Ins­pi­ra­cio­nes: asien­tos

Lle­gar a ca­sa y bus­car re­fu­gio en tu asien­to fa­vo­ri­to es pu­ro ins­tin­to. Con­vie­ne ele­gir un mo­de­lo con un di­se­ño es­pe­cial, que ele­ve el ni­vel de­co­ra­ti­vo, pe­ro que pro­pi­cie el des­can­so y nos ale­je el es­trés.

Mi Casa - - Sumario - REA­LI­ZA­CIÓN: RE­YES PÉ­REZ. TEX­TO: BE­GO­ÑA FER­NÁN­DEZ. FO­TOS: CAR­LOS HI­DAL­GO Y PA­TRI­CIA GA­LLE­GO.

Lle­gar a ca­sa y sen­tar­se un ra­to en el si­llón es una bue­na te­ra­pia. Te ani­ma­mos a prac­ti­car­la con di­se­ños ac­tua­les.

En in­vierno tan im­por­tan­te es dis­fru­tar del con­fort tér­mi­co en ca­sa co­mo del que pro­por­cio­na un asien­to en el que dis­fru­ta­re­mos mu­chas ho­ras en los me­ses más fríos. En el ca­so de las bu­ta­cas y si­llo­nes es fre­cuen­te que for­men par­te de la zo­na de es­tar, por­que el es­pa­cio dis­po­ni­ble con­di­cio­na, pe­ro si hay al­gu­na ven­ta­na li­bre, pién­sa­lo… ¿A que ape­te­ce crear un cá­li­do rin­cón de lec­tu­ra? Co­lo­ca el asien­to y cal­dea el am­bien­te con man­tas, co­ji­nes, una al­fom­bra y una me­si­ta pa­ra el ca­fé con un co­que­to de­ta­lle de­co­ra­ti­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.