Es­te mes he des­cu­bier­to…

Mi Casa - - Entre Micasa Y Tú -

Que me gus­tan las co­sas que so­lo sir­ven pa­ra ha­cer bo­ni­to, co­mo de­cía el per­so­na­je de Pe­né­lo­pe Cruz en El Amor

Per­ju­di­ca Se­ria­men­te la Sa­lud; y es que, no pue­do es­tar más de acuer­do con ella. Was­hi­ta­pe de co­lo­res, guir­nal­das de lu­ces, ca­si­tas de ma­de­ra, le­tras y ci­fras de ti­po­gra­fías va­ria­das… son mu­chos los ob­je­tos que se han ido ins­ta­lan­do en nues­tras ca­sas con el úni­co ob­je­ti­vo de ale­grar­nos la vis­ta. Co­lec­cio­nar pe­que­ños te­so­ros con va­lor es­té­ti­co y sen­ti­men­tal es un

ac­to re­fle­jo que cul­ti­va­mos des­de ni­ños y, con el tiem­po, se con­vier­ten en par­te de nues­tro ima­gi­na­rio per­so­nal. Son los com­pa­ñe­ros de via­je que, más allá de sim­ples ac­ce­so­rios de­co­ra­ti­vos, nos trans­mi­ten bie­nes­tar.

Una de­li­ca­da pie­za de cris­tal, una co­lec­ción de me­na­je de lo­za, pe­que­ñas ma­ce­tas im­pro­vi­sa­das o la pro­me­sa de una sies­ta en la ha­ma­ca del jar­dín… son de­ta­lles mí­ni­mos que cam­bian los rin­co­nes de nues­tra ca­sa y di­bu­jan una son­ri­sa en nues­tro sem­blan­te. ¡Da­te un ca­pri­cho de­co pa­ra ga­nar ca­li­dad de vi­da!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.