Asi­me ce­le­bra una jor­na­da so­bre el nue­vo Re­gla­men­to de Pro­tec­ción de Da­tos. ›

Metales & Metalurgia - - PORTADA -

La Aso­cia­ción de In­dus­tria­les Me­ta­lúr­gi­cos de Ga­li­cia (Asi­me) ha ce­le­bra­do una jor­na­da so­bre el nue­vo Re­gla­men­to de Pro­tec­ción de Da­tos, apro­ba­do el pa­sa­do 27 de abril de 2016 y que en­tra­rá en vi­gor es­te 25 de ma­yo, con el ob­je­ti­vo de in­for­mar a las em­pre­sas ga­lle­gas so­bre los cam­bios pro­du­ci­dos en el Re­gla­men­to.

La jor­na­da co­men­zó con la aper­tu­ra de Jen­ni­fer Gon­zá­lez, responsable del De­par­ta­men­to Ju­rí­di­co de Asi­me, quien des­ta­có la im­por­tan­te la­bor de es­tas jor­na­das que, con su ca­rác­ter in­for­ma­ti­vo, “ayu­da­rán a las em­pre­sas a pre­ve­nir cier­tos erro­res que se co­men­ten en el día a día de la em­pre­sa, mu­chas ve­ces, por me­ro des­co­no­ci­mien­to, en un te­rreno que ca­da vez to­ma más pe­so el ám­bi­to em­pre­sa­rial”. Des­ta­có tam­bién que “una em­pre­sa que ten­ga ade­cua­da­men­te im­plan­ta­dos los pro­ce­di­mien­tos de pro­tec­ción de da­tos o el sis­te­ma de prevención de de­li­tos es mu­cho más com­pe­ti­ti­va a ni­vel in­ter­na­cio­nal”.

La pri­me­ra po­nen­cia de la jor­na­da la reali­zó Carmen Cos­tas, responsable del Área Le­gal de EY Abo­ga­dos que in­di­có que “lo que quie­re el re­gla­men­to es que sea­mos proac­ti­vos, que reali­ce­mos las eva­lua­cio­nes in­ter­nas per­ti­nen­tes, que eva­lue­mos los tra­ta­mien­tos que le da­mos a los da­tos, y que sea­mos cons­cien­tes de los ries­gos en los que po­de­mos caer, para es­ta­ble­cer unas me­di­das a apli­car”. Por úl­ti­mo, re­co­men­dó “li­mi­tar el uso y el pla­zo de con­ser­va­ción de los da­tos de acuer­do a la fi­na­li­dad para la que han si­do ob­te­ni­dos”, así co­mo “la li­mi­ta­ción de per­so­nal de la em­pre­sa que ac­ce­de a da­tos de ca­rác­ter per­so­nal”.

La se­gun­da y úl­ti­ma po­nen­cia la reali­zó Pa­blo Char­lín, abo­ga­do en EY Abo­ga­dos, que ex­pli­có de­ta­lla­da­men­te el nue­vo Prin­ci­pio de Res­pon­sa­bi­li­dad Ac­ti­va o “Ac­coun­ta­bi­lity” que mu­chas em­pre­sas –aque­llas que, de ma­ne­ra sis­te­má­ti­ca y ex­haus­ti­va, reali­cen eva­lua­cio­nes de as­pec­tos per­so­na­les de per­so­nas fí­si­cas- de­ben prac­ti­car.

Es­te Prin­ci­pio de Res­pon­sa­bi­li­dad Ac­ti­va, ex­pli­có Pa­blo Char­lín, co­mien­za con la iden­ti­fi­ca­ción de ries­gos y con­se­cuen­cias de una pér­di­da o ce­sión in­vo­lun­ta­ria de da­tos, que po­drían ser de ca­rác­ter eco­nó­mi­co o repu­tacio­nal, se­gún el con­tex­to de la em­pre­sa. Para ello, con­ti­nuó, “es im­por­tan­te es­ta­ble­cer unas pau­tas de con­cien­cia­ción e im­plan­tar san­cio­nes a las per­so­nas que ac­ce­dan a da­tos no au­to­ri­za­dos”.

A la ho­ra de apli­car me­di­das de seguridad, es­te Prin­ci­pio de Res­pon­sa­bi­li­dad Ac­ti­va in­di­ca que hay li­ber­tad para apli­car las me­di­das ne­ce­sa­rias siem­pre que se ga­ran­ti­ce un ni­vel de seguridad ade­cua­do al riesgo. Ade­más, con es­te nue­vo Re­gla­men­to sur­gen nue­vas fi­gu­ras en la em­pre­sa co­mo el “DPO” (De­le­ga­do de Pro­tec­ción de Da­tos), que se­rá la fi­gu­ra en­car­ga­da de su­per­vi­sar el cum­pli­men­to de lo dis­pues­to en es­te nue­vo Re­gla­men­to y que no so­la­men­te se­rá un ac­ti­vo re­co­men­da­ble, sino que se­rá de ca­rác­ter obli­ga­to­rio para mu­chas em­pre­sas, especialmente para aque­llas que ma­ne­jen gran­des can­ti­da­des de da­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.