Así se apro­ve­cha­ron los pa­tios

Mi Casa - - Vivir -

La vi­vien­da cuen­ta con un jar­dín in­te­rior y dos pa­tios; en el pri­me­ro, con puer­tas acris­ta­la­das que co­mu­ni­can con el sa­lón y la co­ci­na, se crea­ron dos zo­nas de­li­mi­ta­das: una de es­tar, con sue­lo de ma­de­ra, y otra de re­lax, so­bre cés­ped.

El pa­tio de la en­tra­da co­mu­ni­ca con el dor­mi­to­rio prin­ci­pal; pa­ra in­de­pen­di­zar­lo, se le­van­tó un mu­ro ve­ge­tal. Un pa­tio de lu­ces co­nec­ta los otros dos dor­mi­to­rios y sus co­rres­pon­dien­tes ba­ños. La ve­ge­ta­ción da a la ca­sa un as­pec­to fres­co y agra­da­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.