VES­TI­DO­RES

Mi Casa - - Claves -

DE PA­SO HA­CIA EL BA­ÑO

Fí­ja­te qué bue­na idea a la ho­ra de pla­ni­fi­car los es­pa­cios. Si tu ca­sa tie­ne la tí­pi­ca dis­tri­bu­ción an­ti­gua, muy com­par­ti­men­ta­da, pue­des con­ver­tir una de las ha­bi­ta­cio­nes en ves­ti­dor y uti­li­zar­la co­mo zo­na de pa­so en­tre tu dor­mi­to­rio y el cuar­to de ba­ño. En es­te ca­so, los ar­ma­rios se com­ple­ta­ron con fren­tes de ma­de­ra; al ser de sue­lo a te­cho, alar­gan vi­sual­men­te el es­pa­cio. Cuan­do las puer­tas es­tán ce­rra­das, el ves­ti­dor de­sa­pa­re­ce vi­sual­men­te, y dor­mi­to­rio y ba­ño que­dan uni­dos por lo que pa­re­ce un dis­tri­bui­dor am­plio. Un ga­lán de no­che sir­ve pa­ra de­jar pre­pa­ra­da la ro­pa del día si­guien­te.

DE­TRÁS DE LA PUER­TA

Una gran ho­ja corredera des­cu­bre un es­pa­cio or­ga­ni­za­do con bal­das, ca­jo­nes y ba­rras pa­ra col­gar la ro­pa en per­chas. Si op­tas por co­lo­car una puer­ta corredera es­ca­mo­tea­ble —que se ocul­ta en el in­te­rior de la pa­red— po­drás apro­ve­char to­do el es­pa­cio pa­ra al­ma­ce­nar pren­das y com­ple­men­tos, sin ne­ce­si­dad de de­jar des­pe­ja­da la zo­na que ocu­pa­ría una puer­ta con­ven­cio­nal. Fir­mas co­mo Kro­na, Scrigno o May­di­sa dis­po­nen de ar­ma­zo­nes pa­ra en­cas­trar la ho­ja en la pa­red sin ne­ce­si­dad de do­ble ta­bi­que. Aquí, las bal­das y ca­jo­nes en blan­co no re­car­gan el es­pa­cio. ¿El re­sul­ta­do? ¡El ves­ti­dor pa­re­ce más des­pe­ja­do!

Re­cu­rre a so­por­tes que te de­jen ver su con­te­ni­do de una

sim­ple ojea­da. Co­mo es­ta per­cha, con 10 ori­fi­cios pa­ra col­gar pa­ñue­los, o las ca­jas Dra­wer, api­la­bles, pa­ra guar­dar za­pa­tos. Per­cha (8,50 € en Ho­wards Sto­ra­ge World). Ca­jas (des­de 18,90 €); las en­con­tra­rás en La Oca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.