DE ES­PE­JO

Mi Casa - - Claves -

Al mar­gen de que en él po­drás su­per­vi­sar lo bien que te que­dan tus es­ti­lis­mos, un ar­ma­rio con puer­tas de es­pe­jo mul­ti­pli­ca la luz na­tu­ral y con­si­gue que el dor­mi­to­rio pa­rez­ca más pro­fun­do gra­cias a su po­der re­flec­tan­te. El mo­de­lo Tys­se­dal, de Ikea, com­bi­na fren­tes de es­pe­jo con una es­truc­tu­ra blan­ca que po­ten­cia aún más los efec­tos de lu­mi­no­si­dad y am­pli­tud. Con una bal­da y una ba­rra, in­clu­ye pa­tas re­gu­la­bles en al­tu­ra pa­ra equi­li­brar cual­quier pe­que­ño des­ni­vel que ten­ga el sue­lo del dor­mi­to­rio. Sus me­di­das: 88 x 58 x 208 cm (299 €).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.