La lla­ve de tu des­can­so

Un buen día siem­pre co­mien­za con una no­che de sue­ño re­pa­ra­dor. Pa­ra con­se­guir­lo, re­cuer­da que so­lo tú mis­mo pue­des sa­ber cuál es el col­chón ideal pa­ra ti.

Mi Casa - - Publi-Informacion -

Sa­bías que pa­sa­mos una ter­ce­ra par­te de nues­tra vi­da dur­mien­do? Por eso es tan im­por­tan­te te­ner el col­chón, la al­moha­da y la ro­pa de ca­ma más ade­cua­dos. Dor­mir bien es esen­cial pa­ra la sa­lud fí­si­ca, men­tal y emo­cio­nal, y un buen col­chón pue­de mar­car la di­fe­ren­cia en­tre dor­mir a pier­na suel­ta o no pe­gar ojo.

LAS NOR­MAS DE ORO

Ca­da per­so­na tie­ne un cuer­po dis­tin­to y duer­me de for­ma di­fe­ren­te. Afor­tu­na­da­men­te, cuen­tas con una am­plia di­ver­si­dad de mo­de­los, co­mo los de Ikea, rea­li­za­dos en di­ver­sos ma­te­ria­les y ni­ve­les de fir­me­za. Es­to úl­ti­mo es muy im­por­tan­te, ya que con la fir­me­za ade­cua­da el col­chón si­gue la cur­va­tu­ra del cuer­po pa­ra que las par­tes más pe­sa­das se hun­dan y des­can­sen me­jor, al tiem­po que el res­to del cuer­po re­ci­be un buen apo­yo que ayu­da a ali­near la co­lum­na (el col­chón de­be se­guir el con­torno del cuer­po acos­ta­do). En cues­tión de ma­te­ria­les, a al­gu­nos les gus­tan los mue­lles, y a otros la vis­coe­lás­ti­ca, la es­pu­ma o el lá­tex. Lo más im­por­tan­te es que in­vier­tas tiem­po en ele­gir la me­jor com­bi­na­ción pa­ra tu des­can­so. No te lan­ces a por el pri­mer col­chón que veas; prué­ba­lo en tu pos­tu­ra ha­bi­tual pa­ra dor­mir, tó­ma­te tu tiem­po (al me­nos 5 mi­nu­tos) y pon­te có­mo­do. Si te sien­tes co­mo si es­tu­vie­ras en tu ca­ma, es que has en­con­tra­do tu col­chón ideal. Ade­más, en Ikea, tie­nes 25 años de ga­ran­tía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.