IGORRR

Des­qui­cian­do Men­tes

Metal Hammer - - CONTENIDO 356 - TEX­TO: LUIS MON­GE

Pre­sen­tas tu nue­vo tra­ba­jo de es­tu­dio, “Sa­va­ge Si­nu­soid”. ¿Qué pue­des con­tar­nos de es­te dis­co?

Me ha lle­va­do al­go más de cua­tro años ha­cer reali­dad es­te dis­co. La ver­dad es que ha si­do to­do un re­to. Que­ría tra­ba­jar sin nin­gu­na mues­tra di­gi­tal man­te­nien­do to­da la va­rie­dad de es­ti­los que me gus­tan. Tam­bién que­ría con­se­guir esa “sen­sa­ción de es­tar en di­rec­to” que tie­ne esta mú­si­ca, que es una vi­sión muy per­so­nal de ella, más o me­nos mi mú­si­ca per­so­nal ideal. Co­mo hay mu­chos uni­ver­sos mu­si­ca­les que me en­can­tan y que­ría in­cluir to­dos en es­te ál­bum, tu­ve que en­con­trar el ins­tru­men­tis­ta per­fec­to por ca­da es­ti­lo e ins­tru­men­to pa­ra ha­cer­lo lo me­jor que pu­die­se. No que­ría ser yo quien to­ca­se to­dos los ins­tru­men­tos ya que creo que al­guien que pa­sa to­da su vi­da to­can­do un ins­tru­men­to es­pe­cí­fi­co en un es­ti­lo es­pe­cí­fi­co va a ha­cer­lo mu­cho me­jor que yo to­can­do un po­co de ca­da uno. Cuan­do era ado­les­cen­te bus­ca­ba de for­ma ob­se­si­va una ban­da que mez­cla­se to­do lo que me gus­ta en la mú­si­ca y que em­pu­ja­se sus lí­mi­tes. No en­con­tré nin­gu­na ban­da así, y con “Sa­va­ge Si­nu­soid”, he he­cho el ál­bum que que­ría es­cu­char en aquel en­ton­ces.

En 2014 lan­zas­te un EP ti­tu­la­do “Mai­gre” con la co­la­bo­ra­ción de Ruby My Dear, pe­ro “Sa­va­ge Si­nu­soid” es el pri­mer LP de Igorrr des­de “Ha­lle­lu­jah”, con­si­de­ra­do por mu­chos tu ma­yor obra maes­tra. ¿Có­mo afron­tas­te la ta­rea de es­cri­bir es­te dis­co ha­bien­do de­ja­do el lis­tón tan al­to?

No pien­so de­ma­sia­do en eso, só­lo me cen­tro en la mú­si­ca que es­toy ha­cien­do y en si a ni­vel per­so­nal me gus­ta o no. Ha­go to­do lo po­si­ble pa­ra ha­cer la me­jor mú­si­ca y ha­cer­la to­tal­men­te “li­bre” y “ho­nes­ta”, lo que sig­ni­fi­ca no ha­cer nin­gún cambio pa­ra agra­dar a na­die o pa­ra que sea más co­mer­cial pa­ra el se­llo dis­co­grá­fi­co. Só­lo es­toy sien­do ho­nes­to con­mi­go mis­mo y la mú­si­ca que me gus­ta. Du­ran­te el pro­ce­so crea­ti­vo no apa­re­ció esta pre­gun­ta en mi men­te, ha­go la mú­si­ca que quie­ro es­cu­char y en el ca­so de “Sa­va­ge Si­nu­soid” es­toy muy con­ten­to de ello. Aho­ra ve­re­mos qué re­cep­ción tie­ne, pe­ro hi­ce el ál­bum que que­ría ha­cer.

¿Qué des­ta­ca­rías de es­te dis­co fren­te a tus an­te­rio­res tra­ba­jos?

Has­ta aho­ra ca­da ál­bum ha si­do muy di­fe­ren­te el uno del otro, ya sea en la com­po­si­ción o en la for­ma de pro­du­cir­lo. “Sa­va­ge Si­nu­soid” es el pri­me­ro to­tal­men­te li­bre de mues­tras di­gi­ta­les ex­cep­to por los ele­men­tos de mú­si­ca elec­tró­ni­ca, por lo que si hay co­sas a des­ta­car, esa se­ría una. Tam­bién el gran nú­me­ro de mú­si­cos in­vi­ta­dos; to­dos ellos hi­cie­ron un tra­ba­jo im­pre­sio­nan­te. Otros pun­tos des­ta­ca­bles que pue­da sub­ra­yar son la in­tro­duc­ción en “ieuD”, con la im­pre­sio­nan­te in­ter­pre­ta­ción vo­cal de Lau­rent, o la asom­bro­sa ex­pre­sión vo­cal de Lau­re en “Pro­blè­me d’émo­tion”.

