Ac­ti­vi­da­des que ten­san la cuer­da.

Las go­mas elás­ti­cas ya for­man par­te de la co­lec­ción de ac­ce­so­rios de los gim­na­sios más trendy. Son mu­chas las cla­ses y ac­ti­vi­da­des que se desa­rro­llan en ten­sión.

Mia Belleza - - CONTENTS - por MAR­TA CÁ­MA­RA

Ade­más de la to­ni­fi­ca­ción y fuer­za, se po­ten­cian otros as­pec­tos como la coor­di­na­ción y la fle­xi­bi­li­dad.

En el gim­na­sio Club Me­tro­po­li­tan han bau­ti­za­do una de sus cla­ses como la “elas­tic-class” y son mu­chos los pro­fe­so­res de dis­ci­pli­nas como yo­ga o Pi­la­tes que han aco­pla­do en sus ru­ti­nas de ejer­ci­cio el tra­ba­jo con es­tos com­ple­men­tos. Go­mas y ban­das elás­ti­cas ro­ban te­rreno a pe­sas y man­cuer­nas, y no es de ex­tra­ñar. En es­pe­cial, en el uni­ver­so del fit

ness fe­me­nino, con un pú­bli­co que pre­fie­re elon­gar y de­fi­nir a desa­rro­llar mus­cu­la­tu­ra. El me­ca­nis­mo es muy sen­ci­llo. Se tra­ta de rea­li­zar ejer­ci­cios y mo­vi­mien­tos con­tra la re­sis­ten­cia de una go­ma o un ten­sor elás­ti­co.

Pa­ra to­do, pa­ra to­dos

Con es­te ti­po de en­tre­na­mien­to se pue­den tra­ba­jar to­dos y ca­da uno de los rin­co­nes mus­cu­la­res del cuer­po. Los de­fen­so­res a ul­tran­za de las pe­sas ale­gan que no se pue­den con­tro­lar los pe­sos que se ma­ne­jan y ha­cer una pro­gra­ma­ción con de­ter­mi­na­da pro­gre­sión. Los que ya es­tán en­gan­cha­dos a la go­ma, les con­tes­ta­rían que se for­ta­le­ce y to­ni­fi­ca la mus­cu­la­tu­ra sin ries­gos, y que ade­más se ha­ce un im­por­tan­te tra­ba­jo de re­sis­ten­cia y fle­xi­bi­li­dad. Y si se su­ma el pro­pio pe­so cor­po­ral pa­ra rea­li­zar ejer­ci­cios con­cre­tos, los be­ne­fi­cios su­man. Los es­pe­cia­lis­tas en fit­ness in­sis­ten tam­bién en la im­pli­ca­ción que tie­nen la coor­di­na­ción y el equi­li­brio. Las le­sio- nes es­tán fue­ra de jue­go. Nues­tra mus­cu­la­tu­ra pue­de ab­sor­ber las ten­sio­nes de for­ma ade­cua­da y ho­mo­gé­nea y no hay ries­go de con­trac­tu­ras. Aun­que no se pue­da lle­gar a car­gas tan ele­va­das como las que se al­can­zan con las pe­sas o las má­qui­nas del gim­na­sio -ja­más ve­re­mos a un as­pi­ran­te a cul­tu­ris­ta ju­gan­do con ellas-, los en­tre­na­mien­tos con go­mas elás­ti­cas son la me­jor op­ción pa­ra quien pre­ten­de no co­rrer nin­gún ries­go rea­li­zan­do el ejer­ci­cio, lle­var a ca­bo la reha­bi­li­ta­ción de al­gu­na le­sión, o sim­ple­men­te to­ni­fi­car su cuer­po de for­ma ar­mó­ni­ca. Las fa­ci­li­da­des que da es­te sis­te­ma son tan sen­ci­llas como ha­cer­se con unos ten­so­res y apren­der la téc­ni­ca de los ejer­ci­cios que nos in­tere­sen de en­tre las in­fi­ni­tas po­si­bi­li­da­des que exis­ten. En­con­trar la ru­ti­na que se adap­te a ca­da una es fa­ci­lí­si­mo, por lo que es re­co­men­da­ble al me­nos ha­cer la prue­ba. No hay es­pe­cia­li­dad de­por­ti­va en la que es­tos elás­ti­cos no ha­yan en­con­tra­do su si­tio.

