La dis­tri­bu­ción de los mue­bles, en pa­re­des en­fren­ta­das, am­plió el es­pa­cio de al­ma­ce­na­je.

Mi Casa - - Vivir -

Di­se­ñar una nue­va dis­tri­bu­ción y re­no­var ins­ta­la­cio­nes y revestimientos cen­tra­ron las obras. Al tra­tar­se de una plan­ta ba­ja, fue ne­ce­sa­rio bus­car so­lu­cio­nes pa­ra po­ten­ciar la en­tra­da de luz na­tu­ral. Con el ce­rra­mien­to acris­ta­la­do que co­nec­ta el jar­dín con el sa­lón y la co­ci­na, se con­si­guió au­men­tar la pro­fun­di­dad vi­sual y la sen­sa­ción de am­pli­tud. Tam­bién se co­lo­ca­ron gran­des ven­ta­na­les en el dor­mi­to­rio prin­ci­pal y se crea­ron va­nos en el pa­si­llo, la zo­na me­nos fa­vo­re­ci­da lu­mí­ni­ca­men­te. Si ha­bla­mos de los revestimientos, se res­tau­ró el mo­sai­co hi­dráu­li­co exis­ten­te en las zo­nas co­mu­nes y se ins­ta­ló ta­ri­ma de pino en los dor­mi­to­rios. Es­te ma­te­rial, que apor­ta calidez, tam­bién es­tá pre­sen­te en ar­ma­rios, es­tan­te­rías y en par­te de los mue­bles de la co­ci­na.

6,5 m

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.