FREN­TES DE ES­PE­JO Su su­per­fi­cie lo­gra dos efec­tos: du­pli­ca vi­sual­men­te el es­pa­cio de la co­ci­na y mul­ti­pli­ca la luz.

Mi Casa - - Ejemplos -

Aquí, las puer­tas es­pe­ja­das se li­mi­ta­ron a los mue­bles al­tos. Sus per­fi­les en ne­gro con­tras­tan con el res­to de los ar­ma­rios, blan­cos, y con­vier­ten a los mó­du­los su­pe­rio­res en pro­ta­go­nis­tas de la de­co­ra­ción. ¿Sa­bes dón­de es­tá la campana? Ba­jo el mue­ble cen­tral, pa­sa des­aper­ci­bi­da. de Gun­ni & Tren­tino.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.