BIE­NES­TAR. Apún­ta­te a las beauty-parties.

Mia Belleza - - DESCUBRE LA MAGIA -

Los me­jo­res cen­tros de be­lle­za son tam­bién los nue­vos lo­ca­les

de mo­da. Las beauty-parties co­mien­zan a for­mar par­te de la “ru­ta de mar­cha” de las chi­cas más trendy.

ue­des al­qui­lar un local de re­nom­bre, con­tra­tar al DJ del mo­men­to y pa­gar por ho­ras los ser­vi­cios de un bar­man es­pe­cia­li­za­do en mo­ji­tos y combinados de gi­ne­bra. Tu fies­ta se­rá un éxi­to, se­gu­ro, y re­ci­bi­rás fe­li­ci­ta­cio­nes por tu ca­pa­ci­dad or­ga­ni­za­ti­va. Pe­ro al día si­guien­te, la hue­lla de la re­sa­ca se­rá el úni­co re­cuer­do que la ma­yo­ría de tus in­vi­ta­dos ate­so­ren. ¿Por qué no sor­pren­der­les con de­ta­lles que con­ser­ven sus efec­tos a cor­to, me­dio y lar­go pla­zo? No, no te es­ta­mos di­cien­do que les man­des el link de un ál­bum di­gi­tal con 400 fo­to­gra­fías de la fies­ta. Nos re­fe­ri­mos a un buen ma­sa­je re­lax de ac­ción des­con­trac­tu­ran­te, a un tin­te de pes­ta­ñas o una pe­di­cu­ra de en­sue­ño. Apún­ta­te a la ten­den­cia de las beauty-parties y de­ja que sean los pro­pios cen­tros de be­lle­za o spas los que se en­car­guen de to­do. Tú sólo de­bes po­ner fe­cha, avi­sar a tus ín­ti­mos y de­ci­dir la car­ta de tra­ta­mien­tos o sen­sa­cio­nes. Sus ser­vi­cios te sor­pren­de­rán. No se li­mi­tan al uni­ver­so de la be­lle­za y van mu­cho más allá.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.