El so­fá ches­ter de­rro­cha en­can­to en es­te sa­lón con li­bre­ría.

En es­ta vi­vien­da uni­fa­mi­liar de Madrid destaca una de­co­ra­ción con­tem­po­rá­nea, que re­fle­ja la pa­sión de sus pro­pie­ta­rios por los li­bros y el ci­ne.

Mi Casa - - Sumario - REA­LI­ZA­CIÓN: RE­YES PÉ­REZ. TEX­TO: REDACCIÓN MI­CA­SA. FO­TOS: PATRICIA GA­LLE­GO. PLA­NOS:

Los pro­pie­ta­rios de es­ta vi­vien­da, ubi­ca­da en el cen­tro de Madrid, con­fia­ron en el equi­po de Egue y Se­ta pa­ra trans­for­mar una ca­sa an­ti­gua en el nue­vo ho­gar de una fa­mi­lia con hi­jos. Tras una reforma in­te­gral, lle­va­da a ca­bo por COMSA, es­ta cons­truc­ción de los años 50 si­gue con­ser­van­do sus te­chos al­tos y la abun­dan­te lu­mi­no­si­dad de la que siem­pre ha dis­fru­ta­do. La di­fe­ren­cia es que, al com­bi­nar­se con do­sis de au­ten­ti­ci­dad, crea­ti­vi­dad y la pa­sión por los li­bros y el ci­ne, se ha con­ver­ti­do en una ca­sa ajus­ta­da a las ne­ce­si­da­des de los pro­pie­ta­rios – ellos que­rían am­bien­tes en los que es­tar a gus­to con ami­gos y fa­mi­lia­res–, y que re­fle­ja su per­so­na­li­dad y for­ma de ser.

Los 170 m2 de la vi­vien­da se dis­tri­bu­yen en tres al­tu­ras, ade­más de con­tar con un jar­dín in­te­rior y una te­rra­za con pis­ci­na. Des­de ella, a tra­vés de dos ge­ne­ro­sas puer­tas co­rre­de­ras de cris­tal, se llega al sa­lón. En es­te es­pa­cio, con zo­na de es­tar y co­me­dor, se con­si­guió un look con­tem­po­rá­neo con la mez­cla de pie­zas vin­ta­ge o re­cu­pe­ra­das y di­se­ños más ac­tua­les. Una tó­ni­ca que se re­pe­ti­rá en to­das las es­tan­cias de la ca­sa. La pin­tu­ra plás­ti­ca ma­te en un tono gris muy cla­ro, ca­si blan­co, y el sue­lo de ma­de­ra de ro­ble dan con­ti­nui­dad a los am­bien­tes, si bien en la co­ci­na y los ba­ños, el mi­cro­ce­men­to es el ma­te­rial estrella. ◽◽◻

En es­ta plan­ta tam­bién se ubi­ca­ron un des­pa­cho, un ba­ño y la co­ci­na, don­de el blan­co de los ar­ma­rios se com­bi­nó con muebles de ma­de­ra en la zo­na de of­fi­ce. La pri­me­ra plan­ta se des­ti­nó a los dor­mi­to­rios: la ha­bi­ta­ción de los ni­ños, que cuen­tan con su pro­pio ba­ño, y el prin­ci­pal, a mo­do sui­te, con ves­ti­dor y cuar­to de ba­ño in­te­gra­dos. Ade­más, se creó una sala de jue­gos. La úl­ti­ma plan­ta, un es­pa­cio po­li­va­len­te, res­guar­da el au­tén­ti­co te­so­ro que es­con­de es­ta fa­mi­lia: su ex­ten­so ar­chi­vo li­te­ra­rio y vi­deo­grá­fi­co. ◾◾◼

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.