Ju­gar a la go­ma

Ya son mu­chas las cla­ses y dis­ci­pli­nas de­por­ti­vas en las que en­tran en jue­go los elás­ti­cos, ya sea como pro­ta­go­nis­tas o como com­ple­men­to.

CX Worx. Pa­ra las que bus­can emo­cio­nes más fuer­tes. Crea­do por Les Mills, se tra­ta de una co­reo­gra­fía de ejer­ci­cios que se re­nue­va ca­da tres me­ses. Se po­ten­cia la re­sis­ten­cia y la mus­cu­la­tu­ra en ge­ne­ral, y en la ma­yo­ría de los mo­vi­mien­tos se re­cu­rre a los body tu­bes pa­ra au­men­tar la re­sis­ten­cia y po­ten­ciar los re­sul­ta­dos. Se tra­ta de cla­ses de me­dia ho­ra de du­ra­ción.

Elas­tic-class. Es­ta ac­ti­vi­dad, de 45 mi­nu­tos de du­ra­ción e in­ten­si­dad me­dia, se sir­ve de las go­mas pa­ra lle­var a ca­bo una to­ni­fi­ca­ción ge­ne­ral del cuer­po. Sus mo­vi­mien­tos son per­fec­tos pa­ra com­ple­men­tar otras ac­ti­vi­da­des más in­ten­sas.

Pi­la­tes con ban­da. Las ban­das elás­ti­cas son un ele­men­to muy sen­ci­llo de uti­li­zar en Pi­la­tes y abar­can to­dos los ni­ve­les de en­tre­na­mien­to, des­de el prin­ci­pian­te al más avan­za­do. Los mis­mos be­ne­fi­cios del Pi­la­tes (fle­xi­bi­li­dad, re­sis­ten­cia, re­la­ja­ción y con­trol del sue­lo pél­vi­co) con el fac­tor aña­di­do del es­fuer­zo ex­tra.

Sin sa­lir de ca­sa

Las ban­das y go­mas elás­ti­cas son una al­ter­na­ti­va per­fec­ta pa­ra po­ner­se en for­ma en ca­sa sin te­ner que ha­cer si­tio a man­cuer­nas o ban­cos de ab­do­mi­na- les. En la Red pue­des en­con­trar ba­jo la bús­que­da “ejer­ci­cios con elás­ti­cos” un mon­tón de di­rec­cio­nes con ví­deos ex­pli­ca­ti­vos pa­ra se­guir has­ta que te ha­gas a la ru­ti­na y te sal­gan de for­ma na­tu­ral. Es­te en­tre­na­mien­to fun­cio­na es­pe­cial­men­te bien a la ho­ra de to­ni­fi­car y re­afir­mar el pe­cho, la es­pal­da, los bra­zos, los hom­bros y las pier­nas. Si eres nue­va, es im­por­tan­te que te to­mes tu tiem­po con ca­da mo­vi­mien­to y per­fec­cio­nes la for­ma de aga­rre y su­je­ción de las go­mas. Co­men­zar con una se­rie de 8 a 16 re­pe­ti­cio­nes de ca­da ejer­ci­cio, con una ban­da de re­sis­ten­cia li­ge­ra o me­dia se­rá más que su­fi­cien­te. Un pro­gra­ma que al­can­ce to­das las zo­nas de tu anato­mía no te lle­va­rá más de 30 mi­nu­tos dia­rios. Com­pro­ba­rás que pa­ra ca­da mo­vi­mien­to se su­gie­ren dis­tin­tos ni­ve­les de ban­da -li­ge­ra, me­dia­na o pe­sa­da-.

Ro­ja, ver­de, ama­ri­lla o azul. El co­lor de la go­ma no es un ca­pri­cho del fa­bri­can­te y res­pon­de a los ni­ve­les de re­sis­ten­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.