TEST XL CROSS

KA­WA­SA­KI KX 450 9.399 €

Moto Verde - - SUMARIO -

Ka­wa­sa­ki KX 450 2019. Acer­ta­da re­no­va­ción.

La KX 450 ha aca­pa­ra­do gran pro­ta­go­nis­mo en­tre las cross de 2019 des­de el mis­mo anun­cio de su am­plia re­no­va­ción, gra­cias a so­lu­cio­nes nun­ca vis­tas en las má­qui­nas de Ka­wa­sa­ki. El in­te­rés lle­gó a con­ver­tir­se en re­vue­lo, por las bue­nas crí­ti­cas re­ci­bi­das tras la pre­sen­ta­ción in­ter­na­cio­nal. Mo­men­to, por fin, de sa­ber si la nue­va bestia ver­de cum­ple o no to­da la ex­pec­ta­ción ge­ne­ra­da.

Re­sul­ta cu­rio­so ver có­mo, ca­da vez que la nue­va cam­pa­ña cros­se­ra se re­se­tea con el anun­cio de los nue­vos mo­de­los, al­gu­nos de ellos con­si­guen cap­tar más aten­ción que otros. In­clu­so, cuan­do a prio­ri la pro­fun­di­dad de la re­no­va­ción o la can­ti­dad de no­ve­da­des son pa­re­ci­das. Es­te año, sin du­da, la ex­pec­ta­ción ha re­caí­do es­pe­cial­men­te so­bre la KXF 450, pe­se a com­par­tir año de re­no­va­ción con otros mo­de­los im­por­tan­tes co­mo la YZF 250 ’19, o las ga­mas KTM y Husq­var­na. Pero tras las res­pec­ti­vas pre­sen­ta­cio­nes de to­das las «19», os ase­gu­ra­mos que no­so­tros mis­mos re­ci­bi­mos nu­me­ro­sas lla­ma­das de pi­lo­tos, afi­cio­na­dos, co­la­bo­ra­do­res, pre­pa­ra­do­res y con­ce­sio­na­rios pre­gun­tán­do­nos si la nue­va KX iba tan bien co­mo pa­re­cía. Más que por nin­gu­na otra.

DE­CI­SIÓN PO­PU­LAR

La ex­pec­ta­ción no es pa­ra me­nos, por­que por cam­biar, en la ver­de ha cam­bia­do has­ta el nom­bre, que se des­pren­de de la F pa­ra que­dar­se en KX «a se­cas».Las me­jo­ras ci­clo afec­tan di­rec­ta­men­te al bas­ti­dor, de si­mi­lar di­se­ño y geometría, pero con va­ria­cio­nes en la pi­pa de di­rec­ción y la zo­na del eje del bas­cu­lan­te, pa­ra au­men­tar la ri­gi­dez. Tam­bién se han re­di­se­ña­do los so­por­tes del mo­tor pa­ra que la me­cá­ni­ca «co­la­bo­re» más que an­tes en el apor­te de ri­gi­dez al con­jun­to. La cuna del cha­sis pre­sen­ta un sin­gu­lar per­fil plano en la par­te su­pe­rior, con el fin de ob­te­ner más es­pa­cio pa­ra ba­jar la ubi­ca­ción de la me­cá­ni­ca -por­que la nue­va cu­la­ta es más al­ta-. No se li­bran de los cam­bios el sub­cha­sis y el bas­cu­lan­te, con igua­les for­mas que el an­te­rior pero con me­nor sec­ción.

