Las em­pre­sas ne­ce­si­tan so­lu­cio­nes ur­gen­tes en ges­tión de RAEE

Metales & Metalurgia - - PORTADA -

¿Cuál es la si­tua­ción ac­tual de las car­gas ad­mi­nis­tra­ti­vas en RAEE es­pe­cí­fi­ca­men­te de­ri­va­das del Real De­cre­to?

Ac­tual­men­te, es­ta­mos en una si­tua­ción de as­fi­xia ad­mi­nis­tra­ti­va, de­ri­va­da de la pe­sa­da car­ga bu­ro­crá­ti­ca a la que de­ben ha­cer fren­te los ges­to­res de es­te ti­po de re­si­duos. El real de­cre­to no ha he­cho sino au­men­tar los trá­mi­tes a rea­li­zar en ar­chi­vos y re­gis­tros.

La so­lu­ción po­dría pa­sar por la pla­ta­for­ma elec­tró­ni­ca de RAEE, que de­ta­lla el ar­tícu­lo 39 de la Ley de Re­si­duos, re­fe­ri­do al re­gis­tro de pro­duc­ción y ges­tión de re­si­duos. En él se es­ta­ble­ce que “las co­mu­ni­ca­cio­nes y au­to­ri­za­cio­nes que de­ri­ven de es­ta Ley y sus nor­mas de desa­rro­llo se ins­cri­bi­rán por las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas en sus res­pec­ti­vos re­gis­tros. Es­ta in­for­ma­ción se in­cor­po­ra­rá al Re­gis­tro de pro­duc­ción y ges­tión de re­si­duos que se­rá com­par­ti­do y úni­co en to­do el te­rri­to­rio na­cio­nal. A los efec­tos de es­ta Ley las em­pre­sas cu­ya co­mu­ni­ca­ción o au­to­ri­za­ción es­té ins­cri­ta en el Re­gis­tro ten­drán la con­si­de­ra­ción de en­ti­da­des o em­pre­sas re­gis­tra­das”.

A día de hoy, cree­mos que el mi­nis­te­rio de Me­dio Am­bien­te tie­ne pre­vis­to po­ner en fun­cio­na­mien­to ese re­gis­tro úni­co de for­ma in­mi­nen­te, pe­ro es un tra­ba­jo del mi­nis­te­rio y las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas. Los re­cu­pe­ra­do­res no he­mos po­di­do par­ti­ci­par, ni ha­cer prue­bas del mis­mo, lo que sí sa­be­mos es que des­co­no­ce­mos cuál se­rá su fun­cio­na­mien­to y lo que im­pli­ca­rá pa­ra es­te sec­tor: si se­rá par­te de la so­lu­ción o un nue­vo pro­ble­ma que aña­dir a los ya exis­ten­tes.

¿Có­mo afec­tan a las em­pre­sas?

Prin­ci­pal­men­te, son pro­ble­mas de­ri­va­dos de la du­pli­ci­dad de los trá­mi­tes y la in­efi­ca­cia de las pla­ta­for­mas te­le­má­ti­cas ac­tual­men­te en uso, lo que pro­vo­ca un ex­ce­so de tra­ba­jo ad­mi­nis­tra­ti­vo pa­ra em­pre­sas cu­ya mi­sión prin­ci­pal es op­ti­mi­zar la ges­tión de re­si­duos, no ha­cer fren­te a in­ter­mi­na­bles ta­reas bu­ro­crá­ti­cas. Es­to su­po­ne un cos­te con­si­de­ra­ble a un sec­tor for­ma­do ma­yo­ri­ta­ria­men­te por py­mes que se pue­de so­lu­cio­nar con vo­lun­tad po­lí­ti­ca y sim­pli­fi­ca­ción ad­mi­nis­tra­ti­va.

¿Qué me­di­das han te­ni­do que to­mar pa­ra adap­tar­se?

La la­bor de re­pre­sen­ta­ción del sec­tor que lle­va a ca­bo FER in­clu­ye reunio­nes con las dis­tin­tas ad­mi­nis­tra­cio­nes pa­ra plan­tear la pro­ble­má­ti­ca y es­tu­diar y apor­tar po­si­bles so­lu­cio­nes. Pues bien, con el nue­vo Go­bierno na­da más co­no­cer sus nue­vos nom­bra­mien­tos en las áreas de res­pon­sa­bi­li­dad que nos competen he­mos, por ejem­plo, man­te­ni­do reunio­nes con Jo­sé An­to­nio Nieto y Jo­sé Ma­nuel Hol­ga­do, se­cre­ta­rio de Es­ta­do de Se­gu­ri­dad y director ge­ne­ral de la Guar­dia Ci­vil, res­pec­ti­va­men­te.

