BIEN­VE­NI­DOS A CA­SA

Mi Casa - - Vivir Micasa -

Na­da más en­trar en la vi­vien­da, nos en­con­tra­mos con la co­ci­na. Pa­ra de­li­mi­tar es­te am­bien­te del re­ci­bi­dor, se pu­sie­ron en prác­ti­ca tres soluciones. La pri­me­ra fue co­lo­car una ba­rra de de­sa­yu­nos, con ta­bu­re­tes orien­ta­dos ha­cia la zo­na de coc­ción, ilu­mi­na­da con tres lám­pa­ras. La se­gun­da, uti­li­zar un pa­vi­men­to hi­dráu­li­co, di­fe­ren­te al sue­lo de ta­ri­ma de ro­ble —ad­qui­ri­do en De­ta­ri­ma— ele­gi­do pa­ra el res­to de la ca­sa. Por úl­ti­mo, los mue­bles de la co­ci­na no se pro­lon­ga­ron has­ta el te­cho, sino que se de­ja­ron a unos 70 cm de dis­tan­cia de és­te, co­mo un cu­bo in­de­pen­dien­te den­tro de la ca­sa, con me­nos al­tu­ra.

6,4 m

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.