La nue­va ca­rro­ce­ría de la KX 450 emu­la las for­mas de la an­te­rior, pero el nue­vo de­pó­si­to re­sul­ta 20 mm. más plano en la par­te de­lan­te­ra -gra­cias a una bom­ba de ga­so­li­na más pe­que­ña- y los ale­ti­nes del ra­dia­dor pre­sen­tan una fi­gu­ra más es­bel­ta, con es­tu­dia­da cur­va­tu­ra en el ex­tre­mo pa­ra im­pe­dir que las bo­tas se en­gan­chen al sa­car el pie en las cur­vas -ade­más in­cor­po­ran ad­he­si­vos «in mould»-. Los fre­nos re­ci­ben nue­vas bom­bas, y un dis­co tra­se­ro más gran­de, con 250 mm. de diá­me­tro -an­tes, 240-. Las sus­pen­sio­nes tam­bién aca­pa­ran gran pro­ta­go­nis­mo, con el es­treno de la afa­ma­da Sho­wa de 49 mm., con mue­lles en ace­ro, sis­te­ma hi­dráu­li­co ti­po «kit A» y tra­ta­mien­to an­ti­fric­ción en las ba­rras. In­clu­so, el in­te­rior de las bo­te­llas cuen­tan con tra­ta­mien­to de su­per­fi­cies, pero en el in­te­rior, de­no­mi­na­do Dim­plush -a ba­se de kas­hi­ma-, que se­gún Sho­wa ge­ne­ra una su­per­fi­cie ru­go­sa que re­tie­ne me­jor el acei­te pa­ra pre­ve­nir el des­gas­te y ob­te­ner un des­li­zar más sua­ve. «Pa­ra los in­ge­nie­ros de Ka­wa­sa­ki la hor­qui­lla neu­má­ti­ca su­po­nía cier­tas ven­ta­jas, aun­que la pues­ta a pun­to era com­ple­ja y los usua­rios no se adap­ta­ban. Su opi­nión ha si­do de­ci­si­va pa­ra vol­ver a los mue­lles, que apor­tan un me­jor tac­to ini­cial» , nos ex­pli­ca­ba en tie­rras sue­cas el bri­tá­ni­co Mar­tin Lam­bert el pa­sa­do mes de ju­nio. El amor­ti­gua­dor tra­se­ro tam­bién es de nue­va fac­tu­ra, así co­mo las bie­le­tas y el eje de la rue­da de­lan­te­ra, que pre­sen­ta un ma­yor diá­me­tro pa­ra re­du­cir pe­so sin per­der ri­gi­dez.

El mo­tor cam­bia to­da­vía más que la ci­clís­ti­ca, em­pe­zan­do por la re­no­va­ción de los cár­te­res, con el fin de adop­tar el nue­vo arran­que eléc­tri­co, el em­bra­gue hi­dráu­li­co y los nue­vos com­po­nen­tes del gru­po tér­mi­co. És­te re­ci­be nue­vo pis­tón, ci­güe­ñal con dis­tin­ta iner­cia y bie­la con co­ji­ne­tes en ca­be­za, en lu­gar de ro­da­mien­tos de bo­las, lo que re­du­ce las pér­di­das por fric­ción. No obs­tan­te, lo más in­tere­san­te ha pa­sa­do en la cu­la­ta, que es­tre­na dis­tri­bu­ción me­dian­te ba­lan­ci­nes, he­ren­cia de la ex­pe­rien­cia de Ka­wa­sa­ki en el Mun­dial de Su­per­bi­kes –lo do­mi­nan en los úl­ti­mos años-. El uso de ba­lan­ci­nes ha per­mi­ti­do di­se­ñar unos ár­bo­les de le­vas más ra­di­ca­les e ins­ta­lar vál­vu­las más gran­des. La me­jo­ra en la efi­cien­cia de los ga­ses se com­ple­ta con unos con­duc­tos más rec­tos y des­cen­den­tes, un cuer­po de in­yec­ción más gran­de -44 mm-, un fil­tro de ai­re de me­nor es­pe­sor y un nue­vo es­ca­pe. El cuer­po de in­yec­ción, por cier­to, cuen­ta con una ma­ri­po­sa de ga­ses que aho­ra gi­ra al re­vés de lo tra­di­cio­nal, abrién­do­se pri­me­ro por la par­te su­pe­rior. Por úl­ti­mo, se ha re­vi­sa­do el ac­cio­na­mien­to del cam­bio.