Co­mo ya has co­men­ta­do an­tes, en es­te dis­co has tra­ba­ja­do con mu­chos mú­si­cos in­vi­ta­dos. Sé que con al­gu­nos de ellos ya has tra­ba­ja­do an­te­rior­men­te en múl­ti­ples oca­sio­nes, co­mo con Lau­re Le Pru­ne­nec, Lau­rent Lu­noir o Nils Che­vi­lle. Pe­ro ¿có­mo ha si­do la ex­pe­rien­cia de tra­ba­jar con to­da esta gen­te?

Tra­ba­jar con to­dos esos mú­si­cos tan im­pre­sio­nan­tes ha si­do sin du­da una gran ex­pe­rien­cia. To­dos ellos tie­nen pun­tos de vis­ta muy di­fe­ren­tes de la mú­si­ca y eso hi­zo las gra­ba­cio­nes mu­cho más ri­cas e in­tere­san­tes. Tam­bién su­pu­so un in­fierno la or­ga­ni­za­ción pa­ra ha­cer que to­dos vi­nie­sen al es­tu­dio con sus pro­pios ins­tru­men­tos. Aho­ra pien­so en la cla­ve­ci­nis­ta Ka­te­ri­na Ch­ro­bo­ko­va; tu­vi­mos que al­qui­lar un ca­mión pa­ra po­der traer su ins­tru­men­to des­de Pra­ga has­ta la cam­pi­ña fran­ce­sa, de­jar­lo des­can­sar por un tiem­po pa­ra con­se­guir la tem­pe­ra­tu­ra ideal pa­ra po­der afi­nar­lo co­rrec­ta­men­te… Ha si­do una or­ga­ni­za­ción ver­da­de­ra­men­te desafian­te pa­ra lo­grar que to­do fun­cio­na­se bien con to­dos esos ins­tru­men­tos. Por lo de­más, Lau­re Le Pru­ne­nec y Lau­rent Lu­noir ya for­man par­te de la “ban­da” des­de ha­ce mu­cho tiem­po, nos gus­ta mu­cho ha­cer mú­si­ca jun­tos. Ha si­do la pri­me­ra vez que he tra­ba­ja­do con Nils Che­vi­lle en Igorrr, y aun­que ha­ce­mos mú­si­ca jun­tos en mi otra ban­da, Cor­po-Men­te, esta ha si­do la pri­me­ra vez que he­mos “igorrrea­do” jun­tos. Esta ha si­do tam­bién la pri­me­ra vez que he in­vi­ta­do a Syl­vain Bou­vier [Tre­pa­lium] a to­car en un ál­bum de Igorrr y des­pués se con­vir­tió en nues­tro ba­te­ría de di­rec­to y es­tá de gi­ra con no­so­tros.

Ten­go que de­cir que que­dé muy im­pre­sio­na­do con el tra­ba­jo de Pierre Mus­si al acor­deón.

Pierre Mus­si, sí, qué in­creí­ble acor­deo­nis­ta. To­ca en dos te­mas de es­te ál­bum, “Hou­mous” y “Che­val”. Me en­can­ta ver­le to­can­do y me gus­ta­ría que hi­cié­se­mos más en el fu­tu­ro.

Los nom­bres que das a tus can­cio­nes siem­pre me han in­tri­ga­do. ¿Có­mo los de­ci­des? ¿Hay un sig­ni­fi­ca­do de­trás de ellos?

Por lo ge­ne­ral tra­ta­mos de en­con­trar los tí­tu­los más inapro­pia­dos pa­ra nues­tras can­cio­nes. A ve­ces hay una cla­ra sig­ni­fi­ca­ción, co­mo “Spag­het­ti Fo­re­ver”, que fue la úl­ti­ma can­ción del ál­bum. Es­ta­ba pe­la­do ya que me gas­té to­do el di­ne­ro que te­nía en las gra­ba­cio­nes y me pre­gun­ta­ba si al­gún día po­dría co­mer al­go más que es­pa­gue­tis. Los es­pa­gue­tis eran la co­mi­da más ba­ra­ta que te­nía. “Pro­blè­me d’émo­tion” tam­bién tie­ne un sig­ni­fi­ca­do con­cre­to. Pe­ro la ma­yo­ría de las ve­ces son tí­tu­los sin sen­ti­do. Y te de­jo que bus­ques en Goo­gle el sig­ni­fi­ca­do de Apo­pat­ho­diap­hu­la­top­ho­bie.