En esos en­cuen­tros pu­si­mos de ma­ni­fies­to las mo­les­tias que oca­sio­nan dia­ria­men­te el uso de las dis­tin­tas pla­ta­for­mas te­le­má­ti­cas, a nues­tro en­ten­der ob­so­le­tas, y la du­pli­ci­dad de los trá­mi­tes que oca­sio­nan las dis­tin­tas ad­mi­nis­tra­cio­nes.

¿Cuál es la si­tua­ción ac­tual de las car­gas ad­mi­nis­tra­ti­vas en RAEE es­pe­cí­fi­ca­men­te de­ri­va­das del Real De­cre­to?

Ac­tual­men­te, es­ta­mos en una si­tua­ción de as­fi­xia ad­mi­nis­tra­ti­va, de­ri­va­da de la pe­sa­da car­ga bu­ro­crá­ti­ca a la que de­ben ha­cer fren­te los ges­to­res de es­te ti­po de re­si­duos. El real de­cre­to no ha he­cho sino au­men­tar los trá­mi­tes a rea­li­zar en ar­chi­vos y re­gis­tros.

La so­lu­ción po­dría pa­sar por la pla­ta­for­ma elec­tró­ni­ca de RAEE, que de­ta­lla el ar­tícu­lo 39 de la Ley de Re­si­duos, re­fe­ri­do al re­gis­tro de pro­duc­ción y ges­tión de re­si­duos. En él se es­ta­ble­ce que “las co­mu­ni­ca­cio­nes y au­to­ri­za­cio­nes que de­ri­ven de es­ta Ley y sus nor­mas de desa­rro­llo se ins­cri­bi­rán por las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas en sus res­pec­ti­vos re­gis­tros. Es­ta in­for­ma­ción se in­cor­po­ra­rá al Re­gis­tro de pro­duc­ción y ges­tión de re­si­duos que se­rá com­par­ti­do y úni­co en to­do el te­rri­to­rio na­cio­nal. A los efec­tos de es­ta Ley las em­pre­sas cu­ya co­mu­ni­ca­ción o au­to­ri­za­ción es­té ins­cri­ta en el Re­gis­tro ten­drán la con­si­de­ra­ción de en­ti­da­des o em­pre­sas re­gis­tra­das”.

A día de hoy, cree­mos que el mi­nis­te­rio de Me­dio Am­bien­te tie­ne pre­vis­to po­ner en fun­cio­na­mien­to ese re­gis­tro úni­co de for­ma in­mi­nen­te, pe­ro es un tra­ba­jo del mi­nis­te­rio y las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas. Los re­cu­pe­ra­do­res no he­mos po­di­do par­ti­ci­par, ni ha­cer prue­bas del mis­mo, lo que sí sa­be­mos es que des­co­no­ce­mos cuál se­rá su fun­cio­na­mien­to y lo que im­pli­ca­rá pa­ra es­te sec­tor: si se­rá par­te de la so­lu­ción o un nue­vo pro­ble­ma que aña­dir a los ya exis­ten­tes.

¿Có­mo afec­tan a las em­pre­sas?

Prin­ci­pal­men­te, son pro­ble­mas de­ri­va­dos de la du­pli­ci­dad de los trá­mi­tes y la

in­efi­ca­cia de las pla­ta­for­mas te­le­má­ti­cas ac­tual­men­te en uso, lo que pro­vo­ca un ex­ce­so de tra­ba­jo ad­mi­nis­tra­ti­vo pa­ra em­pre­sas cu­ya mi­sión prin­ci­pal es op­ti­mi­zar la ges­tión de re­si­duos, no ha­cer fren­te a in­ter­mi­na­bles ta­reas bu­ro­crá­ti­cas. Es­to su­po­ne un cos­te con­si­de­ra­ble a un sec­tor for­ma­do ma­yo­ri­ta­ria­men­te por py­mes que se pue­de so­lu­cio­nar con vo­lun­tad po­lí­ti­ca y sim­pli­fi­ca­ción ad­mi­nis­tra­ti­va.

