Se­llo pro­pio

Tras una re­for­ma in­te­gral y con una de­co­ra­ción per­so­nal, un pi­so an­ti­guo se ha con­ver­ti­do en una ca­sa mo­der­na, có­mo­da y muy lu­mi­no­sa.

Mi Casa - - Sumario - REA­LI­ZA­CIÓN: RE­YES PÉ­REZ. TEX­TO: MAR­TA SANZ. FO­TOS: PA­BLO SA­RA­BIA. PLANO:

El sa­lón de es­ta ca­sa in­te­gra di­fe­ren­tes am­bien­tes —es­tar, co­me­dor, co­ci­na y re­ci­bi­dor— que per­mi­ten desa­rro­llar en él múl­ti­ples ac­ti­vi­da­des y lo con­vier­ten en lu­gar de en­cuen­tro pa­ra la fa­mi­lia. Te gus­ta­rá tam­bién su de­co­ra­ción, ac­tual y ale­gre, don­de abun­dan las rá­fa­gas de co­lor.

Lo pri­me­ro que lla­ma la aten­ción de es­ta vi­vien­da es la abun­dan­te lu­mi­no­si­dad de la que dis­fru­ta, es­pe­cial­men­te el sa­lón. És­ta fue una de las prin­ci­pa­les ra­zo­nes que im­pul­sa­ron a sus ac­tua­les pro­pie­ta­rios a ad­qui­rir­la. No les im­por­tó el es­ta­do pe­no­so en el que se en­con­tra­ba, pues la ca­sa ha­bía per­ma­ne­ci­do mu­chos años ce­rra­da, y des­de su cons­truc­ción no se ha­bía re­for­ma­do; na­da más ver­la, su­pie­ron que te­nía mu­chas po­si­bi­li­da­des. La ac­tual due­ña, Rut Chi­co­te, se en­car­ga­ría tan­to del pro­yec­to de re­for­ma co­mo de su pos­te­rior de­co­ra­ción; dos cues­tio­nes que no le iban a re­sul­tar na­da com­pli­ca­das, pues só­lo ten­dría que plas­mar su pro­pia ex­pe­rien­cia co­mo in­terio­ris­ta. ◽◽◻

AL RIN­CÓN DE PEN­SAR! La zo­na más lu­mi­no­sa del sa­lón, jun­to a los ven­ta­na­les, se re­ser­vó pa­ra ubi­car un rin­cón de tra­ba­jo con mue­bles re­cu­pe­ra­dos: un pu­pi­tre de es­cue­la y una si­lla de ma­de­ra, tam­bién re­ci­cla­da. Plan­tas y flo­res se re­par­tie­ron por dis­tin­tos pun­tos del sa­lón y, me­dian­te ma­ce­tas y ja­rro­nes, se acen­tuó su efec­to de­co­ra­ti­vo. Ma­ce­te­ro blan­co, de Le­roy Mer­lin.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.