Ins­pi­ra­cio­nes: dor­mi­to­rios

Bu­ta­cas, ban­cos, ta­bu­re­tes y ar­co­nes se adap­tan de ma­ra­vi­lla a es­te es­pa­cio, a me­nu­do, ol­vi­da­do. Te da­mos al­gu­nas pau­tas para de­co­rar­lo bien y con­se­guir, ade­más, una ca­ma con más pre­sen­cia.

Mi Casa - - Sumario - REA­LI­ZA­CIÓN: BEGOÑA FER­NÁN­DEZ. FOTOS:

El es­pa­cio a pie de la ca­ma se sue­le con­si­de­rar zo­na de pa­so, pe­ro con al­gu­nas pau­tas para de­co­rar­lo me­jor, ve­rás có­mo cam­bia el dor­mi­to­rio. ¡Tie­ne mu­cho que apor­tar!

Ala ho­ra de de­co­rar el dor­mi­to­rio, el es­pa­cio al pie de la ca­ma que­da, ca­si siem­pre, li­bre; pa­re­ce co­mo si no exis­tie­ra por­que se con­si­de­ra zo­na de pa­so, sin más. Es in­dis­cu­ti­ble que la pa­red del ca­be­ce­ro y las me­si­llas son prio­ri­dad, pe­ro si se em­pie­za a ver la ca­ma con otros ojos, te­nien­do en cuen­ta to­da su su­per­fi­cie y no so­lo el en­torno de la al­moha­da, en­se­gui­da nos da­mos cuen­ta de que a sus pies hay un área con va­lor de­co­ra­ti­vo y que, con bue­nas ideas, su­ma­rá es­ti­lo y en­can­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.