¿Qué me­di­das han te­ni­do que to­mar pa­ra adap­tar­se?

La la­bor de re­pre­sen­ta­ción del sec­tor que lle­va a ca­bo FER in­clu­ye reunio­nes con las dis­tin­tas ad­mi­nis­tra­cio­nes pa­ra plan­tear la pro­ble­má­ti­ca y es­tu­diar y apor­tar po­si­bles so­lu­cio­nes. Pues bien, con el nue­vo Go­bierno na­da más co­no­cer sus nue­vos nom­bra­mien­tos en las áreas de res­pon­sa­bi­li­dad que nos competen he­mos, por ejem­plo, man­te­ni­do reunio­nes con Jo­sé An­to­nio Nieto y Jo­sé Ma­nuel Hol­ga­do, se­cre­ta­rio de Es­ta­do de Se­gu­ri­dad y director ge­ne­ral de la Guar­dia Ci­vil, res­pec­ti­va­men­te.

En esos en­cuen­tros pu­si­mos de ma­ni­fies­to las mo­les­tias que oca­sio­nan dia­ria­men­te el uso de las dis­tin­tas pla­ta­for­mas te­le­má­ti­cas, a nues­tro en­ten­der ob­so­le­tas, y la du­pli­ci­dad de los trá­mi­tes que oca­sio­nan las dis­tin­tas ad­mi­nis­tra­cio­nes.

¿Es­tán en con­so­nan­cia con lo que se es­pe­ra­ba de las mis­mas?

Has­ta que no se pon­ga en fun­cio­na­mien­to la nue­va pla­ta­for­ma elec­tró­ni­ca de RAEE se­gui­re­mos con los mis­mos pro­ble­mas, de eso no hay du­da. Otro as­pec­to fun­da­men­tal a te­ner en cuen­ta son los ob­je­ti­vos fi­ja­dos de re­co­gi­da de RAEE. Por ejem­plo, pa­ra el cálcu­lo de los ob­je­ti­vos mí­ni­mos es­ta­ta­les de re­co­gi­da se­pa­ra­da de es­te ti­po de re­si­duos pa­ra el año 2017, se apli­ca el 50% de la me­dia de pe­so de los AEE in­tro­du­ci­dos en el mer­ca­do es­pa­ñol en los años 2014, 2015 y 2016. Es de­cir, el ob­je­ti­vo de re­co­gi­da se­pa­ra­da de RAEE de España pa­ra el año 2017 es de 297.892.836,24 kg. Es­ta ci­fra se lo­gra­rá a tra­vés de una re­co­gi­da mí­ni­ma es­ti­ma­da de 255.129.461,56 ki­lo­gra­mos de RAEE do­més­ti­co y 42.763.373,71 ki­lo­gra­mos de RAEE pro­fe­sio­nal.

En tér­mi­nos de ob­je­ti­vo por ha­bi­tan­te y año, pa­ra el año 2017, en to­do el te­rri­to­rio na­cio­nal se es­ta­ble­ce un ob­je­ti­vo mí­ni­mo de 6,41 kg de RAEE por ha­bi­tan­te. To­do ello, su­po­ne in­cre­men­tar es­ta ta­sa de re­co­gi­da un 60% res­pec­to al año 2014.

La pre­gun­ta que sur­ge es: ¿có­mo se­rá po­si­ble con­se­guir tan am­bi­cio­so ob­je­ti­vo si, por otro la­do, los ges­to­res de RAEE, prin­ci­pa­les ac­to­res de la con­ver­sión de es­te ti­po de re­si­duos en re­cur­sos, pa­de­cen una si­tua­ción de as­fi­xia ad­mi­nis­tra­ti­va que li­mi­ta con­si­de­ra­ble­men­te su ca­pa­ci­dad pa­ra in­ver­tir en tec­no­lo­gía con la que me­jo­rar esas ci­fras de re­co­gi­da?

Una cues­tión pri­mor­dial pa­ra lle­gar a los ob­je­ti­vos mar­ca­dos es que el ciu­da­dano pue­da ha­cer uso de la am­plia red ca­pi­lar de ges­to­res au­to­ri­za­dos de RAEE pa­ra que de­po­si­ten di­rec­ta­men­te los re­si­duos. Se trata de com­ple­men­tar la in­fra­es­truc­tu­ra exis­ten­tes de pun­tos lim­pios mu­ni­ci­pa­les sin que la ad­mi­nis­tra­ción ten­ga que ha­cer fren­te a nue­vos cos­tes pa­ra la re­cu­pe­ra­ción de RAEE. Así se lo he­mos he­cho lle­gar a los prin­ci­pa­les res­pon­sa­bles en ca­da reunión que he­mos man­te­ni­do y es­ta­mos a la es­pe­ra de una res­pues­ta sa­tis­fac­to­ria.

