CON­CEP­TOS BÁ­SI­COS

Mi Casa - - Claves Cocinas Integradas -

1 LA UNIÓN HA­CE LA FUER­ZA

La in­te­gra­ción de la co­ci­na en el sa­lón es un fac­tor cla­ve den­tro de la ten­den­cia open con­cept, de es­pa­cios com­par­ti­dos. ¿Sus ven­ta­jas? Con­cen­tra la vida fa­mi­liar en una zo­na co­mún más am­plia, con­du­ce la luz na­tu­ral del sa­lón has­ta el úl­ti­mo rin­cón de la co­ci­na y fa­ci­li­ta una dis­tri­bu­ción fle­xi­ble, que ren­ta­bi­li­za me­jor el es­pa­cio. A cam­bio, se im­po­ne de­li­mi­tar ca­da am­bien­te sin al­te­rar la ar­mo­nía del con­jun­to. Aquí, la di­fe­ren­cia de al­tu­ra de los te­chos ac­túa co­mo fron­te­ra vi­sual en­tre am­bos. Re­for­ma del es­tu­dio LF91 Pro­yect Ma­na­ge­ment y Jaume Alo­mar. La decoración es de An­drea Pus­sin, de Or­ga­nic Stu­dio.

2 LOS TA­BU­RE­TES

La ba­rra de desa­yu­nos se uti­li­za con fre­cuen­cia co­mo un ele­men­to se­pa­ra­dor que per­mi­te orien­tar­nos tan­to ha­cia la co­ci­na co­mo ha­cia el sa­lón. Si se quie­re co­mer en ella, los ta­bu­re­tes resultan im­pres­cin­di­bles. Es­tos, con res­pal­do (des­de 333 €) y sin él (des­de 287 €) son de la­gran­ja­co­llec­tion.com

3 ATRAC­TI­VA Y PRÁC­TI­CA

El di­se­ño de una co­ci­na in­te­gra­da de­be ser es­té­ti­co, pe­ro tam­bién ha de fa­ci­li­tar las cin­co fa­ses del pro­ce­so cu­li­na­rio: con­ser­var, pre­pa­rar, co­cer, em­pla­tar y la­var. Los mue­bles de la fir­ma Abi­mis, de ace­ro y er­go­nó­mi­cos, lo per­mi­ten.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.