EM­PA­TÍA

Nos he­mos ex­pla­ya­do sin re­pa­ros con las no­ve­da­des por­que, co­mo ha­béis vis­to, hay de­ta­lles de gran in­te­rés, pero no os de­ses­pe­réis más, que pa­sa­mos ya a la ac­ción. An­tes, acla­rar que he­mos con­ta­do con un co­la­bo­ra­dor es­pe­cial, el pi­lo­to ma­dri­le­ño Víc­tor Mar­tín, gran co­no­ci­do en la zo­na cen­tro del país, por­que lle­va to­da la vi­da com­pi­tien­do en múl­ti­ples cer­tá­me­nes, tam­bién en el Cam­peo­na­to de Es­pa­ña y, úl­ti­ma­men­te, en el de Por­tu­gal. Más im­por­tan­te que eso, pa­ra el ca­so de nues­tra pro­ta­go­nis­ta, es que Mar­tín re­sul­ta un ex­per­to co­no­ce­dor de las má­qui­nas ver­de, tras ha­ber te­ni­do ¡más de una vein­te­na de Ka­wa­sa­ki en los úl­ti­mos diez años! Des­de su pri­me­ra KX 80, has­ta las KXF 250 y 450 de ca­si to­dos los años, a ve­ces has­ta dos por temporada, y to­das com­pra­das, nin­gu­na re­ga­la­da… Es­tá cla­ro que Víc­tor es un pi­lo­to «Ka­wa 100x100».

En ge­ne­ral, nues­tra in­vi­ta­da des­ta­ca por su al­ta em­pa­tía, pues se tra­ta de una mo­to có­mo­da, agra­da­ble, bon­da­do­sa y que, des­de el prin­ci­pio, con­ven­ce a quien la pi­lo­ta y le in­tro­du­ce la adicción de que­rer ro­dar más y más con ella. Su­ce­de in­clu­so na­da más su­bir­nos, por un pues­to de man­dos que nos pa­re­ce más que fa­bu­lo­so. La KX pue­de pre­su­mir de ofre­cer la me­jor er­go­no­mía de las 450 ac­tua­les, gra­cias a un con­jun­to muy es­tre­cho, pero con ade­cua­do apo­yo pa­ra las pier­nas, así co­mo un asien­to y de­pó­si­to pla­ní­si­mos que nos per­mi­ten sen­tar­nos prác­ti­ca­men­te en el ma­ni­llar. La li­ber­tad de mo­vi­mien­to es má­xi­ma, y las nue­vas es­tri­be­ras tam­bién con­si­guen una ma­yor su­per­fi­cie de apo­yo, si bien tam­bién hay co­sas a me­jo­rar… A nin­guno de los pro­ba­do­res les ha gus­ta­do el ma­ni­llar, de ex­ce­si­va al­tu­ra, por su di­se­ño pro­pio y tam­bién por el de las to­rre­tas. Tam­po­co con­ven­cen las ma­ne­tas, es­pe­cial­men­te la del freno, por­que re­sul­ta ex­ce­si­va­men­te fi­na, sin buen apo­yo. Mu­cho me­jor, la de em­bra­gue, que ade­más plan­tea un ac­cio­na­mien­to muy bueno, de tac­to blan­do, pre­ci­so y cons­tan­te du­ran­te ho­ras de uso. Nin­gu­na crí­ti­ca se me­re­ce el sis­te­ma de arran­que eléc­tri­co, efec­ti­vo y rá­pi­do en to­das las cir­cuns­tan­cias.