¿En qué si­tua­ción de­jan a las em­pre­sas?

Ob­via­men­te, la ac­tual si­tua­ción es de in­cer­ti­dum­bre. Es­ta­mos a la es­pe­ra tan­to de que se pon­ga en fun­cio­na­mien­to la nue­va pla­ta­for­ma elec­tró­ni­ca de RAEE co­mo de con­tar con la au­to­ri­za­ción co­rres­pon­dien­te pa­ra que el ciu­da­dano pue­de lle­var di­rec­ta­men­te es­te ti­po de re­si­duos a la red de ges­to­res au­to­ri­za­dos. Pe­ro ya se sa­be el di­cho: el que es­pe­ra, de­ses­pe­ra. Con una si­tua­ción, co­mo le co­men­ta­ba an­te­rior­men­te, de as­fi­xia ad­mi­nis­tra­ti­va las em­pre­sas ne­ce­si­tan de so­lu­cio­nes ur­gen­tes.

¿Es­tá España a la al­tu­ra de la UE?

Des­gra­cia­da­men­te, la cues­tión de las ex­ce­si­vas car­gas ad­mi­nis­tra­ti­vas pa­re­ce ser al­go in­he­ren­te al ofi­cio del ges­tor de RAEE en Eu­ro­pa y así ha que­da­do ma­ni­fes­ta­do en ca­da reunión en la que se ha ha­bla­do de es­ta cues­tión en la Con­fe­de­ra­ción Eu­ro­pea de In­dus­trias del Re­ci­cla­je (EuRIC).

Tam­bién ha que­da­do pa­ten­te que le­jos de re­sig­nar­nos tan­to en el ám­bi­to eu­ro­peo co­mo en el na­cio­nal lu­cha­re­mos por aca­bar con es­te gra­ve pro­ble­ma que res­ta com­pe­ti­ti­vi­dad a las em­pre­sas. Por tan­to, no es una cues­tión de que es­te­mos a la al­tu­ra con el res­to de la UE, sino de evi­tar la ex­pre­sión “mal de mu­chos, consuelo de ton­tos” y se­guir bus­can­do jun­tos una so­lu­ción sa­tis­fac­to­ria y per­ma­nen­te que evi­te to­da es­ta car­ga ad­mi­nis­tra­ti­va des­pro­por­cio­na­da a las em­pre­sas del sec­tor. Es al­go que en FER te­ne­mos muy cla­ro por­que sa­be­mos que la ra­zón nos asis­te y que es­ta­mos an­te una me­ra cues­tión de vo­lun­tad po­lí­ti­ca y de apre­mio en el tiem­po pa­ra po­der cum­plir con unos ob­je­ti­vos muy am­bi­cio­sos de re­co­gi­da. Nues­tros re­pre­sen­tan­tes po­lí­ti­cos de­ben de­ci­dir si for­ma­mos par­te de la lo­co­mo­to­ra o del va­gón de co­la en ges­tión de RAEE en Eu­ro­pa.

"Es­ta­mos an­te una me­ra cues­tión de vo­lun­tad po­lí­ti­ca y de apre­mio en el tiem­po pa­ra po­der cum­plir con unos ob­je­ti­vos muy am­bi­cio­sos de re­co­gi­da. Nues­tros re­pre­sen­tan­tes po­lí­ti­cos de­ben de­ci­dir si for­ma­mos par­te de la lo­co­mo­to­ra o del va­gón de co­la en ges­tión de RAEE en Eu­ro­pa" "La ac­tual si­tua­ción es de in­cer­ti­dum­bre. Es­ta­mos a la es­pe­ra tan­to de que se pon­ga en fun­cio­na­mien­to la nue­va pla­ta­for­ma elec­tró­ni­ca de RAEE co­mo de con­tar con la au­to­ri­za­ción co­rres­pon­dien­te pa­ra que el ciu­da­dano pue­de lle­var di­rec­ta­men­te es­te ti­po de re­si­duos a la red de ges­to­res au­to­ri­za­dos"

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.