¿Có­mo es el pro­ce­so crea­ti­vo de­trás de tus obras? ¿Có­mo se te ocu­rren to­das es­tas ideas?

Las ideas vie­nen por sí mis­mas de for­ma na­tu­ral, só­lo ten­go que gra­bar lo que sa­le de mi men­te. Sue­le ser co­mo una gran pin­tu­ra con co­lo­res muy pre­ci­sos. Co­mo ten­go si­nes­te­sia, veo el so­ni­do

co­mo co­lo­res tam­bién, así que me ayu­da a “di­bu­jar” la mú­si­ca que ten­go en mi men­te. Pe­ro a ve­ces, cuan­do es­toy fue­ra, le­jos del es­tu­dio, y me vie­ne una idea, por lo ge­ne­ral se pier­de. He tra­ta­do de es­cri­bir esas ideas en pe­da­zos de pa­pel o en lo que sea que en­cuen­tre a mi al­re­de­dor en esas si­tua­cio­nes, pe­ro al­gu­nos días des­pués, cuan­do tra­to de in­ter­pre­tar lo que es­cri­bí, no en­tien­do na­da.

Sé que sue­les res­pon­der que tu ga­lli­na Pa­trick es­cri­be tu mú­si­ca. Quizá ella pue­da dar­nos al­gún de­ta­lle más.

Pa­trick ya no es­tá con no­so­tros, aho­ra es­tá en el cie­lo de las ga­lli­nas, así que ya no ten­go esa ex­cu­sa. Su­pon­go que tu­vo una de las más im­pre­sio­nan­tes y emo­cio­nan­tes vi­das que ja­más ha te­ni­do una ga­lli­na.

¿Te has sen­ti­do al­gu­na vez atas­ca­do a la ho­ra de es­cri­bir mú­si­ca?

Po­dría ha­ber su­ce­di­do, en efec­to, pe­ro nun­ca tra­to de for­zar las co­sas, no veo la mú­si­ca co­mo al­go que TEN­GA que crear. To­mo ca­sa idea sim­ple­men­te por­que apa­re­ce, y creo que me sen­ti­ría un po­co in­có­mo­do com­po­nien­do mú­si­ca só­lo por­que ten­ga que ha­cer­lo. Has­ta aho­ra no lo he te­ni­do que ha­cer, to­das las com­po­si­cio­nes son al­go que ha ve­ni­do con na­tu­ra­li­dad y que de al­gu­na ma­ne­ra tu­ve que crear­las sin otra po­si­bi­li­dad, to­das las can­cio­nes tie­nen una gran im­por­tan­cia pa­ra mí.

Co­mien­zas la gi­ra de “Sa­va­ge Si­nu­soid” en oc­tu­bre y es­ta­rás to­can­do en Es­pa­ña, el sie­te en Bar­ce­lo­na y el ocho en Madrid. ¿Qué po­de­mos es­pe­rar de esta gi­ra? ¿Lle­va­rás mú­si­cos in­vi­ta­dos?

Va­mos a ser cua­tro per­so­nas so­bre el es­ce­na­rio: yo a los dis­po­si­ti­vos elec­tró­ni­cos, Lau­re Le Pru­ne­nec co­mo can­tan­te ba­rro­ca, Lau­rent Lu­noir co­mo can­tan­te de death me­tal y Syl­vain Bou­vier a la ba­te­ría. No es­toy se­gu­ro de qué se sien­te al ver uno de nuestros con­cier­tos. Nun­ca he si­do frontman mien­tras to­ca­mos, pe­ro se­gu­ro que po­déis es­pe­rar un po­co de me­tal, mú­si­ca ba­rro­ca y elec­tró­ni­ca muy enér­gi­ca en vues­tra ca­ra.

¿Cuál es tu re­la­ción con la mú­si­ca clá­si­ca, ba­rro­ca o la ópe­ra? ¿Al­gún com­po­si­tor que te ha­ya ins­pi­ra­do o mo­ti­va­do pa­ra es­cri­bir tu mú­si­ca?

Es­cu­cho mú­si­ca ba­rro­ca y clá­si­ca des­de que soy jo­ven y de­fi­ni­ti­va­men­te, pa­ra mí, al­gu­nos com­po­si­to­res la es­tán ma­tan­do. Y me re­fie­ro a to­do el mun­do de la mú­si­ca.

