El dia­rio de Do­ra

Mi Casa - - Mimomento Eco -

Man­te­ner el equi­li­brio jus­to y pre­ci­so en­tre mo­der­ni­dad y sos­te­ni­bi­li­dad es po­si­ble, fá­cil y muy ne­ce­sa­rio si que­re­mos cui­dar un po­qui­to me­jor del pla­ne­ta que nos aco­ge. Una idea que ca­da vez me tien­ta más a mí y a in­fi­ni­dad de se­gui­do­res de la se­duc­to­ra co­rrien­te eco, muy pre­sen­te en nues­tras vi­das.

Haz del re­ci­cla­je una cos­tum­bre. El pri­mer pa­so pa­ra aden­trar­nos en el mun­do eco es, sin du­da, se­pa­rar ade­cua­da­men­te la ba­su­ra en ca­sa. Los cu­bos que ven­den ya com­par­ti­men­ta­dos te fa­ci­li­ta­rán mu­cho la la­bor; si tie­nes ni­ños, en­sé­ña­les des­de pe­que­ños a re­ci­clar, crea­rás un há­bi­to muy po­si­ti­vo que mantendrán to­da su vi­da.

Des­ta­pa tu fa­ce­ta ver­de. Tan­to si tie­nes jar­dín co­mo si no, aníma­te a cul­ti­var tus pro­pias hor­ta­li­zas. El al­féi­zar de la ven­ta­na pue­de ser un lu­gar per­fec­to pa­ra ello, aun­que en una te­rra­za o en al­gún otro pe­que­ño es­pa­cio al ai­re li­bre, un huer­to ur­bano po­drá al­ber­gar más va­rie­da­des. Den­tro de ca­sa, prue­ba con las plan­tas aro­má­ti­cas, co­mo al­baha­ca o pe­re­jil, de­li­cio­sas y de­co­ra­ti­vas.

Apues­ta por pro­duc­tos na­tu­ra­les. Mi­ra bien las eti­que­tas pa­ra ave­ri­guar qué ali­men­tos o cos­mé­ti­cos es­tán ela­bo­ra­dos con in­gre­dien­tes na­tu­ra­les; ade­más de sos­te­ni­bles, tu piel y tu or­ga­nis­mo lo agra­de­ce­rán.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.