Uno de los apar­ta­dos con el que los pro­pie­ta­rios de las an­te­rio­res KXF 450 se sen­ti­rán co­mo en ca­sa lo en­con­tra­mos en el ta­lan­te del bas­ti­dor. La MX1 ver­de si­gue apos­tan­do por una es­ta­bi­li­dad en rec­ta a prue­ba de terremotos, aun­que en la ver­sión 2019 se ha ade­re­za­do con un me­jo­ra­do tra­to en las cur­vas, gra­cias a cier­tos re­to­ques. En pri­mer lu­gar, y re­cu­pe­ran­do mo­men­tá­nea­men­te la con­fi­gu­ra­ción del pues­to de man­dos, la nue­va Ka­wa di­si­mu­la su efec­to «chop­per » con un asien­to más ele­va­do en la par­te tra­se­ra, que nos de­ja el tra­se­ro me­nos hun­di­do que an­tes. Es una si­tua­ción que de­tec­tan in­me­dia­ta­men­te los co­no­ce­do­res del an­te­rior mo­de­lo, lle­gan­do a pen­sar que el SAG del amor­ti­gua­dor es de­ma­sia­do cor­to, cuan­do real­men­te es­tá en los va­lo­res ade­cua­dos (39/107 mm.) Ade­más, el nue­vo amor­ti­gua­dor man­tie­ne su ten­den­cia a aga­char­se con fa­ci­li­dad, por lo que la po­si­ción más «ata­ca­da» se de­be a las for­mas del nue­vo sub­cha­sis.

Co­mo de­cía­mos, la KX trans­mi­te un aplo­mo fan­tás­ti­co en el tren de­lan­te­ro, que in­vi­ta a man­te­ner el gas abier­to en las rec­tas más ve­lo­ces y ro­tas al sa­ber que la mo­to va a se­guir siem­pre la tra­yec­to­ria rec­ta. Mis­ma con­fian­za, con la que per­mi­te apu­rar fre­na­das has­ta el úl­ti­mo mo­men­to, y ace­le­rar cuan­to an­tes a la sa­li­da de los vi­ra­jes sin

te­mor a pa­sar por en­ci­ma de los ba­ches con la mo­to to­da­vía in­cli­na­da o me­dio cru­za­da. Por es­te cha­sis pon­dría­mos la mano en el fue­go.

No obs­tan­te, la im­per­tur­ba­ble es­ta­bi­li­dad del tren de mer­can­cías ver­de no es­tá re­ñi­da con una po­si­ti­va ca­pa­ci­dad pa­ra ca­lle­jear cual tran­vía por es­qui­nas an­gos­tas. Es cier­to que no re­sul­ta tan rá­pi­da de in­cli­nar co­mo las más ági­les de su cla­se, de­bi­do en par­te a que la nue­va ver­sión ha ga­na­do un ki­lo y pi­co con res­pec­to al mo­de­lo an­te­rior, has­ta los 106 ki­los en va­cío. Fi­jaos que la KX no se sien­te en ac­ción más li­ge­ra que la CRF y la YZF, pe­se a que en reali­dad si­gue sien­do la 450 ja­po­ne­sa más li­via­na en la bás­cu­la.

Aun con ello, la KX trans­mi­te una ma­ne­ja­bi­li­dad bas­tan­te bon­da­do­sa, mu­cho me­jor que an­ta­ño, que per­mi­te un pa­so por cur­va más efec­ti­vo y apro­ve­cha­ble. Tres fac­to­res con­tri­bu­yen a ello: su cor­ta dis­tan­cia en­tre ejes (1485 mm.), la efi­cien­te er­go­no­mía ya men­cio­na­da y, tam­bién, esa se­gu­ri­dad que trans­mi­te el cha­sis de for­ma ge­ne­ral, que in­vi­ta a «for­zar» las co­sas me­jor que otras mon­tu­ras. Es­tá cla­ro que la ver­de si­gue sien­do más ami­ga de los pe­ral­tes y las tra­za­das am­plias, pero ya no tie­ne «aler­gia» a los án­gu­los in­te­rio­res y las ro­de­ras ce­rra­das. Exi­ge al­go de au­to­ri­dad, pero res­pon­de con dis­ci­pli­na.