Soy un gran fan de Scar­lat­ti hi­jo, no el pa­dre; hay dos com­po­si­to­res, Do­me­ni­co Scar­lat­ti es el hi­jo de Ales­san­dro Scar­lat­ti y Do­me­ni­co es sim­ple­men­te in­creí­ble, mien­tras que su pa­dre es más abu­rri­do en mi opi­nión. Tam­bién soy un oyen­te des­me­di­do de Cho­pin y Bach, pe­ro al­gu­nas pie­zas de Beet­ho­ven son una lo­cu­ra tam­bién. Ellos me ins­pi­ra­ron mu­cho con su ge­nia­li­dad y to­da­vía los es­cu­cho ca­si a dia­rio.

¿Pue­des ha­blar­nos de mo­vi­mien­tos ar­tís­ti­cos o fi­lo­só­fi­cos que te ha­yan ins­pi­ra­do?

Creo que Pa­trick ha si­do el mo­vi­mien­to fi­lo­só­fi­co más in­flu­yen­te pa­ra mí. Apar­te de eso, no es­toy me­ti­do real­men­te en co­sas de esas, só­lo sigo mis sen­ti­mien­tos y mis de­seos mu­si­ca­les. No ten­go idea de si al­gún mo­vi­mien­to fi­lo­só­fi­co si­gue esa idea, pe­ro es­to es lo que ha­go.

Tu mú­si­ca tie­ne mu­chos ele­men­tos que po­drían ser ca­ta­lo­ga­dos co­mo su­rrea­lis­mo. Ade­más tu pri­mer dis­co se ti­tu­ló “Pois­son So­lu­ble” que es un li­bro de poe­sía de An­dré Bre­ton, quien es­cri­bió el ma­ni­fies­to su­rrea­lis­ta. ¿Cuál es tu re­la­ción con es­te mo­vi­mien­to ar­tís­ti­co? ¿Pue­des de­cir­me ar­tis­tas (es­cri­to­res o pin­to­res) que te ha­yan ins­pi­ra­do pa­ra com­po­ner mú­si­ca?

Su­rrea­lis­mo es un nom­bre bas­tan­te bueno pa­ra de­fi­nir par­te de mi mú­si­ca, sin em­bar­go no ten­go nin­gu­na ins­pi­ra­ción de es­te mo­vi­mien­to por­que real­men­te no lo co­noz­co. Tam­po­co ten­go ni idea de quién es An­dré Bre­ton, sim­ple­men­te en­con­tré el nom­bre “Pois­son So­lu­ble” cuan­do pen­sa­ba en có­mo ha­cer el ma­yor sin­sen­ti­do po­si­ble con só­lo dos pa­la­bras, y me pa­re­ció que “Pois­son So­lu­ble” era ge­nial.

Si­guien­do con el te­ma ar­tís­ti­co. Hay al­go so­bre lo que me gus­ta re­fle­xio­nar, es­pe­cial­men­te con la si­tua­ción ac­tual de la in­dus­tria mu­si­cal. Es la de­gra­da­ción de la mú­si­ca co­mo ar­te. Me re­fie­ro, cuan­do pier­de com­ple­ta­men­te su sen­ti­do ar­tís­ti­co pa­ra ser un fu­gaz en­tre­te­ni­mien­to que no re­quie­re aten­ción por par­te del oyen­te. En Es­pa­ña po­dría de­cir­se co­mo la di­fe­ren­cia en­tre es­cu­char mú­si­ca o sim­ple­men­te “oír” la mú­si­ca. Al­gu­nas per­so­nas in­clu­so re­la­cio­nan es­to con la mú­si­ca elec­tró­ni­ca, pe­ro por su­pues­to hay mu­chos ar­tis­tas co­mo tú que de­mues­tran que la elec­tró­ni­ca pue­de ser más que pre­sio­nar unos bo­to­nes. Me gus­ta­ría co­no­cer tu opi­nión so­bre es­to.

