CE­BO­LLAS y fa­mi­lia

Ade­re­zan y con­di­men­tan la ma­yo­ría de nues­tros pla­tos. Co­no­ce sus va­lo­res y di­fe­ren­cias pa­ra dar­les el me­jor uso.

Mia Yo Cocino - - SUMARIO -

To­das se ca­rac­te­ri­zan por su ba­jo apor­te ca­ló­ri­co y por ser ri­cas en agua. De­ri­van de com­pues­tos de azu­fre -be­ne­fi­cio­sos pa­ra la sa­lud- y con­tie­nen mu­cha fi­bra, mi­ne­ra­les y vitaminas. Cha­lo­ta. Tam­bién se la co­no­ce con el nom­bre de es­ca­lo­nia de­bi­do a que se cul­ti­va­ba mu­cho en As­ca­lón, ciu­dad is­rae­lí. La más po­pu­lar es la alar­ga­da, pe­ro hay dos va­rie­da­des más: re­don­da, co­mo la ce­bo­lla, y pe­que­ña y re­don­da con ta­llo fino. Su sa­bor es bas­tan­te más sua­ve que el de sus 'fa­mi­lia­res' (pi­can­te, pe­ro con cierto dul­zor). Ce­bo­lla. De la blan­ca a la mo­ra­da, pa­san­do por la ama­ri­lla azu­fre, de­be es­tar bien pro­te­gi­da por su piel ma­rrón. Ri­ca en fós­fo­ro, azu­fre y vitaminas Ay E, es an­ti­oxi­dan­te. Si la eli­ges tier­na, de­bes te­ner pre­sen­te que los ta­llos han de es­tar ter­sos y ver­des. Ce­bo­lle­ta. Va­lio­sa fuen­te de an­ti­oxi­dan­tes y fi­bra, se ad­quie­re en ma­no­jos y, en su elec­ción, es im­pres­cin­di­ble el aro­ma. Su ta­llo ver­de, muy pi­ca­do, pue­de em­plear­se co­mo con­di­men­to y tam­bién co­mo in­gre­dien­te pa­ra de­co­rar los pla­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.