Cier­ta­men­te, hay un cuar­to in­gre­dien­te que con­tri­bu­ye a en­sal­zar la agi­li­dad de la Ka­wa 450, y no es otro que la sus­pen­sión de­lan­te­ra. La nue­va Sho­wa ya nos gus­tó mu­cho cuan­do la pro­ba­mos por pri­me­ra vez en Ud­de­va­lla, y si bien aho­ra con la uni­dad de prue­bas en nues­tro te­rreno no nos ha «ma­ra­vi­lla­do» tan­to co­mo en­ton­ces, des­de lue­go que sí ofre­ce un com­por­ta­mien­to de «9» y con un equi­li­brio cla­ra­men­te me­jor que la an­te­rior sus­pen­sión. La fa­ce­ta más des­ta­ca­da es sin du­da la sen­si­bi­li­dad y la sua­vi­dad con la que tra­ba­ja, con un des­li­zar de «ter­cio­pe­lo», sin se­que­dad al­gu­na en nin­gún mo­men­to y has­ta sin no­tar si quie­ra se es­tá mo­vien­do. El con­fort es mag­ní­fi­co, co­mo tam­bién su en­du­re­ci­mien­to pau­la­tino, sin es­tri­den­cias, aun­que en ello tam­bién ra­di­ca su pe­que­ña pe­ga. Su res­pues­ta ge­ne­ral re­sul­ta un po­co blan­da de más, no tan­to por lle­gar a ha­cer to­pes en los saltos, pues és­tos los aguan­ta bas­tan­te bien, sino por­que se va bas­tan­te aba­jo en fre­na­das -por eso el cha­sis gi­ra bien-, y ge­ne­ra bas­tan­te trans­fe­ren­cia de pe­so. Su con­fort y sen­si­bi­li­dad en zo­na de cur­vas es mag­ní­fi­ca, pero los pi­lo­tos de más ni­vel echa­rán en fal­ta ma­yor aguan­te -un mue­lle más du­ro ven­dría bien- y un set­ting hi­dráu­li­co más ce­rra­do. En nues­tro ca­so, en­con­tra­mos el com­por­ta­mien­to que más nos gus­ta­ba ce­rran­do a 12 clics el tor­ni­llo de com­pre­sión -14 de se­rie-, y a 11 el de re­bo­te -12, de se­rie-. El re­gla­je de ex­ten­sión, por cier­to, re­sul­ta bas­tan­te crí­ti­co, pues un clic se no­ta mu­cho, pero hay ran­go vá­li­do de 4 o 5, pues fue­ra de ese aba­ni­co la res­pues­ta em­peo­ra mu­cho, e in­clu­so pa­re­ce que afec­ta al re­co­rri­do de com­pre­sión.

Qui­zá aquí con­vie­ne ha­cer memoria pa­ra re­cor­dar que la KX 450 ‘19 es la cuar­ta mo­to que em­plea la Sho­wa de «49», des­pués de la CRF 450, la RMZ 450 y la CRF 250. La dos pri­me­ras apor­ta­ban un tac­to al­go du­ro de más, jus­to lo con­tra­rio que la CRF 250, con la que se ali­nea la res­pues­ta de la KX. Por to­do ello, que­da cla­ro que una hor­qui­lla «kit A», por mu­cho po­ten­cial que ten­ga, tam­po­co es la pa­na­cea si la pues­ta a pun­to ori­gi­nal no es­tá com­pen­sa­da. Per­so­nal­men­te, es­ta Sho­wa nos pa­re­ce me­jor hor­qui­lla que la SFF, la TAC y la PSF, pero su pues­ta a pun­to de se­rie no nos pa­re­ce tan lo­gra­da co­mo la

de la KYB SSS de las YZF, ni tam­po­co me­jor que las WP AER de KTM y HVA -con és­ta di­ría­mos que es­tá prác­ti­ca­men­te igua­la­da-.