Es­to es al­go muy in­tere­san­te, de he­cho, en un pro­pó­si­to co­mer­cial, al­gu­nas ban­das y ar­tis­tas tien­den a sim­pli­fi­car su mú­si­ca al má­xi­mo pa­ra ha­cer su es­cu­cha más fá­cil po­si­ble. Has­ta tal pun­to que su mú­si­ca pue­de ser oí­da, no es­cu­cha­da, y aún ser apre­cia­da por una am­plia au­dien­cia. Veo al­go así co­mo un trián­gu­lo, un trián­gu­lo con la ba­se en el sue­lo y el án­gu­lo en la par­te su­pe­rior. Cuán­to más in­ten­tas al­can­zar un ni­vel al­to con tu mú­si­ca, más pe­que­ña es la au­dien­cia y les gus­ta­rá mu­cho; por el con­tra­rio, si ha­ces que tu mú­si­ca sea ca­da vez más es­tán­dar y po­bre, más am­plia se­rá tu au­dien­cia pe­ro no se emo­cio­na­rán co­mo el otro ca­so. Di­ría que es­te plan­tea­mien­to no pue­de ser de­no­mi­na­do “mu­si­cal”, ya que ha­ce que to­do sea más po­pu­lar pe­ro tam­bién mu­cho me­nos in­tere­san­te. Es co­mo to­mar un cua­dro de Pi­cas­so y re­du­cir su de­fi­ni­ción pi­xe­lán­do­lo has­ta que sea una for­ma sim­ple y bá­si­ca. La pin­tu­ra en­ton­ces se­ría muy cla­ra pa­ra en­ten­der ya que vi­sual­men­te se­ría una for­ma geo­mé­tri­ca sim­ple, más fá­cil de ac­ce­der a ella que a una pin­tu­ra com­ple­ja, pe­ro lue­go per­de­mos to­do el ge­nio del pin­tor y el sen­ti­do de la pin­tu­ra. La mú­si­ca elec­tró­ni­ca tie­ne esta repu­tación, es­pe­cial­men­te en Es­ta­dos Uni­dos, don­de no hay gran­des ar­tis­tas pu­ra­men­te elec­tró­ni­cos co­mo Ap­hex Twin que pue­de de­mos­trar lo ri­ca que es la mú­si­ca elec­tró­ni­ca.

¿Ha­cia dón­de crees que va la mú­si­ca del si­glo XXI? Me re­fie­ro, ¿cuál crees que es el si­guien­te pa­so en la evo­lu­ción de la mú­si­ca y su in­no­va­ción?

No ten­go ni idea y ten­go mu­cha cu­rio­si­dad por ver a dón­de con­du­ci­rá. Su­pon­go que se­rá co­mo siem­pre ha si­do, quie­ro de­cir: hay ar­tis­tas más van­guar­dis­tas y otros más po­pu­la­res. Tal vez al­gu­nos es­ti­los “un­der­ground” co­mo el me­tal va­yan en­tran­do en la cul­tu­ra po­pu­lar po­co a po­co.

Qui­sie­ra pre­gun­tar­te por tu pro­yec­to pa­ra­le­lo, Cor­poMen­te. Re­cien­te­men­te ha­béis to­ca­do en un fes­ti­val en Ar­me­nia. ¿Pla­neas es­cri­bir más mú­si­ca con ellos?

Sí, ab­so­lu­ta­men­te, in­clu­so te­ne­mos un nue­vo ál­bum ya ca­si es­cri­to. Des­pués de que el pri­mer ál­bum fue­se pu­bli­ca­do y que el pro­yec­to pa­sa­se de ser un dúo en­tre Lau­re y yo a ser una ban­da real com­ple­ta, no he­mos de­ja­do de es­cri­bir nue­va mú­si­ca. Por aho­ra to­dos es­ta­mos muy cen­tra­dos en el nue­vo tra­ba­jo de Igorrr, por lo que el pro­yec­to es­tá en es­pe­ra, pe­ro tan pron­to co­mo es­te­mos fue­ra de la lo­cu­ra de Igorrr es­ta­re­mos de vuel­ta en Cor­po-Men­te.

¿Tie­nes al­gún otro plan pa­ra el fu­tu­ro?

Por aho­ra es­ta­re­mos to­can­do en al­gu­nos fes­ti­va­les es­te ve­rano, co­mo el Hell­fest, Dour Fes­ti­val, Bru­tal As­sault, UK Tech Fest o el Mo­to­cul­tor, y lue­go te­ne­mos nues­tro tour en oto­ño y es­ta­re­mos du­ran­te mes y me­dio por to­da Eu­ro­pa. Pe­ro tam­bién es­tá el lan­za­mien­to de una pe­lí­cu­la pa­ra la que hi­ce la ban­da so­no­ra. Se llama “Jean­net­te”, es la nue­va pe­lí­cu­la de Bruno Dumont y es un mu­si­cal ex­tra­ño; no es­toy se­gu­ro de cuán­do va a lan­zar­se, pe­ro se­gu­ro que en es­te oto­ño tam­bién. Esos son los pla­nes por aho­ra.

Pa­ra ter­mi­nar, ¿hay al­go que quie­ras de­cir a tus fans es­pa­ño­les y a nuestros lec­to­res?

“Bue­nos días my Spa­nish friends”, ¡Es­pe­ro ve­ros pron­to en Bar­ce­lo­na y Madrid! Por fa­vor, pre­pa­rad al­gu­nas ta­pas y so­ca­rra­da pa­ra no­so­tros cuan­do es­te­mos allí :)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.