­rio so­bre es­te dis­co, pe­ro si crees que me he de­ja­do al­go o hay al­go que quie­ras de­cir aho­ra pue­des. Dar las gra­cias a mis fans por tan­tos años de apo­yo. Es­pe­ro dar­les el me­jor dis­co y el me­jor tour po­si­bles es­te año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.