El amor­ti­gua­dor tra­se­ro tam­bién mar­ca una sen­si­ble me­jo­ra con res­pec­to al an­te­rior ma­te­rial, que pe­ca­ba de fal­ta de so­li­dez y len­ti­tud de re­bo­te. La nue­va pie­za man­tie­ne al­go de aquél ca­rác­ter, pero ate­nua­do, con ma­yor aguan­te en com­pre­sión y no tan «dor­mi­do» en ex­ten­sión. En su ca­so, no­so­tros en­con­tra­mos un com­pro­mi­so muy bueno al ce­rrar 3 clics la com­pre­sión de ba­ja ve­lo­ci­dad -has­ta 15-, abrir 1 de re­bo­te -13- y man­te­ner la com­pre­sión de al­ta de se­rie, que no por ca­sua­li­dad ya vie­ne bas­tan­te ce­rra­da -1,25 vuel­tas-. El apar­ta­do que sí se ha sol­ven­ta­do por com­ple­to, y fal­ta ha­cía, es el de los fre­nos, pues la nue­va bom­ba de­lan­te­ra con­si­gue un tac­to más pre­ci­so y do­si­fi­ca­ble, mien­tras que el tra­se­ro ya no pre­sen­ta tan­to «fa­ding» co­mo an­tes, aun­que aho­ra re­sul­ta un po­co agre­si­vo.

PRE­CI­SIÓN

El mo­tor de nues­tra pro­ta­go­nis­ta es lo que mar­ca un ma­yor cam­bio de ta­lan­te con res­pec­to al mo­de­lo an­te­rior, que se ca­rac­te­ri­za­ba por un gol­pe de gas lle­ní­si­mo, se­gui­do de un me­dio ré­gi­men po­de­ro­so y una es­ti­ra­da bas­tan­te bre­ve. La nue­va Ka­wa po­see un mo­tor más ale­gre, am­plio y ver­sá­til, que man­tie­ne una res­pues­ta so­ber­bia a bajo ré­gi­men. La en­tre­ga es só­li­da prác­ti­ca­men­te des­de el ra­len­tí, con mu­cha fa­ci­li­dad pa­ra em­pu­jar la ter­ce­ra mar­cha con sol­ven­cia, efi­ca­cia y con­tun­den­cia, pero sin caer en una agre­si­vi­dad ex­ce­si­va. En par­te, es gra­cias al soberbio tac­to de ace­le­ra­dor que pre­sen­ta la 450 ver­de, fa­ce­ta por la que ya des­ta­ca­ban los mo­de­los an­te­rio­res, pero en la KX ’19 se ha afi­na­do más que nun­ca. Sin re­tar­dos, ni vio­len­cia, ni im­pre­ci­sio­nes. El mo­tor reacciona siem­pre tal y co­mo es­pe­ra­mos: con sua­vi­dad si que­re­mos, pero tam­bién con ma­la le­che si es lo que ha­ce fal­ta. La co­ne­xión en­tre la mano de­re­cha y la rue­da tra­se­ra pa­re­ce una cues­tión de te­le­pa­tía.

Las no­ve­da­des del nue­vo mo­tor se pro­du­cen a par­tir de ahí, pues la ga­ma me­dia de re­vo­lu­cio­nes plan­tea aho­ra una ca­ra más sua­ve y apro­ve­cha­ble. Apor­ta una sen­sa­ción cu­rio­sa, pues se apre­cia que el mo­tor sube de vuel­tas con más ale­gría, pero los ca­ba­llos pa­re­cen más cal­ma­dos y or­de­na­dos, co­mo si la elec­tró­ni­ca los es­tu­vie­ra «su­je­tan­do». Una per­cep­ción que co­bra to­do el sen­ti­do una vez en la tran­si­ción de me­dios a al­tos, pues ahí que­da cla­ro que se da rien­da suel­ta a la ca­ba­lle­ría y és­ta afron­ta una car­ga fi­nal muy su­ge­ren­te, efi­caz y di­ver­ti­da. Tam­po­co lle­ga a igua­lar a las 450 más «es­tra­tos­fé­ri­cas» de la ac­tua­li­dad -CRF, FC, SXF e YZF-, pero arri­ba co­rre cla­ra­men­te más que el mo­de­lo an­te­rior. No por­que es­ti­re más de vuel­tas sino por man­te­ner la ca­ba­lle­ría en auge du­ran­te más tiem­po.

