Ne­ce­si­dad de se­guir avan­zan­do

Metales & Metalurgia - - TRIBUNA - Por: Con­fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Or­ga­ni­za­cio­nes Em­pre­sa­ria­les del Me­tal (Con­fe­me­tal)

Se­gún ha ade­lan­ta­do el go­bierno, el pa­sa­do año 2016 ce­rra­rá con un cre­ci­mien­to es­ti­ma­do del 3,3 por cien­to y con cifras ré­cord de crea­ción de em­pe­lo y de afi­lia­ción a la Se­gu­ri­dad So­cial. Ade­más, la cons­ti­tu­ción del nue­vo Go­bierno, por más que la ma­yo­ría que lo apo­ya sea dé­bil, ha per­mi­ti­do des­pe­jar al­gu­nas de las in­te­rro­gan­tes po­lí­ti­cas que blo­quea­ron la to­ma de de­ci­sio­nes du­ran­te me­ses. Sin em­bar­go, el he­cho de que no ha­ya pers­pec­ti­vas de apro­bar en bre­ve los Pre­su­pues­tos en­tur­bia el ho­ri­zon­te eco­nó­mi­co has­ta el pun­to de no per­mi­tir a mu­chas empresas pla­ni­fi­car es­tra­te­gias e in­ver­sio­nes. La ac­ti­vi­dad em­pre­sa­rial, ade­más de cer­ti­dum­bres pa­ra el cor­to y el me­dio pla­zo, ne­ce­si­ta que se si­ga avan­zan­do por el ca­mino de las re­for­mas em­pren­di­das, por­que aun­que al­gu­nos in­di­ca­do­res pue­dan ha­cer creer lo con­tra­rio, la re­cu­pe­ra­ción no es­tá con­so­li­da­da. Aho­ra no es mo­men­to de dar pa­sos atrás, ni de caer en las ce­sio­nes a las que al­gu­nos creen que abo­ca inevi­ta­ble­men­te la si­tua­ción po­lí­ti­ca. Una po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca fir­me que dé con­ti­nui­dad al ca­mino re­co­rri­do, em­pe­zan­do por los Pre­su­pues­tos, es im­pres­cin­di­ble pa­ra que en es­te año no vuel­va a ver­se com­pro­me­ti­da la evo­lu­ción de nues­tra economía. El es­ce­na­rio con que se abre 2017 in­clu­ye cier­tos ries­gos a la ba­ja so­bre las pro­yec­cio­nes de cre­ci­mien­to de la economía es­pa­ño­la. Na­da pa­re­ce com­pro­me­ter el cre­ci­mien­to, pe­ro tam­po­co na­die du­da de que su rit­mo de avan­ce se­rá más mo­de­ra­do, en el en­torno de un pun­to por­cen­tual por de­ba­jo del re­gis­tro de es­te año. Las prin­ci­pa­les ame­na­zas vie­nen por el la­do del en­ca­re­ci­mien­to de los cos­tes ener­gé­ti­cos, fi­nan­cie­ros, fis­ca­les y la­bo­ra­les, por mo­ti­vos di­ver­sos. En al­gu­nos ca­sos, son fac­to­res ex­ter­nos los que es­tán en el ori­gen del ries­go y en otros, son me­di­das de po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca adop­ta­das a fi­na­les del pa­sa­do año. El de­te­rio­ro de las prin­ci­pa­les con­di­cio­nes de fi­nan­cia­ción, el au­men­to de los cos­tes ener­gé- ti­cos aso­cia­dos a la es­ca­la­da del pre­cio del pe­tró­leo, el en­ca­re­ci­mien­to de los cos­tes la­bo­ra­les aso­cia­do al au­men­to de co­ti­za­cio­nes sociales y del Sa­la­rio Mí­ni­mo In­ter­pro­fe­sio­nal y el efec­to res­tric­ti­vo so­bre la de­man­da que ten­drán las me­di­das de ajus­te fis­cal que se han to­ma­do y que afec­tan par­ti­cu­lar­men­te a la ac­ti­vi­dad em­pre­sa­rial, son los más re­le­van­tes. Esas nue­vas me­di­das fis­ca­les van a con­di­cio­nar la com­pe­ti­ti­vi­dad y la crea­ción de em­pleo, ge­ne­ran in­se­gu­ri­dad y di­fi­cul­ta­rán la pla­ni­fi­ca­ción de nue­vos pro­yec­tos em­pre­sa­ria­les. To­dos esos fac­to­res se ma­te­ria­li­za­rán, real­men­te ya lo es­tán ha­cien­do, en un au­men­to de los cos­tes ge­ne­ra­li­za­do que so­bre las empresas de me­nor di­men­sión tie­nen una es­pe­cial re­per­cu­sión. Las po­cas po­si­bi­li­da­des que tie­nen es­tas empresas me­dia­nas y pe­que­ñas de tras­la­dar cual­quier au­men­to de los cos­tes al pre­cio fi­nal, sin que se vea las­tra­da su po­si­ción en los mercados, da­rá co­mo re­sul­ta­do una ma­yor pre­sión so­bre sus már­ge­nes y, por lo tan­to, so­bre su ca­pa­ci­dad de man­te­ner sus ac­tua­les ni­ve­les de ac­ti­vi­dad, in­ver­sión y em­pleo. La economía es­pa­ño­la se en­fren­ta pues a un año mar­ca­do por la ne­ce­si­dad de con­tra­rres­tar esos efec­tos ne­ga­ti­vos so­bre el cre­ci­mien­to con re­for­mas que per­mi­tan me­jo­rar la com­pe­ti­ti­vi­dad de nues­tros bie­nes y ser­vi­cios de for­ma sos­te­ni­ble. Se tra­ta de se­guir la sen­da ya ini­cia­da y res­pal­da­da por el éxi­to, im­pul­san­do una economía ba­sa­da en el co­no­ci­mien­to y en la ra­cio­na­li­za­ción del gas­to pú­bli­co, in­cre­men­tan­do la com­pe­ti­ti­vi­dad, en un mar­co re­gu­la­to­rio fa­vo­ra­ble, pre­de­ci­ble y es­ta­ble que per­mi­ta a las empresas –y muy es­pe­cial­men­te a las pe­que­ñas y me­dia­nas- ope­rar, in­ver­tir y pro­mo­ver la ex­ce­len­cia, la in­no­va­ción y la sos­te­ni­bi­li­dad, y aten­der a las ame­na­zas del cam­bio cli­má­ti­co y a la efi­cien­cia en el uso de re­cur­sos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.