UN SA­LÓN DI­VI­DI­DO

Mi Casa - - Vivir -

La pre­sen­cia de un mu­ro maes­tro se sol­ven­tó con un ar­co que co­mu­ni­ca los dos am­bien­tes del sa­lón; uno más fa­mi­liar y el otro más re­co­gi­do, pa­ra las vi­si­tas. Un atrac­ti­vo rin­cón de tra­ba­jo ac­túa co­mo ne­xo de unión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.