En el cir­cui­to, se agra­de­ce mu­cho es­te com­por­ta­mien­to, pues la ver­de pro­po­ne una ban­da de po­ten­cia apro­ve­cha­ble muy am­plia y sin ape­nas fla­que­zas. Al­gu­nos pi­lo­tos pue­den echar en fal­ta al­go más de con­tun­den­cia en el me­dio ré­gi­men, pero en­con­tra­rán fá­cil so­lu­ción con los otros dos ma­pas que ofre­ce la KX 450, gra­cias al mis­mo sis­te­ma de co­nec­to­res que an­tes, con la úni­ca no­ve­dad de po­der cam­biar­los sin te­ner que apa­gar el mo­tor. El co­nec­tor blan­co es­tá pen­sa­do pa­ra te­rreno blan­do o pe­sa­do, y apor­ta una en­tre­ga más di­rec­ta en ba­jos y me­dios. El co­nec­tor ne­gro es in­clu­so más cu­rio­so, que en prin­ci­pio es pa­ra te­rreno du­ro y des­li­zan­te, por lo que en teo­ría de­be­ría con­se­guir una en­tre­ga más dó­cil. En la prác­ti­ca, es ver­dad que el pri­mer gol­pe de gas re­sul­ta más sua­ve que el de se­rie, pero en la ga­ma me­dia el empuje pa­re­ce más con­ti­nuo y no tan dul­ce. Ca­si pa­re­ce más po­ten­te en me­dios, pero, co­mo po­déis ob­ser­var en los da­tos de la má­qui­na de la ver­dad, el Ban­co de Po­ten­cia, es jus­to lo con­tra­rio. En cual­quier ca­so, y aun­que se echa en fal­ta un bo­tón en el ma­ni­llar pa­ra cam­biar de ma­pa en mar­cha, al me­nos se agra­de­ce que los tres dis­po­ni­bles «en di­fe­ri­do» sean cla­ra­men­te di­fe­ren­tes. La úl­ti­ma ale­gría que la apor­ta la ca­ja de cam­bios, con un ac­cio­na­mien­to más sua­ve, pre­ci­so y rá­pi­do. MV M. A.L . Fotos: JUAN SANZ. Co­la­bo­ran: VÍC­TOR MAR­TÍN Y CIR­CUI­TO DE SE­VI­LLA LA NUE­VA.

Ka­wa­sa­ki man­tie­ne en ofer­ta su KX FI Ca­li­bra­tion Kit, que per­mi­te cam­biar los ma­pas del mo­tor y per­so­na­li­zar­los con gran pre­ci­sión y de­ta­lle. Se tra­ta de un ac­ce­so­rio que cues­ta 476 € más IVA.El ac­ce­so al fil­tro de ai­re se rea­li­za aho­ra por un la­te­ral, de­bien­do re­ti­rar el por­ta­nú­me­ros. El so­por­te tie­ne una po­si­ción fi­ja, sin lu­gar a erro­res, aun­que el hue­co no es muy hol­ga­do.La KX ©19 es­tre­na un nue­vo cuer­po de in­yec­ción, de 44 mm. de diá­me­tro, con di­fe­ren­te in­yec­tor y una ma­ri­po­sa que ro­ta al re­vés de lo con­ven­cio­nal, abrién­do­se pri­me­ro de arri­ba.

La con­fian­za que trans­mi­te el bas­ti­dor y el efi­cien­te pues­to de man­dos ayu­dan a me­jo­rar la efi­ca­cia en cur­va.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.